Elecciones andaluzas 2012 (I) Notas sobre el PP

Uno de los mitos políticos en España consiste en decir que una alta participación beneficia a la izquierda y una alta abstención a la derecha. Hay ya numerosos contraejemplos, pero en esta ocasión los resultados de las Elecciones Autonómicas en Andalucía dejan claro que la abstención o la alta participación pueden perjudicar tanto a unos como a otros.

Cuando lo que se estaba es contando la diferencia que iba a haber entre el PP y el PSOE y la dimensión de lo astronómico de su ventaja, la victoria por mayoría simple del PP sabe mal, sabe tan mal como la derrota, aunque no el ridículo que hubiera supuesto una derrota.

El PP, desde hace mucho tiempo, ha apostado por un modelo de contienda electoral que, en términos generales, les ha resultado exitoso: ocupar todo el espacio político desde el centro-derecha hasta la extrema derecha. Esto hace que, normalmente, para gobernar tenga que conseguir mayoría absoluta y que si no lo consigue continúa en la oposición otros cuatro años más. La frustración que algunos fracasos en su objetivo les hizo mantener la teoría de que gobierne el más votado, pero que ahora es insostenible porque tendrían que ceder el gobierno asturiano a los socialistas.

La fuerza sociológica e ideológica de la izquierda en Andalucía hace difícil esta estrategia toda vez que IU se mantiene con fuerza en el Parlamento de Andalucía. Pero esta estrategia es imposible cuando se esperan lograr la mayoría absoluta por la desaparición del adversario ganando solamente un 2,11% de votos respecto a 2008.

A todo ello hemos de unir que Javier Arenas es el peor candidato que uno puede presentar. No solamente fideliza el voto del adversario o no lo hace desistir, sino que hace que los posibles votantes no pasen de posibles. En la campaña ha cometido un acto de una torpeza digna de un resultado peor: no ir al debate en Canal sur y hacerse un debate él solito en Telemadrid. Uno puede pensar lo que sea sobre Canal Sur, pero si quieres debatir y que te vean es donde tienes que ir y a no a una cadena autonómico que no se recibe en tu región. Y Arenas se irá de nuevo a Madrid a ver si el Presidente Rajoy le da algo y dejará nuevamente al PP de Andalucía en una situación de inútil interinidad.

Y finalmente, en lo que al PP toca, hay que hacer referencia a los más de cuatrocientos mil votos que ha perdido respecto a las Generales de hace cuatro meses. Esas mismas encuestas, y esas mismas interpretaciones, que mantienen al Rajoy en la ‘luna de miel’ daban mayorías absolutísimas a Javier Arenas. Si yo fuera él, me lo haría ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s