El PP deja de ser un partido caprino

El Partido Popular ha vivido una época dorada en lo electoral en muchas regiones y municipios. Daba igual lo que sucediese e incluso los que conformaran la lista de candidatos, era irrelevante que la deuda de las administraciones subiera o que los contratos por los servicios públicos costasen diez más que la gestión directa.

Cualquier circunstancia o acontecimiento les era favorable a los populares: una cosa les beneficiaba a ellos y su contraria también. Ese continuo y, a veces, inexplicable ascenso del PP destrozaba sistemáticamente a la oposición, la cual no sabía cuál era su fondo y se disolvía en las luchas intestinas inherentes a cuando la derrota electoral es convierte en costumbre.

Los conservadores nunca pensaron que la mayoría de los españoles adoptaran conceptos críticos con el modelo especulativo sobre el que se ha sostenido la política económica del PP.

Pero lo que estaba fuera de toda previsión de los estrategas del PP era que la apoliticidad ciudadana se desvaneciera y la política, aunque despreciada en muchas ocasiones, comenzase a interesar a los ciudadanos.

Y finalmente el Partido Popular ha jugado a sacar lustre de unos datos macroeconómicos que hieren aún más a los millones de españoles que padecen las consecuencias de la crisis económica.

Mintieron con la crisis afirmando que era responsabilidad exclusiva del Presidente Rodríguez Zapatero, de forma que el simple cambio de gobierno conllevaría una mejora inmediata de la Economía. Mintieron y nuevamente pagan sus mentiras.

El Partido Popular he perdido el encanto para sus fieles votantes en las locales y autonómicas. En adelante no va a ganar independientemente de su gestión, presentando a imputados que incluso han estado en prisión preventiva, no va a subir en votos porque sí y los ciudadanos van a comenzar a ser exigentes con ellos y más ahora.

Desde 1995 le era de aplicación al PP en muchos territorios la “Teoría de la Cabra”, según la cual ganaban aunque la lista la encabezase una cabra. En mayo de 2015 el PP ha dejado de ser un partido caprino.

Un comentario en “El PP deja de ser un partido caprino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s