Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 febrero 2014

BBVA y Santander están desarrollando campañas publicitarias idénticas en cuanto a su contenido y muy parecidas hasta en los anuncios televisivos. Parece lógico porque ambos bancos al ser generalista compiten por un público similar con productos similares (aunque haya algunas especificidades).

Lo que no resulta tan lógico es que la campaña publicitaria no sea sobre sus productos, sino que intenta transmitir una idea económica general: que todo va mejor. El anuncio del BBVA llega al extremo de hacerse protagonizar por informadores que dicen que es diferente la mala situación que cuentan en sus medios y la realidad boyante de la calle. La pregunta es: ¿mienten en sus medios o en su apreciación sobre la calle?

BBVA y Santander están realizando una campaña en consonancia con la del Partido Popular: fin de la crisis. Estas grandes entidades bancarias tienen mucho en el tejado del Gobierno ahora que hay que redefinir el modelo bancario, tras el presunto fin del rescate bancario.

Hay una gran cantidad de decisiones que tomar, desde la regulación del tipo variable y las cláusulas suelo en los préstamos hasta el impuesto de sociedades. El resultado de las elecciones, o más bien, la dimensión del escoramiento a la izquierda de la próxima cámara dependerá de la percepción de la realidad que tengan los ciudadanos y bien saben los especialistas en comunicación que estas percepciones no se pueden construir en los quince días de campaña electoral.

Alguien podría objetar que puede ser que ésta sea efectiva la percepción que tienen estos dos bancos de nuestra realidad y de la suya. Los resultados presentados por BBVA y Santander hace unos días desmienten esta posibilidad: ambos declaran la reducción de sus beneficios en España en torno a la mitad respecto al pasado año (que ya era malo).

Si han cerrado 2013 con una reducción a la mitad de sus beneficios en nuestro país, ¿por qué hablan de fluidez del crédito y de una situación mejor en enero/febrero de 2014? ¿No estarán haciéndole la precampaña al PP?

Read Full Post »

La elección de Elena Valenciano como cabeza de lista de los socialistas a las próximas Elecciones Europeas inmediatamente se explica como una estrategia de Rubalcaba de dejar limpio el partido para quien sea elegido después de las primarias.

La técnica es la “patada para arriba” o “patada hacia arriba” de la que escribí hace tiempo (enero 2009) una entrada que a continuación reproduzco:

Últimamente estoy un poco católico, posiblemente a causa de la lectura de Libertad Conquistada han salido otras muchas lecturas que se concretan en ocurrencias que adquieren la forma de entradas.

En la gestión de personal que hace la Iglesia Católica hay una figura que me encanta y que ha sido copiada por otros: la patada hacia arriba. La “patada hacia arriba” consiste en ascender a una persona molesta dentro de la jerarquía eclesiástica, pero ese ascenso conlleva el cese en el puesto que estaba (en el que causaba excesivas molestias) y que se confiere un puesto absolutamente irrelevante dentro del nuevo nivel de la jerarquía a la que se le ha incorporado. También se aplica a los incompetentes que te tienes que quitar de encima pero sin el escándalo de la degración.

El ejemplo paradigmático es el nombramiento de un cura rebelde como obispo auxiliar de una diócesis en la que haya poco qué hacer y menos repercusión mediática. Puede que ésta sea la causa, y no solamente la humildad, por la que Ignacio de Loyola hizo que los jesuitas hicieran voto de no buscar ni aceptar ninguna dignidad episcopal o cardenalicia, e incluso de denunciar al que así maniobrase.

Evidentemente esta técnica no ha permanecido ajena a otras instituciones y hay un montón de puestos para ascender a personas que pueden ser molestas en posiciones inferiores, así como hacerlos partícipes en los éxitos y en los fracasos de los superiores. Como resultado de una patada hacia arriba uno puede ser ministro, presidente del Congreso, vicepresidente ejecutivo de una empresa de la que antes era consejero delegado, presidente de honor de un partido político o director de la Biblioteca del Vaticano.

Cuando se asciende a alguien, pensad la próxima vez si realmente es un ascenso o una patada hacia arriba.

Read Full Post »

Las tendencias conservadoras y derechistas del Grupo Planeta no son ningún secreto. Recuerdo como el Presidente de este grupo editorial y de comunicación decía que el director de La Razón era un gran periodista y que los informativos de su canal de televisión La Sexta eran demasiado izquierdistas.

La Sexta sigue ahí, sin cambiar la línea editorial, como se anunció al acordarse la fusión, haciendo las delicias de los que no se reconocen en la línea editorial de las otras quince emisoras. De hecho el programa “Salvados” ha conseguido trascender los difíciles límites de su audiencia “natural” para convertirse en un referente de la programación incluso entre personas que normalmente no ven La Sexta, junto a los normalmente buenos datos de “El Intermedio”.

El Grupo Planeta se encuentra estupendamente con el PP, aunque en Onda Cero se hagan algunas críticas para satisfacer a la económicamente tocada clase media. Dejan estar y ser a La Sexta precisamente porque un mensaje como el suyo sirve y acrecienta un fenómeno enormemente útil a la derecha: la fragmentación electoral de la izquierda.

Además de los evidentes ataques a las decisiones y desmanes del Gobierno, los informativos de La Sexta y sus innumerables tertulias castigan con equivalente fuerza al principal partido de la oposición, generando la sensación de que la solución al destrozo de Mariano Rajoy se sitúa en fuerzas minoritarias de izquierda, recién nacidas o por nacer.

Y recordemos que La Sexta la ve el sector duro de la izquierda, de manera que si se causa la desafección entre esas filas, perjudica tanto al PSOE como secundariamente a IU, a favor que experimentos o de partidos regionales más puros. Un porcentaje de votos, aunque bajo, significativo a la hora de calcular los cocientes que dan o quitan un diputado el día de las elecciones en cualquier del medio centenar de circunscripciones de nuestro país.

Read Full Post »

« Newer Posts