Peñafiel tenía razón

Peñafiel es un clasista. Él considera que dependiendo de la condición social en la que uno ha nacido debe tener un tratamiento y unas oportunidades determinadas. Peñafiel cree que la Monarquía es una institución positiva, que debe existir, y que siendo el cierre de todo el sistema de clases pseudoestamental de nuestro país, debe reflejar esa misma estructura.

Nunca se ha ocultado al rechazar los matrimonios morganáticos de las hijas y del hijos del Rey; siempre ha considerado que debían proceder de familias también regias los destinados a casarse con ellos, porque solamente los que han sido criados de esta forma pueden comprender determinadas cosas, aguantar otras y sonreír siempre.

Esto es, solamente los que se han criados en los palacios coronados saben que los problemas de salud no se pueden tener en un gimnasio durante tu presunto horario laboral (mejor no tener horario); saben que no se organizan fundaciones ni empresas para organizar eventos sobrecosteados, sino que se organizan cenas y se aceptan regalillos o donaciones para una buena obra; conocen que uno no puede querer intimidad y que uno pueda expresar ciertas preferencias; y finalmente están convencidos que si tu pareja regia de pata negra te pone los cuernos debes sonreír y actuar como siempre.

Ninguno de los plebeyos que han entrado en la Familia Real ha estado a la altura. Unos por unas cosas y otros por otras, pero la realidad es que la familia política a lo único que ha ayudado ha sido a hacer más pronunciado el desprestigio de la Monarquía. Muchos dicen que, singularmente Marichalar y Urdangarín, son realmente agentes republicanos encubiertos.

Peñafiel tenía razón en todo, menos en dos cosas, en que la Monarquía no es ni buena ni debe existir.

2 comentarios en “Peñafiel tenía razón

  1. Por mi al Borbón le pueden dar perfectamente una patada en el culo o llevarlo a la guillotina como hicieron con sus primos en Francia. No es un buen rey. Pero, siempre hay algún pero, tengo la sospecha que muchos, sino todos los que atacan a la monarquía española, lo que realmente quieren es atacar y destruir España.

    Por otra parte, con nuestra desprestigiada clase política, tan chanchullera y cortoplacista, miedo da una Jefatura del Estado ejercida por el político de turno. Y más miedo aún si, como es de suponer, no vamos a una República presidencialista, y nuestro Presidente es un figurón. Miedo da el pensar en las trifulcas que tendría con el Presidente del Gobierno y con el Parlamento y en los charcos en que se metería, corrupciones incluidas.

    Así que yo, como el paralítico de Lourdes, cuando sale este tema no dejo de exclamar: ¡Virgencita, Virgencita, que me quede como estaba!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s