Con rango de Ley

Todos los que hemos estudiado Derecho Administrativo con los magníficos tomos de García de Enterría, actualizados permanentemente por sus discípulos, hemos tomado conciencia de lo peliguado que son las disposiciones reglamentarias con rango de Ley o como se les conoce entre los actos normativos del Estado: el Real Decreto-Ley.

La principal objeción es que el ejercicio de la potestad legislativa por parte del poder ejecutivo enturbia la separación de poderes y solamente sería admisible en casos de “urgente y extraordinaria necesidad”.

Nuestra Constitución, tras una transición política en la que el principal instrumento normativo era el Decreto-Ley, incorporó las salvedades doctrinales y de otras normas constitucionales para hacer de reglamento con rango de Ley algo puramente excepcional y que se justificase por circunstancias tan obvias que fuera incuestionable su uso y la pertinencia de este uso.

Pese a las previsiones constitucionales el gobierno entonces en ejercicio, presidido por Adolfo Suárez, le había cogido gusto al Decreto-Ley y se permitió hasta modificar el Código Penal por esta vía, algo prohibido por la Constitución.

Ninguno de los gobiernos ha renunciado a hacer uso del Decreto-Ley y siempre han encontrado su “extraordinaria y urgente necesidad” para justificarlo. Este uso ha sido consentido por el Tribunal Constitucional ya que ha considerado que la “extraordinaria y urgente necesidad” del artículo 86 CE es generalmente una apreciación del gobierno, de manera que solamente en dos ocasiones han sido declarados inconstitucionales estas normas por falta de título habilitante, que es como se llama a la justificación.

La jurisprudencia constitucional considera que no hay “urgente y extraordinaria necesidad” cuando se emplea el Decreto-Ley para definir un régimen jurídico indefinido, como es el caso a mi entender del régimen del Registro Civil.

El Partido Popular tiene mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, por lo que puede legislar a placer en un tiempo relativamente corto de tiempo y sin admitir enmiendas si a ellos no les parece. El Partido Popular ya ni se molesta en remitir proyectos de Ley, a que estos sean informados por los órganos consultivos del Estado y especialmente por el Consejo de Estado, ni a que haya un mínimo debate parlamentario y social. Ellos se conforman por meter las máximas modificaciones normativas posibles en un solo documento, porque el BOE digital aguanta todo, y convalidar el Real Decreto-Ley rápidamente, no sólo imponiendo hechos que se consumarían de todas formas con su mayoría absoluta, sino cerrando la posibilidad del debate de cada una de las cuestiones.

¿Y quién puede parar esto? El Tribunal Constitucional. Nuestro Tribunal Constitucional hace cosas más propias de un juzgado de primera instancia e instrucción que del guardián del orden constitucional: va viendo los casos por orden de entrada y a veces ni eso, durmiendo normalmente el sueño de los justos. Un Tribunal de esta naturaleza no está sometido al orden de entrada sino a la importancia de los asuntos, de forma que los recursos de inconstitucionalidad y las cuestiones deberían tener preferencia sobre el recurso de amparo y resolverse en cuestión de meses, semanas y en el caso de un Decreto-Ley en días, especialmente la cuestión de si se da o no el título habilitante (y no todo puede justificarse con la crisis).

Una sentencia siete años después no tiene sentido y causa, en el caso de que se declare la inconstitucionalidad, más perjuicio que bien. Un sistema como el nuestro solamente funciona si los controles últimos funcionan.

Un comentario en “Con rango de Ley

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s