Victimismo y reforma sin base

Uno de los tópicos del imaginario victimista del PP y de la derecha española es que los pactos entre formaciones de izquierdas les quitan el poder en muchas ocasiones en un ejercicio antidemocrático, contra la decisión de la mayoría de los ciudadanos.

Este argumento confunde ser el más votado con representar a la mayoría, pero como estamos hablando del PP esto importa poco, porque no hay nada mejor que hablar de algo muy grave, aunque sea falso epistemológica y políticamente, para justificar alguna medida draconiana.

El tema de la elección directa de alcaldes es relativamente nuevo. Ello siempre han mantenido que “debe gobernar el que más votos haya sacado”, pero nunca se han andado con remilgos para pactar con quien fuera necesario para conseguir una alcaldía o lo que fuera menester.

Mal tienen que haber presentado los asesores electorales del PP la situación para las próximas elecciones municipales, para que Rajoy rescate ese asunto. Lo ha rescatado no directamente (que gobierne el más votado), sino a través del procedimiento de elección directa de los alcaldes que alguna vez los socialistas también se habían planteado. Rajoy quiere que sea alcalde el que más voto consiga aunque no sea la mayoría, pero el problema le viene en que no hace falta rechazar de plano su propuesta para darle la vuelta proponiendo una segunda vuelta.

En GS nos hemos entretenido viendo las poblaciones con más de 100.000 habitantes y comprobando quien ganó las elecciones y quien se hizo con la Alcaldía en las últimas municipales como en las de 2003, en la que se registró un descenso fuerte del PP que vaticinaba la derrota en las Generales de 2004.

Alcaldes2011

Entre los sesenta y tres municipios de la muestra en cincuenta y ocho ha gobernado la lista más votada y solamente ha habido cambios en cinco: tres en favor del PSOE (Zaragoza, Vigo y Ourense), uno para Coalición Canaria (Santa Cruz de Tenerife), Oviedo para FAC con el apoyo de los populares y otro para el PP (Telde). No deja de ser curioso que un partido que considera que esto es un elemento fundamental de regeneración democrática realice un comportamiento que considera tan nocivo hasta el punto de tener que derogar la LOREG.

Alcaldes2003
Visto el cuadro de 2003 vemos que los alcaldes que no fueron los más votados fueron aún menos, en un escenario de mayores dificultades para el PP, y se dieron únicamente tres casos. El PSOE pactó con otras fuerzas la alcaldía de León (que perdería al año siguiente por una moción de censura) y el PP consiguió las alcaldías de Jerez de la Frontera y de Telde a pesar de no haber sido la candidatura más votada.

Lo que esta pequeña muestra nos presenta claramente es que si Rajoy decide que sea alcalde el candidato de la lista más votada no es porque haya una gran cantidad de casos que contrarrestar, con razón y sin ella, e igualmente pone de manifiesto que mal tienen que ser los datos que manejan en el PP para que intenten atar por vía legislativa una serie de alcaldías, posiblemente muy importantes, que perderían o que podrían perder con el actual sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s