Wert y la utilización del tiempo y dinero ajeno

El ministro de Educación ha cambiado los temarios de las oposiciones a los cuerpos docentes fundamentándose, según la exposición de motivos de la Orden que él firma, en el deseo de su departamento de cambiar el sistema de acceso a los cuerpos docentes (pero un cambio sin fecha, sin modelo realmente definido, ni financiación) y en que la mayoría, que no todas, las administraciones educativas habían decidido acumular las plazas de esta Oferta de Empleo a 2012.

Ninguno de los dos motivos hace necesario volver al anterior temario de oposiciones. El primero porque el actual temario (de noviembre de 2011) no afecta de ninguna forma imaginable ni influye en el proceso de selección que el Partido Popular quiera establecer. El segundo porque sí hay algunas administraciones educativas que han mostrado su disposición a convocar oposiciones y la mayoría o la gran mayoría no es la totalidad y porque la suma de La Rioja, Navarra y Cantabria es ridícula.

Pero en la excusa está la acusación que todos han visto claramente: está intentando paralizar un proceso selectivo que no quiere utilizando instrumentos que no son los adecuados, como es el cambio del temario de oposiciones.

Wert ha respondido que el temario es de noviembre de 2011, lo que es cierto, y que volver al temario antiguo no es una mala noticia para un opositor. Lo que Wert dice, como le sucede a Wert cuando habla, es mentira.

En primer lugar, siendo cierto que el temario es de noviembre de 2011, el equipo del ministro Ángel Gabilondo, una persona que sí sabe de esto y de muchas más cosas que Wert, fue publicando borradores y adelantando hasta el último detalle cómo iban a ser los nuevos temarios, de manera que los opositores pudieran ir adaptándose. Esto ha hecho que los opositores llevan mucho tiempo trabajando con el temario nuevo.

En segundo lugar: el nuevo temario es mucho mejor que el anterior. Muchas materias están actualizadas, se han modificado algunos temas o bloques desproporcionados respecto del conjunto y se han epigrafiado, ganando el opositor y el tribunal calificador en seguridad jurídica pues no queda al arbitrio del tribunal determinar qué entra en el tema.

El ministro Wert ha vuelto a mentir. Utiliza el BOE para enfrentarse a la Junta de Andalucía y juega con el tiempo y el dinero invertido por miles de opositores. Por segunda vez, el ministro Wert tendría que dimitir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s