Le Petit Marseillais

Cuando tenemos que elegir y lo hacemos libremente expresamos cuáles son nuestras preferencia o, dicho en otra terminologá, nuestra jerarquía de valores. Una señora, madre de un bebé, al ver que su sombrero de paja sale volando por acción del aire, deja abandonado su hijo en brazos de una perfecta desconocida para lanzarse a recuperar inmendiatamente su sombre, al que obviamente considera con más valor que su propio hijo. Casualmente la señora que recibe el niño se lava y huele bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s