Antes de la autonomía murciana


El 9 de junio se celebra el día de la Región de Murcia, al ser el día en el que se promulgó el Estatuto de Autonomía. Para celebrar este día no se me ocurre nada mejor que recordar el texto que fue precursor del Estatuto de Autonomía y que no es otro que el Real Decreto-Ley 30/1978, de 27 de septiembre, por el que se aprueba el régimen preautonómico para Murcia.

El 9 de junio se celebra el día de la Región de Murcia, al ser el día en el que se promulgó el Estatuto de Autonomía. Para celebrar este día no se me ocurre nada mejor que recordar el texto que fue precursor del Estatuto de Autonomía y que no es otro que el Real Decreto-Ley 30/1978, de 27 de septiembre, por el que se aprueba el régimen preautonómico para Murcia.

Real Decreto-Ley 30/1978 [pdf]

Tipos de diputados y de diputadas

Kanciller ha escrito una entrada muy buena sobre el último programa de ‘Salvados’, la cual recomiendo con énfasis. Sin duda las estrellas del programa, guardadas para el final con pausa publicitaria y todo, fueron Carmen y Concha, dos diputadas, del PP y del PSOE, que dieron un espectáculo tan lamentable como buscado. Su poca valía se demuestra más que en lo que dijeron, en el mismo hecho de aceptar un debate de ese tipo con preguntas incontestables en diez segundos, que es lo que se busca en ‘Salvados’.

Esto me da pie a hablar de los dos tipos de diputados que hay, a mi entender, en las dos grandes formaciones políticas de nuestro país. El ‘aparatchik’ del partido (local, provincial o regional) y el especialista en alguna materia.

El primer tipo de diputado es el más habitual. Conocen como nadie los mecanismos de la designación política, de la lealtad y de la deslealtad y, sobre todo, las pequeñas grandezas y miserias de sus formaciones que hacen que estén allí. Son los clásicos diputados y diputadas que acumulan legislaturas, recuerdos, investiduras y hasta reformas constitucionales. Constituyen una fuente de anécdotas políticas y de chascarrillos, pero siempre desde tercera o cuarta fila pues, como acabamos de indicar, su condición de diputado/a raso/a no la pierde gobierne su partido o sea oposición.

El segundo tipo son los especialistas, esos políticos que los ciudadanos tanto dicen querer. Son los menos por dos razones: ellos no conocen el mecanismo del partido, de forma que o entran por arriba o no encuentran nunca una puerta, por lo que los órganos de máxima dirección los ‘ficha’ con el límite de una cuota implícita pactadas con los aparatchiks territoriales y, sobre todo, porque como diputado uno de esos especialistas no gana nada casi respecto a lo que gana fuera del Congreso. Es evidente que estos diputados son los que ocupan las Secretarías de Estados y puestos claves cuando se está en el Gobierno y ocasionalmente algún Ministerio. Efectivamente hay también un grupo intermedio compuesto por aparatchiks que se especializan, grupo que junto al segundo son la minoría.

Todo esto es para decir que, aunque Carmen y Concha sean portavoces en la Comisión de Empleo, no deciden nada sobre la política de empleo en España. Sus respectivos partidos tienen otras personas para marcar líneas y tomar decisiones, mientras ellas cumplen con el rito del procedimiento parlamentario.

Incentivos, democracia directa y la voluntad popular

Tres pueblos fueron llamados a las urnas por sus alcaldes para decidir el destino de parte del gasto del presupuesto municipal: o las fiestas taurinas de cada localidad o crear unos puestos temporales de trabajo para paliar a los parados de esos municipios. En dos municipios los toros han ganado y en el otro parece que se llegó a un acuerdo cordial.

Lo primero que hay que señalar es que estas tres consultas son tres pruebas incuestionables más de que los toros son un entretenimiento privado financiado con las arcas públicas, de modo que sin dinero público no habría toros.

El resultado ha causado consternación en mi ‘time line’ de Twitter. Muchos no se explicaban tamaña falta de solidaridad y tiraban de valores y de crisis de valores para intentar comprender como el pueblo, directamente, había decidido dedicar el dinero a la fiesta y no a paliar determinadas situaciones personales y familiares.

Todos hemos leído alguna vez algo sobre la teoría elección racional. Suele indicarse que esta teoría es más precisa es en el ámbito local y estos resultados parecen que son un respaldo empírico.

Supongamos que el paro era del 25% uniforme en los municipios, lo cual nos lleva a observar una importante obviedad: el 75% sí tiene empleo. A ese 75% con empleo la renuncia a las fiestas no supone ningún beneficio. Y lo que es más, no hay alternativa ‘privada’, ya que si el Ayuntamiento no paga las fiestas no las hay.

El hecho de que la propuesta denominada ‘trabajo’ fuera por una cuantía exigua para las necesidades de todos los parados, no se supiera realmente como se iba a emplear ni a qué personas concretas iba a beneficiar ha hecho el resto.

Es más, y poniéndome un tanto formalista, la propuesta de crear puestos artificiales de empleo municipal además de ilegal podría ser inconstitucional, en cuanto ignoraría el mérito y la capacidad para considerar el desempleo como el principal requisito. Además de esconder un subsidio como salario.

La participación ha sido algo más que muy baja. Una experiencia de democracia directa en una localidad de poca población ha fracasado en la participación y, para algunos, hasta en el resultado. Esto debería hacer que pensar a los muchos que piensan que el reforzamiento de la democracia directa mejoraría nuestro sistema político.

Es fácil culpar a los representantes y no a los ciudadanos de determinadas decisiones. Es fácil y nos exime de pensar sobre la bondad o maldad de nuestros vecinos, pero la realidad es que estos alcaldes han convocado las consultas porque no han tenido valor de dejar sin fiestas taurinas a sus municipios contra la voluntad de los ciudadanos. Los ciudadanos son quienes eligen no sólo determinados políticos, sino determina política y la apoyan pese a conocer lo que son, lo que pretenden, y lo hacen porque tienen incentivos o porque creen que van a tenerlo. ¿Cómo podríamos explicar la permanencia del GIL en Marbella?

Euskadi uninominal

Como cada vez que en GS terminados una Comunidad en nuestra ‘magna’ simulación de una elección mayoritaria uninominal en España, resumimos los resultados e indicamos las diferencias de estos con los que se producen con el sistema vidente en la LOREG, el proporcional D’Hontd. Los resultados de Araba, Bizkaia y Gipuzcoa los podéis ver en los respectivos enlaces.