Una jugada exacta

El PSN-PSOE lo tiene muy difícil en la actual situación política navarra. Comenzó siendo el sostén de Barcina y ahora no sabe cómo echarla de la Presidencia. Los números dan de sobra para que la ex alcaldesa de Pamplona salga con la vergüenza que merece del gobierno foral, pero el problema es el otro sumando de los números del PSN: Bildu.

Los socialistas saben que no pueden pactar con Bildu. El gobierno de Rajoy está tocado y ya se visibiliza en casi todas las encuestas. Están tirando de todos los resortes para intentar movilizar a los suyos, muchos de ellos pensionistas, que le están abandonando, pero nada les hace reaccionar. Los socialistas lo que tienen que hacen básicamente es no meter la pata y elegir un candidato/a que tampoco la meta y que esté dispuesto a formar gobierno con IU.

Pactar cualquier cosa con Bildu es un suicidio: tanto una moción de censura presentada por uno como una moción de censura presentada por el otro. Barcina no va a presentar una moción de confianza ni loca porque podrían hacerla caer sin tener que ponerse de acuerdo, evidenciar la imposibilidad de elegir un nuevo Presidente y tener que ir a elecciones anticipadas.

Las elecciones anticipadas es lo que el PSN-PSOE quiere, coincidiendo con las Europeas. Podría ser un primer triunfo para Rubalcaba y colocar a la amalgama UPN y PP ante la misma disyuntiva que ellos tienen ahora: o apoyar a los socialistas o todo en manos de Bildu. Barcina no desea esta posibilidad y parece haber decidido esperar hasta el fin de la legislatura.

La derecha navarra busca ganar tiempo mediante la técnica de “esperar a que escampe”. Esta técnica, en apariencia burda, no es fácil de llevar y de repente puede comenzar a desearse que termine el calvario con la segura derrota electoral. ¿De qué depende?

Simplemente de la presión que quiera y pueda meterle la oposición a Barcina. Una presión tan fuerte que lleve votos a la abstención solamente beneficia a Bildu y una presión suave a la Presidenta; el punto justo es complicado. Pero no sólo hay que hallar ese punto justo, sino que hay poder aplicarlo en medio de ese curioso mundo de los medios de comunicación regionales y tanta querencia le tienen normalmente a los gobernantes de derecha.

Complejos y difíciles son los pasos que tienen por delante los socialistas navarros, pero ellos saben por experiencia que Navarra se sacrifica si es el Gobierno de España el que está en juego.

4 comentarios en “Una jugada exacta

  1. Si el PSOE no acaba con ese gobierno ladrón, y puede hacerlo, manifiesta a las calaras que es de su misma índole. Ni Bildu ni bilda. Moción de censura y a la puta calle. Después al juzgado y si toca la china, al trullo. Salud.

  2. No pactar con Bildu tambien podría ser un suicidio. Parte de los electores y concejales no entenderían no hacer un pacto de izquierdas porque lo prohiban des de Ferraz. Pacta con Bildu, mal. No pactar con Bildu, mal. No hacer nada, Mal. Es complicado

  3. Todo lo que dice Geógrafo es verdad y es lo que ocupa y preocupa a los partidos políticos en todas partes. Tácticas y estrategias para obtener el poder y repartirse los cargos. Pero los ciudadanos estamos en otra cosa. No hacemos esas cuentas y casi casi que ya nos da igual quienes manejan el cotarro. Por eso el desapego de la ciudadanía hacia la clase política, que lo es, dígase lo que se diga, una auténtica clase, con sus privilegios y particulares intereses. Aunque Geógrafo comenta un asunto muy concreto, voy a aprovechar, si me lo permite, para apuntar la opinión de que, no solo en España, sino en occidente, seguimos, en cuestión política, viajando en diligencia. En la época de las nuevas tecnologías funcionamos con un obsoleto sistema parlamentario del siglo XIX. Como ha ocurrido en el mundo con la llamada reconversión industrial, urge la reconversión del sistema parlamentario. No se hará, como no se hubiera hecho la reconversión industrial si hubiera dependido de los obreros afectados. Y así tenemos que los parlamentos se multiplican por abajo (Comunidades Autónomas, Ayuntamientos) y por arriba Parlamento Europeo, multiplicándose los cargos, carguitos y cargazos hasta el punto que estamos a la vista del ciudadano de a pié, esto es ya un cáncer que va camino de la metástasis.

    1. No estoy de acuerdo.

      Son los ciudadanos los que no quieren oír determinadas cosas como que para echar a una corrupta tienes que aliarte con la gentuza de Bildu, por ejemplo. O que no se vota a corruptos, o a gente que no les ha parecido mal el tiro en la nuca.

      Los ciudadanos no van por otro lado. Para los ciudadanos todo iba estupendamente, reeligiendo alcaldes con decenas de causas pendientes, mientras había dinero.

      Tenemos los políticos que queremos. Los otros siempre hemos dicho que no empalmaban, que no tenían gancho, carismas, etc etc porque nos gusta lo que nos gusta y les votamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s