Sevilla en diez meses

Juan Ignacio Zoido celebraba una victoria inesperada no por ganar sino por conseguir mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Sevilla para el PP. Contra lo que, desde otros lugares, se pueda pensar, es la segunda mayoría absoluta que se dé en la corporación hispalense desde las primeras elecciones locales democráticas. En consecuencia, es un resultado importante en la historia electoral de Sevilla.

En diez meses los sevillanos han acudido a las urnas en tres ocasiones. La participación ha sido mayor en las Elecciones Generales que en las Locales y las Autonómicas, como suele ser lo normal en todo el país. La participación del 22 de mayo de 2011 y la del 25 de marzo de 2012 han sido muy parecidas y permiten unos comentarios sobre las tendencias.


La trasposición de los resultados de las Generales al Ayuntamiento de Sevilla nos llevaría a la pérdida de la mayoría absoluta del PP en solamente seis meses. Siendo unas elecciones en el que el PP ha tenido sus mejores resultados históricos en Andalucía es curioso que supongan un descenso porcentual respecto a las Locales: ¿por qué?

1) El PSOE de Sevilla recibió un monumental voto de castigo por su gestión municipal, a pesar de ser una de las grandes ciudades con menos deuda.

2) El pacto con IU que había producido la impresión de que solamente tres concejales gobernaban la Ciudad, algo parecido a lo que fue el lema electoral de IU en 2007. La consecuencia es que hay un trasvase de votos socialistas al PP (unos 25.000) junto a poco más del 8% de participación respecto a 2007.

3) A todo ello se sumó el voto de castigo al PSOE por su gestión de la crisis económica al frente del Gobierno de España, que hizo que ir en una candidatura del PSOE supusiera recibir un rechazo que no dependía de los componentes de esa lista.


Pero lo realmente tremendo es lo que ha sucedido en Sevilla el 25 de marzo. Diez meses después de las elecciones y con una participación prácticamente igual a la que llevó a Zoido a la mayoría absolutísima. No solamente se desvanece la mayoría absoluta, sino que la mayoría relativa se queda en una ventaja de un concejal y la reedición de un pacto de izquierdas (que sería machacado mediáticamente de nuevo) le quitaría la Alcaldía.

Es evidente que Zoido no se beneficia ya de que Zapatero sea el Presidente y dentro de muy poco Rajoy comenzará a ser una tremenda losa sobre su gestión municipal (o como se llame eso en lo que ocupa el tiempo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s