Renunciar a un premio

El músico y musicólogo Jordi Savall ha renunciado al Premio Nacional de Música como expresión de su profunda disconformidad con la política cultural seguida por el Ministerio que desgobierna JoséIgnacio Wert.

La decisión de Savall merece todo el respeto, pero no estoy de acuerdo con ella.

En primer lugar no se me ocurre nadie que merezca ese premio más que el musicólogo catalán, de manera que el Ministerio no le regala ni le concede nada, le reconoce que es algo bien distinto y que, además, no es graciable sino un deber.

En segundo lugar porque soy de la opinión que las cosas hay que decirlas a la cara y que Jordi Savall tendría que haberle dicho a Wert lo que piensa de su política cultural durante el acto de entrega, como hicieron esos alumnos de Bachillerato al recoger los premios a los mejores expedientes.

En todo caso la decisión es suya y él habrá juzgado lo que sería mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s