El peligro de un referendum sobre la sucesión monárquica

Una monarquía adquiere su legitimidad de la tradición y no de las urnas. Cuando una monarquía logra la legitimidad democrática se refuerza, se hace indestructible, no hay forma ni argumento para atacarla.

Grupos y partidos republicanos anda pidiendo un referéndum para decidir sobre la sucesión tras la abdicación del Rey. Esta decisión jurídicamente no se puede tomar por referéndum sino por el diabólico procedimiento agravado de reforma constitucional, pero todos sabemos que esta cuestión no se resuelve según procedimientos jurídicos, sino por medio de decisiones políticas.

Lo peor que le pudiera pasar a los que defienden la opción del referéndum sobre la sucesión es que efectivamente hubiera un referéndum y que ganase la Monarquía, como es de esperar. Tendría otra Monarquía refrendada por un referéndum, como la de Juan Carlos lo fue, en la interpretación monárquica, por el referéndum de 1978.

Las Monarquías no pierden referéndum. Las Monarquías caen.

4 comentarios en “El peligro de un referendum sobre la sucesión monárquica

  1. Lo peor que puede hacer una Monarquía hereditaria para legitimarse es someterse a referendo. Nadie somete a referendo su herencia: La acepta o la repudia. Cuando la tradición se somete a votación queda cuestionada para siempre. Pasa hasta con las fiestas de los pueblos. Como se ponga a votación la fecha ya nunca volverán a celebrarse en su día. Todos los años tendremos votación. Igual con las monarquías, una vez la someto a referendo puedo hacerlo siempre. Las monarquías no caen. Caen los gobiernos, los presidentes, los ministros. La Monarquías se abolen. Generalmente tras sucesos graves, disturbios y sangre.

  2. Es posible, pero la diferencia es importante. Una monarquía puede caer y ser sustituida por otra. La historia de España, desde los visigodos, está llena de pleitos dinásticos en que las distintas facciones pelean por hacer caer a un rey y entronizar a otro, pero a nadie se le pasaba por la cabeza que no hubiese monarquía, hasta bien entrado el siglo XIX. Para que la monarquía, o cualquier otra institución, desaparezca de un ordenamiento jurídico es necesario abolirla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s