Ucrania binómica

Tendemos a organizar la realidad binómicamente. Es una forma simple, ramplona de categorización pero sumamente útil para la mayoría de los ciudadanos, a los que las sutilezas les sobrecargan las neuronas, y poco costosa cuando el tema tampoco te importa demasiado.

Nos han dicho que los opositores ucranianos eran los buenos (europeístas, demócratas, que no cierran el tránsito del gas a Francia y a Alemania) y que los actuales gobernantes eran los malos (prorrusos, autoritarios, que le cierran el gas a Hollande y Merkel). Ahora resulta que esta binominia cuasiperfecta se comienza a derrumbar porque nos dicen que hay un sector de los opositores buenos que no son tan buenos y rememoran los tiempos en los que sanotes ucranianos se alistaron en las unidades para extranjeros del Tercer Reich.

Realmente en torno a Ucrania, en España, abunda el maniqueísmo antes enunciado, la tendencia a identificarse con alguno de los bandos y sobre todo el más absoluto desconocimiento de quiénes son realmente los actores, los intereses y las dinámicas. Los medios españoles a los que han ido despojando de sus especialistas en áreas como la Europa del Este no son capaces de dar un análisis que no sea una declarada o disimulada traducción de un medio extranjero con conocimiento de causa (y eso es tomarse mucha molestia).

La crisis de los periodistas es la crisis de los medios, de su calidad, y de nuestro derecho constitucional a la información, que es uno de los fundamentos de una sociedades democrática. Pero tampoco tenemos que pedirle a los medios lo que los ciudadanos no demandan.

Un comentario en “Ucrania binómica

  1. Yo ya me he hecho una composición de lugar. Partición de Ucrania, en zonas prorusas y zonas proalemanas. Limpiezas étnicas y más destrucción económica. Apaciguado el asunto con una línea de alto el fuego de la ONU, los de allá recibirán apoyo económico de Rusia, dinero, materias primas -es la parte más activa e industrializada- los de acá serán colonizados por Alemania y se atendrán a la situación de los demás colonos, ejemplo, las naciones en que devino la Gran Servia y nosotros, ¿por qué no? Después será el llanto y el crujir de dientes. Pero las mayorías silenciosas es lo que tienen, que hasta lloran en silencio su culpable silencio y cobardía. Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s