Objetivo San Telmo (XV): Confederación de alcaldes

El único líder regional que ha tenido el PP de Andalucía ha sido Javier Arenas. No es buen político, pero ha sido el único que ha sabido trascender las ciudades y las provincias de los conservadores andaluces para ser un poco de todos.

El Partido Popular lo ha hecho electoralmente muy bien en los núcleos más poblados. Con la excepción de Dos Hermanas, gobierna todas las ciudades con más de cien mil habitantes. Buena parte de su éxito ha residido en gastar los ingresos urbanísticos y en gestionar un “localismo de campanario” que se centra en el rechazo al de la provincia de al lado.

Los alcaldes del PP se presentan ante sus ciudadanos como una especies de procuradores de recursos ante la administración autonómica. Y como todos sabemos que hay una suma cero en esto, lo que yo me llevo no se lo lleva otro, lo principal es lo que se obtenga para cada cual, no la existencia de ideas y proyectos que sobrepasen lo municipal o lo provincial.

Es por ello la tremenda contrariedad que le ha supuesto al Partido Popular de Andalucía que los alcaldes no puedan compatibilizar el puesto municipal con ser diputados autonómicos.

Los alcaldes son un estupendo banderín de enganche para las autonómicas, sobre todo para el votante que vota PP en las locales pero que no le convence en las autonómicas. En vez de darle un argumento de dimensión regional, se le potencia el localismo con aquello de que es mejor para el municipio que el alcalde sea diputado autonómico que solamente sea alcalde.

Desde fuera de Andalucía hay teorías de todo tipo para explicar la permanencia del PSOE en el gobierno autonómico desde el inicio de la autonomía. Como siempre que se da estas situaciones hegemónicas no hay que mirar solamente al que gana, sino también al que pierde, que puede que sea la principal causa.

Un proyecto regional no es agregado de intereses locales o provinciales, que normalmente luchan los unos contra los otros. Un proyecto regional es la articulación de estos intereses, matizándolos y modificándolos, para alcanzar objetivos que trascienden lo local o lo provincial.

Hasta que el PP de Andalucía no deje de ser, entre otras cosas, una confederación del alcaldes para convertirse en un partido político no tendrá ninguna opción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s