Fragmentar las campañas

Pablo, autor de La Kancillería, insiste en algo fundamental pero que a muchos no les parece lo obvi oque es: que los diputados son elegidos en las circunscripciones. La consecuencia es que las batallas electorales no se dan en todo el país y, salvo de sea una sola circunscripción, tampoco en toda la Comunidad Autónoma. Los diputados se ganan o se pierden en las circunscripciones.

En España, hasta donde llega mi conocimiento, las campañas electorales suelen estar muy centralizadas y las diferentes estructuras territoriales de los partidos solamente son portavoces, en el mejor de los casos, de las consignas y de los argumentarios que llegan por correo electrónico.

Muchas veces los miembros de esas estructuras regionales, provinciales o locales no se explican porque tienen que insistir en algo que en su zona es contraproducente o irrelevante. Otras veces se les impide cambiar el enfoque o no se les da tiempo para sacarle partido a un asunto que es beneficioso para ellos.

No es raro que los responsables de campaña en una provincia, comarca o localidad se tiren de los pelos al salir de una decisión que tienen que decidir y que en su ámbito territorial tiene efectos diferentes a los pensados.

Sucede en las campañas lo mismo que en el mundo de las encuestas. La interpretación se hace un modo uniforme y las adaptaciones son para ámbitos tan grandes que no son relevantes. Alguien podría argumentar que, a pesar de ello, hay campañas exitosas que llevan a un partido al poder. Lo que realmente pasa es que si sólo hay dos competidores nacionales con opciones de gobernar y los dos hacen la campaña de la misma forma, alguno tendrá que ganar necesariamente.

Parte del éxito electoral de las formaciones nacionalistas más asentadas parte de que análisis político y su estrategia electoral se hace más cerca de la circunscripción que en las formaciones nacionales. Es más, en muchos partidos nacionalistas tienen como estructuras intermedias infraprovinciales y supramunicipales que, si gozan de autonomía, pueden adaptar y modular los mensajes de campaña.

El éxito de una campaña depende del resultado en cada circunscripción, tanto que se ha dado en determinados procesos un resultado en votos y otros distinto en escaños. Unas generales no son un único proceso electoral, sino al menos son cincuenta y dos procesos y como tales podrían ser tratados si los partidos optimasen electoralmente sus estructuras territoriales.

Un comentario en “Fragmentar las campañas

  1. Algo de eso hemos aprendido en algunas de las asambleas provinciales de IU (por lo menos en Andalucia que es donde yo estoy). Y puede que eso tambien nos haya ayudado en esta campaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s