Homogeneidad frente a concentración (Córdoba uninominal)

En el sistema mayoritario uninominal más valen cinco victorias por un voto que arrasar en tres circunscripciones. Vale tanto ganar por un voto que por una diferencia del 60%. En consecuencia, tener un electorado distribuido uniformemente, si eres uno de los mayoritarios, es un tesoro.

Un ejemplo magnífico de este caso es la simulación uninominal que hoy os presentamos: la provincia de Córdoba. El pasado 20-N hubo un empate en el reparto de sus seis escaños, aunque el PP logró una ventaja del 8,3% de los votos. En nuestra simulación, pese a no vencer en la provincia el PSOE logra cuatro escaños frente a dos del PP, ya que consigue por estrechos márgenes ganar en más circunscripciones que un PP que tiene toda su ventaja provincial concentrada en dos circunscripciones.



El procedimiento para crear las circunscripciones ha sido el habitual: partiendo de los partidos judiciales, hemos ido agrupándolos para equilibrar la población, respetando la adjudicación de diputados que establece la actual LOREG. Éste es el resultado por cada una de las circunscripciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s