El mal menor

El cura de Canena (Jaén) ha querido justificar sus vergonzosas palabras diciendo que él se refería al mal menor, esto es, que es menos malo pegar sin matar que pegar matando. Sin lugar a dudas pegar y no matar es menos malo que terminar matando.

Pero el señor cura de Canena habla de oídas cuando menciona el criterio del mal menor. Este criterio se puede enunciar sintéticamente como que en el caso irremediable de tener que causar un mal se elija la posibilidad que menos mal o menos consecuencias malignas produzca.

Por mucho que me esfuerzo no veo donde se encuentra lo irremediable en pegar a una mujer, donde está la imposibilidad de sencillamente no pegarle. Pegar a una mujer no es irremediable, como emborracharse tampoco lo es, se puede elegir no hacerlo. La consecuencia es que el criterio del mal menor no justifica moralmente la acción que sigue siendo mala, reprobable y por tanto digna de ser evitada y de ser reprendida. Que algo sea menos malo no lo hace bueno, como cree el cura de Canena en sus justas entendederas.

2 comentarios en “El mal menor

  1. Lo que voy a decir se desvía un poco, pero me parece interesante, suscribiendo todo lo que dices, aun así no deja de ser relevante que estemos muchos replicando lo que ha dicho un cura de Canena que al parecer es un pueblecito de unos 2000 habitantes.

    No es que esté despreciando el pueblo en sí, pero este hombre ni siquiera ocupa una posición de peso como podría ser un obispo de una diócesis importante (no es lo mismo la diócesis de Bilbao que la de Cuenca por decirlo así).

    Lo que quiero decir es que los medios y personas de izquierdas (sea en redes sociales, blogs o lo que sea) nos hemos convertido en un altavoz de primera categoría para la ultraderecha.

    En los buenos tiempos en que la vida política era sobre todo debates sobre matrimonio gay y cuestiones así, tipos como Pío Moa se hicieron relativamente famosos pero viéndolo en la distancia ahora creo que los que más tribuna les dimos fuimos los de izquierdas.

    Con casos como el impresentable este de Canena me acuerdo mucho de Gabilondo que en los tiempos de la “caverna” proponía hacer un pacto democrático de silencio informativo en torno a este tipo de declaraciones, porque replicarlas a menudo sólo sirve para aumentar su repercusión y darles una sobredimensión que les beneficia.

    Perdón por el off-topic y el tochazo de comentario que te dejo.

  2. Pues a muchos les parece que el curita está lleno de razón. Denunciar la corrupción es igual a no ser corrupto. No se si hay un mal menor; solo los veo mayores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s