Planeamiento urbanístico y participación ciudadana

Ada Colau, candidata a la Alcaldía de Barcelona, ha dicho que desde Guanyem “proponemos que los planes urbanísticos tengan que ser aprobados por los vecinos afectados”. Queda bonito, muy de estos tiempos de exasperación de la participación frente a la representación y de sucesivos gobiernos de la derecha, pero creo que es pertinente algún comentario a la propuesta.

En primer lugar los de Guanyem debería indicar si se refieren a algunos planes, a todos o a determinadas decisiones dentro del planeamiento urbanístico. Si se refieren a todos los planes, desde los generales hasta los parciales pasando por los de reforma interior, deberían ser sometidos a refrendo popular.

No es mala idea, dentro de los parámetros ultrarrepresentativos en los que los de Guanyem se mueven, pero dudo que más de tres de ellos hayan leído nunca un plan. Es algo horroroso, lleno de cuestiones técnicas propias de ingenieros y arquitectos, por no mencionar los obvios tecnicismos jurídicos. Pero bueno, suponemos que en la Barcelona de Guanyem todo el mundo dejará de ver la televisión, salir a cenar o de copas, ir a ver al Barça o al Espanyol para leerse con todo detenimiento el nuevo plan general.

Ahora parémosnos en que el Ayuntamiento quiere reformar una zona completamente. La ejecución del plan conlleva, como en muchas ocasiones ha ocurrido, la expropiación, indemnización y realojo de los vecinos que allí viven. Como los afectados, en este caso, los que van a ser los expropiados tienen que aprobar la norma que les afecta, ellos son los que les van a poner el precio que quieran a sus viviendas, locales, solares o plazas de aparcamiento.

La actual legalidad urbanística prevé información pública y alegaciones de los ciudadanos en el trámite de los proyectos de planes y en sus modificaciones. Debe ser desde Guanyem han detectado que son miles los ciudadanos que piden copias de los proyectos y que presentan alegaciones que el siguiente paso lógico es darles la decisión final. Esa misma legalidad nos considera que todos tenemos un interés legítimo en cuestiones urbanísticas y que por tanto podemos recurrir las decisiones: ¿hay que los ciudadanos no hacen otra cosa que recurrir planeamientos sospechosos?

¿Creen en serio desde Guanyem que la aprobación de los vecinos acabaría con la especulación inmobiliaria a través del planeamiento urbanístico, con el enriquecimiento de unos a costa de los demás?

Los vecinos afectados normalmente han estado a favor de las propelías urbanísticas porque las han identificado con el progreso económico, con más y mejores puestos de trabajo, con mayores oportunidades para sus hijos. Por el contrario los que se han opuestos a esos excesos han sido insultados o agredidos (especialmente los ecologistas) o han perdido las elecciones o han sido derrotado con mayor humillación aún. Los ciudadanos tienen oídos muy finos a soluciones fáciles y simples y las que aportan los que promueven oscuridades urbanísticas son de las mejores, porque muchas veces traen dinero rápido.

3 comentarios en “Planeamiento urbanístico y participación ciudadana

  1. El lugar donde vives, su belleza, sus dotaciones, su tamaño, en una palabra: su habitabilidad, es quizá uno de los factores más importantes para vivir bien y ser feliz. Y desde luego mal está dejarlo únicamente en manos de los políticos y de “los expertos”. Quizá yo no sepa hacer mi casa, ni decorarla, pero no por ello me desentenderé del proyecto de reforma de mi vivienda, aprobándolo o rechazándolo en su caso. Así, lo que hago en mi casa, puedo hacerlo también en mi barrio, en mi pueblo o en mi ciudad. No haré el proyecto, pero decidiré si finalmente se lleva a cabo o no, por la sencilla razón que, como en mi casa: YO LO PAGO, en este caso vía impuestos.

    En un viaje a Suiza vi en un bucólico paraje una maqueta a tamaño real de una vivienda unifamiliar estilo rústico. Pregunté que significaba aquello y me contestaron que el propietario del terreno se proponía construir una vivienda y que previamente a obtener los permisos debía realizar la maqueta a tamaño real en el lugar para que todo el mundo pudiera ver como iba a afectar al paisaje y en su caso oponerse a la construcción y que si alguien se oponía con toda seguridad la construcción no se podría hacer. Desconozco si es exactamente así, que baste con que se oponga uno. Pero la maqueta la vi y esa es la explicación que me dieron o que entendí. Y desde luego lo que sí pude comprobar es que Suiza es un país con muy buenas carreteras e infraestructuras (pese a ser alpino) y una gran belleza.

  2. Buenas tardes.

    Hablo como profesional que ha estado involucrado en procesos participados en el marco de Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) en áreas protegidas. Me gustaría recordar que la Unión Europea y otros organismos internacionales recomiendan (y en multitud de casos obligan) la inclusión de la población en el proceso de toma de decisiones en ciertos ámbitos de la planificación territorial.

    Partiendo de esta base, y basándome en mi experiencia profesional, puedo afirmar que los periodos de información pública que fija la legislación son en muchos casos meros trámites administrativos. Como bien indicas en tu escrito los documentos que componene estos planes estan escritos por y para ingenieros, arquitectos etc., con lo cual el conocimiento de éstos (conocimiento real no lo que sectores dicen que pone en el documento) y la realización de aportaciones se suele encuentrar limitada a sectores (o incluso lobbyes) que cuentan con recursos para adaptarse a este entorno técnico.

    Creo que en tu artículo eres demasido extremista. Me explico. No soy partidario de que todas las decisiones sobre el territorio se realicen de manera asamblearia (soy ingeniero y quiero resultados por “deformación profesional”), pero desde mi punto de vista la divulgación de los entresijos de planes y proyectos es en muchos casos inexistente o muy deficiente. Sobre esta base es muy complicado que la población opinie y más teniendo en cuenta lo encorsetado que es el trámite administrativo asociado a los periodos de alegaciones.

    Por esto estoy parcialmente de acuerdo con Ana Colau, ya que pienso que los planes urbanísticos deberían de ser aprobados CON los vecinos afectados partiendo de la base de que estos cuentan con la información suficiente para entender todos los aspectos (positivos y negativos) de las decisisones sobre su entrono.

    Un Saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s