Explicando el sistema mayoritario uninominal

Mañana tendremos ese acontecimiento estelar que son las elecciones parlamentarias en el Reino Unido. 650 escaños que se elegirán en 650 circunscripciones y se lleva el escaño el que tenga más voto, aunque no se acerque ni de lejos a la mitad más uno.

Tradicionalmente este sistema (últimamente no) genera mayorías tremendas para el partido que vence, de modo que un escaso margen de ventaja en el voto implica normalmente un porcentaje mucho mayor de la ventaja en escaños.

Veamos el siguiente ejemplo, donde una diferencia del 2,12% de votos se traduce en una diferencia del 50% de escaños.

SMU1
En algunas ocasiones este sistema ha permitido que el partido que haya obtenido un mayor número de votos no sea el que tenga el mayor número de escaños. En resultados ajustados, como el anterior, es posible (como cuando el voto está muy concentrado territorialmente), de forma que transfiriendo mil votos en el Distrito 3 del Partido A al B, no se altera el resultado en escaños, pero el Partido B es el más votado.

SMU2
Recordemos un caso célebre en el que esto se dio: las elecciones de 1951.

UK1951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s