Juguemos con la palabra ‘retribución’

El pasado viernes la Vicepresidenta del Gobierno anunció la limitación de las retribuciones de los gerentes y consejeros de las empresas públicas estatales. En los cortes radiofónicos que pude escuchar en su momento daba la impresión que las cifras que daba la Vicepresidenta eran el total bruto de la retribución hasta que se le escapó la palabra clave: remuneraciones básicas.

Las remuneraciones básicas son, en el sector público, lo que se conoce en el sector privado como ‘salario base’, que normalmente no es la mayor parte del salario. La Vicepresidenta señaló que se mantenían variables sobre cumplimiento de objetivos (sin señalar límites a priori), así como complementos sobre el tipo de puesto que se ocupa, donde suele estar la parte más sustanciosa de un sueldo en el sector público y a los que no le señala límites.

Finalmente la Vicepresidenta sí se refiere a las limitaciones de las retribuciones en especie, que estará situadas como máximo en el importe de las retribuciones dinerarias (básicas, variable por objetivos y complemento por puesto), esto es, un límite tremendamente alto como tener sentido.

Visto de cerca el recorte de las retribuciones en el sector público empresarial se observa que no es tal, ya que solamente se limita la parte más pequeña de las percepciones de los consejeros y, a la vez, se dejan sin limitaciones los dos conceptos que más juego dan. Y lo de las retribuciones en especie es de nota.

Un comentario en “Juguemos con la palabra ‘retribución’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s