Gobernar sin el apoyo del 70% de los votantes

Pese a la volatilidad que registran todas las encuestas y al alto número de indecisos, hay un trazo común en ellas: la izquierda, sumadas sus múltiples formaciones, puede alcanzar los dos tercios de los votos en las próximas Elecciones Generales.

La estrategia del PP pasaba y pasa por fragmentar el voto de izquierda entre PSOE, Podemos e IU, más los partidos nacionalistas y regionalistas, para beneficiándose de sus fieles bases en las muchísimas circunscripciones pequeñas mantenerse como la minoría más grande y reclamar el derecho a seguir gobernando España.

Nuestro sistema electoral, proporcional en la circunscripción, produce efectos mayoritarios dado el gran número de circunscripciones, de forma que conseguir victorias en muchas de ellas (aunque el número de votos esté lejos de una mayoría de los votantes) puede llevar a acumular una ventaja importante.

Si la suma de la izquierda alcanza los dos tercios y el resto de los partidos de derecha tampoco apoyan al PP, Rajoy puede pretender ser el Presidente al que no quieren expresamente y con un papeleta en una urna el 70% de los votantes. Si consiguiera esa investidura, sería no sólo una vergüenza, sino el definitivo derribo del sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s