Justicia gallardoniana

Otro de los anuncios del Consejo de Ministros de este viernes, el más esperado de los últimos años, ha sido la actualización de las tasas judiciales y la extensión de éstas a la segunda instancia del orden jurisdiccional social, esto es, cuando un trabajador pierda una demanda por despido, además de estar en paro, tendrá más difícil recurrir ya que tendrá que abonar 500€. Unido al fin de los salarios de tramitación es un nuevo golpe a los trabajadores despedidos ilegalmente.

También grave es la eliminación de las personas físicas de exención de pago de esta tasas, según disponía el artículo 35.2.c de la Ley 53/2002, salvo para quienes tengan derecho a la asistencia jurídica gratuita.

Dado que los requisitos para obtener la asistencia jurídica gratuita son muy estrictos: en términos generales dos veces el IPREM, esto es, 1.064,02€/mes por unidad familiar (IPREM 2011), estamos viendo que la mayor parte de las clases medias se encuentra fuera de la exención con lo que tendrán que pagar las tasas judicial que, según el cuadro de la propuesta publicada por la web de la Presidencia del Gobierno no son pequeñas.

La consecuencia es que la Justicia solamente será accesible para pobres, ricos y grandes empresas, dejando fuera a las clases medias, que vuelven a ser nuevamente castigadas por el Gobierno del Partido Popular.

Si la intención del Gobierno era recaudar y aligerar la Administración de Justicia, que lo dudo, podrían haber establecido una tasa en el orden penal (100€ por decir algo) para los juicios de faltas (excluyendo los de la tráficos) y que cargan y saturan con cuestiones litigiosas de tanto peso como ‘mi vecina me ha llamado guarra’ o ‘en tendero me ha llamado cornudo’. Hay muchos juzgados que le dedican un día a la semana a esos asuntos.

Pero eso no le importa ni a Gallardón ni a su equipo, porque lo que ellos quieren es dificultar el acceso a la Justicia a la gran mayoría de los españoles, favoreciendo a los que más tienen porque los que menos (y están exentos de tasas) tampoco suelen iniciar procedimientos monitorios o cambiarios.

Españoles aislados

La España extrapeninsular, aquella que poblamos 3.400.735 personas, se ha quedado asustada hasta el martes. En la presentación del Ministerio de Hacienda de las líneas maestras de los PGE para 2012 se anuncia una reducción de 65 millones de euros a la subvención del transporte marítimo y terrestre de los residentes extrapeninsulares en sus vuelos y/o trayectos en barco hacia o desde la Península.

La reacción de la mayor comunidad extrapeninsular, la canaria, ya se está dejando ver en Twitter esta misma tarde haciendo que la etiqueta #canariosaislados sea la más importante del día, una etiqueta que también podría ser #balearesaislados, #melillenseaislados o #ceutiesaislados.

El susto durará hasta el martes, cuando se conocerá el desglose. La peor de las perspectivas, un reparto parejo entre todos, supondría una rebaja media de un 20% que tendrán que abonar estos ciudadanos para estar conectados al resto del país al que pertenecen.

De hecho, los norteafricanos además padecemos tarifas abusivas en los billetes de barco que harían imposible a muchas familias poder ir a la Península más de una vez al año. Estamos hablando de la libertad de movimientos y de la igualdad en el ejercicio de los derechos entre todos los españoles, dos cuestiones nada baladíes por más que los afectados no seamos ni el 10% de la población española.

Lo malo puede ser que la reducción, de hoy al martes, se concentre únicamente en una parte de las subvenciones del transporte y castigue a la zona que solamente aporta dos escaños al PP frente a la decena larga de canarios y baleares, dos escaños que están siempre garantizados por cuestiones identitarias.

Euros para hoy

La información de El País sobre la amnistía fiscal la justifica en datos obviamente proporcionados por el Ministerio de Hacienda sobre las bondades de este instrumento para recaudar a la desesperada y proporciona un precedente inmediato, el italiano, y otros, los británicos, los menciona sin cuantificarlo ni datarlos.

Las amnistías fiscales dejan con cara de tontos a los que pagan e incentivas muy poco que en el futuro los que cumplen con sus obligaciones tributarias (y pueden eludirlas) lo hagan.

Puede que el ministro Montoro haya preferido una salida fácil a fortalecer más aún a la Agencia Tributaria, pero el resultado no serán los millones que ingrese el Estado ahora, que no me cabe duda que serán unos cuantos, sino que será los muchísimos millones más que se defrauden esperando ulteriores amnistías con el incentivo añadido de que el Estado se impone a sí mismo una quita bastante interesante.

¿Tiene el PP problemas con la soberanía?

El otro día hablábamos de la importancia constitucional que la derecha española da a las manifestaciones y a las expresiones de adhesión/rechazo en las calles frente a la producida en las urnas. Indicábamos en la entrada como la derecha patria es deudora del pensamiento de Carl Schmitt.

El éxito de la Huelga General y de las manifestaciones, que cerraron la jornada, han puesto generado nervios en el PP. Nervios porque ellos piensan que los poderes no solamente emanan de las urnas, sino también de  movimiento de masa. El pensamiento conservador español ha echado a cientos de miles de personas a la calle durante ocho años con la única finalidad de cuestiones la legitimidad de las decisiones del entonces Presidente Rodríguez Zapatero.

Es por ello por lo que la ministra Báñez ha salido diciendo que la soberanía nacional reside en el Congreso. Realmente lo que dice la Constitución es que reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Sin ánimo de ser quisquilloso admito como correcto lo dicho por la ministra de Empleo. La cuestión que rápidamente se suscita es por qué lo dice, a quién se lo dice. Lo dice porque los suyos habrán comenzado a pensar, coherentemente con el discurso de que las manifestaciones tienen poder constitucional, que el Gobierno comenzaba a resquebrajarse y, sobre todo, ha recordado a los suyos que mantienen el poder más importante, el parlamentario.

La ministra Báñez sabe que solamente dentro de su partido se cuestiona que el ejercicio de los poderes soberanos se haga por los cauces constitucionales y no por medio de manifestaciones o clamores populares. En definitiva, les recuerda a los suyos que todavía quedan más de tres años y medio para que el descalabro electoral del PP deje el del PSOE en noviembre en una curiosa anécdota.

Reventando manifestaciones y celebraciones en Barcelona

Habrá determinados medios de comunicación que, con los incidentes de Barcelona, estén encantados de tener fotos para su portada de mañana. Así podrán decir que los sindicalistas o huelguistas son una especie de guerrilleros urbanos que lo que quieren es extender el caos y el desorden por todo el país. Dejémosles satisfechos y la portada hecha.

Lo cierto es que en Barcelona hay un grave problema con determinados grupos que aprovechan cualquier concentración multitudinaria en la calles, ya sean manifestaciones o celebraciones de los títulos del FC Barcelona, para que los informativos abran con los altercados o disturbios en la ‘Ciudad Condal’.

No es la primera vez, ni la segunda, ni la vigésima. Es una situación habitual que ni los responsables policiales del Estado ni los de la Comunidad Autónoma han sido capaces de atajar y eliminar. Es cierto que la Policía tiene que atender muchos problemas pero éste va comprometiendo el derecho de los ciudadanos a manifestarse y a expresarse, porque pone en bandeja a ciertos sectores la instrumentalización de las protestas para desacreditar a los manifestantes.

El hecho de que, en determinados actos, estos destrozadores y reventadores no aparezcan cuando sus acciones tendrían una repercusión muy ampliada hace pensar mal. Da la impresión de que cuando se quiere, se consigue, y que no es que no se pueda, sino que no se quiere. Mientras se quiera o no esos medios seguirán teniendo las portadas que tanto les gusta.

Haciendo el ridículo

Si alguien pensaba que me pasaba cuando describía el acabamiento político de Javier Arenas, incluso podía imputarme ciertas dosis de demagogia, se habrá dado cuenta que en el peor de los casos me he quedado bastante corto.

La oferta de pacto de gobierno al PSOE es uno de los mayores ridículos políticos que se han hecho en este país desde 1977. No tiene sentido hablar, ni de parlamentarismo, ni de representatividad, ni del alto porcentaje de votos que no le apoyaron y que sí estarían detrás de otro gobierno.

Todo ello son razonamientos que alguien que siente que su carrera política se está acabando no puede atender (tampoco antes se anduvo con finuras intelectuales). Arenas pide a la desesperada algo que contradice lo que sus compañeros asturianos van a hacer y propone a alguien lo menos a cambio de lo más.

Su orgullo y su muy errónea autovaloración le hacen recabar el apoyo de quienes tienen la posibilidad de seguir con la Presidencia con el pobre y pueril argumento de ‘vosotros sois malos y yo soy bueno’.

El problema que tiene Arenas es que, en mi opinión, o se convierte en un triste opositor regional o no tiene demasiadas opciones, porque los acciones internas antes del Congreso de Valencia le dieron poder y pusieron resentidos deseosos de tener la oportunidad de poner una zancadilla y ha llegado el momento.

Está desesperado porque el Principio de Peter o bien le ha dejado de ser propicio, o bien ha ganado alguna competencia.

La derecha sociológica andaluza cansada de Arenas

La tumba política de Javier Arenas no es su incapacidad de conseguir gobernar la comunidad autónoma de Andalucía. Tampoco es su infinita torpeza para relacionarse con su electorado, por no saber convencerle de que defiende sus intereses. La tumba política de Javier Arenas ha sido una portada díscola dentro de las de la prensa de derechas, la del ABC de Sevilla.

Para la mayoría de los periódicos derechistas, Andalucía en sí no importa nada y los andaluces no son más que unas ratas, con apariencia humana y derecho a voto. Andalucía solamente era la última piedra del poder socialista y la derecha quería hacerse con ella. Simple poder.

Para ABC de Sevilla, periódico algo más conservador que las otras ediciones locales de ABC (sí, es posible), Andalucía es su región y donde la política tiene trascendencia en la vida de las personas. El muy conservador ABC de Sevilla ha estallado contra su archiprotegido, Javier Arenas, al que ha amparado desde su época de tránsfuga del PP, donde vio a su suegro cesado como comisario de la Expo, cuando no hacía más que el ridículo en cada comicio o cuando se alejaba de los ideales católicos que inspiran a este medio.

ABC de Sevilla y toda la sociedad conservadora han roto con Arenas definitivamente, están hartos de su forma de ser, de ese sentirse y vivir ‘sobrado’ y no haber empatado ni en la elección a delegado de clase en la guardería. Los conservadores andaluces ya no le pasan ni una más y él se queda sin apoyo social y solamente con su capacidad para trepar para seguir parasitando políticamente.