Lecciones sobre corrupción

Dijo el inefable Carlos Floriano que el PP no acepta lecciones sobre corrupción de nadie. Dado que sobre corrupción no quieren ninguna enseñanza, podrían Carlos Floriano y el PP aprender un poco de Derecho Laboral y concretamente del modo de despedir para que la próxima vez que intenten mentir a la ciudadanía lo hagan con un poco más de credibilidad y hagan menos el ridículo.

Si no quieren recibir lecciones de corrupción, pueden recibirlas de cómo hablar en público, de no trabucarse, de hilvanar frases y, quizá, un poco de lógica les vendría bien para dotar a sus expresiones de una mínima coherencia.

No necesitan lecciones de corrupción en el PP pero precisan de unas cuantas nociones de cómo llevar las cuentas de tal manera que las mejores auditoras no se nieguen a ver tus cuentas ni de lejos, porque no se fían nada de ellas.

Si no quieren lecciones de corrupción, que no las tomen, pero sí aprendan que los ciudadanos no son tontos y que una teoría de la conspiración, la enésima, ni existe ni se la cree nadie por más que la repitan RTVE y todos los medios afines.

El Partido Popular no necesita lecciones de corrupción porque ya han tenido a Bárcenas dentro para que dirija unos cuantos programas de doctorado sobre el tema.

3 comentarios en “Lecciones sobre corrupción

  1. Lamentablemente el problema de la corrupción en España no es de éste o aquél partido político. Ojalá fuera así. La corrupción se da en nuestro desgraciado país porque la política se ha convertido en el “modus vivendi” de personas ambiciosas y mediocres que la utilizan para enriquecerse y conseguir un mediano o incluso gran patrimonio a costa de lo público y que de no dedicarse a ella, con toda probabilidad, llegarían muy justitos a fin de mes, si es que lograban trabajar en algo. Estos mediocres vividores del presupuesto impiden la entrada en política de quienes, habiendo triunfado en la vida privada, pudieran desear dedicar unos años de su vida a trabajar por su país. Y ello es así porque las personas nobles y generosas, inteligentes y buenas, no saben revolcarse en el estercolero, ni nadar en las ciénagas. Su olfato es delicado y no soportan el hedor de los políticos profesionales. Los partidos políticos españoles han acabado, una vez más, con nuestra democracia. Falla el sistema, que no es democracia sino partitocracia. O se es capaz de quitar poder a los partidos para devolvérselo al pueblo o esto estallará.

    1. Tienes razón, aunque solamente en parte. Está de moda y está bien visto decir que todos, todos, son malos, mediocres etc etc pero es injusto y falso.

      En el fondo se cae en la táctica pepera de que ‘todos son iguales’ para excusarse de la corrupción. Que caiga el que tenga que caer, pero no el que no tenga que caer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s