El racismo y la alteración de la percepción social

El racismo tiene muchas consecuencias negativas, aunque no solamente en el plano político y moral, sino también en la forma de percepción de lo social y de su posicionamiento por parte de los individuos.

Una sociedad racista [básica] tiene un grupo discriminador y otro grupo discriminado. La sociedad parece estar dividida solamente en dos grupos. Esta división binómica, cuando el tema racial es muy cadente, tiende a ocultar otras divisiones, que se dan dentro de los grupos y que normalmente son también transversales.

Contra la impresión que se puede generar no reina la hermandad dentro de los dos grupos principales, sino que lo más habitual es que haya fuertes diferencias internas que se tapan con la diferencia racial. Es posible que los sectores más débiles del grupo discriminante conciban su grupo en clave de hermandad o al menos una mayor igualdad de la real. Es probable que suceda algo parecido dentro del grupo discriminado.

Es lógica la existencia de un fortísimo clasismo intragrupal, ya que es discriminación y el mecanismo se conoce aunque tenga un diferente criterio de clasificación. Cuando discriminamos a los seres humanos y la clasificación de los demás seres humanos en superiores e inferiores no va a parar caprichosamente en la etnia o raza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s