Breves líneas de regreso

Después de unos cuantos días viviendo casi desconectado vuelvo por aquí. La verdad es que la distancia física y la supresión informativa, hace que uno tengo una perspectiva diferente de las cosas, más cercana a la del ciudadano y elector medio al que las cosas de la política le importan realmente poco o nada y pierde los nervios con los partidos de pretemporada de su equipo.

No me esperaba que Rodríguez Zapatero convocase elecciones anticipadas. Tendrá sus razones y los estrategas de Rubalcaba habrán pensado que esa fecha era la mejor. La duda que tengo es sobre cómo y cuándo se van a aprobar los Presupuestos Generales para 2012. De camino las Comunidades Autónomas del PP sí tendrán que aprobar sus Presupuestos o presentarlos, según las respectivas normas financieras, y se verán los recortes que puedan lastrar la campaña de Mariano Rajoy.

Los sucesos de Noruega fueron lamentables. No he seguido las informaciones sobre la investigación pero, por lo que sé, parece que no había una organización sino un solo autor con determinados pensamientos fijos que tienen incómodas coincidencias en bloque con otros. Un criminal individual es imposible de evitar, pero sería interesante que los gobiernos europeos tuvieran cuidado para que del caldo de odio de la extrema derecha y de la derecha populista no nazcan organizaciones criminales.

Seguimos con las diversas crisis de las deudas. Las presiones de los mercados se han disipado, curiosamente, cuando el BCE ha intervenido comprando deuda española e italiana y haciendo que la especulación sea poco rentable. Hace varias semanas Jordi Sevilla, nada sospechoso de inmovilismo económico, recordaba a Soros y a sus exitosas operaciones en torno a la libra esterlina. Hay países con problemas creados por sus déficits, pero las tensiones de la deuda aumentan los problemas, no lo disminuyen y hacen más difícil el pago. Y sí el BCE compra deuda española e italiana porque somos demasiado grandes.

De todas formas ya estamos todos animados con la visita papal y las polémicas habituales. Entretiene esta primera quincena de agosto que es dura en todos los aspectos. Lo que el Papa va a decir es previsible, los millones de fieles que asistan o no asistan (porque serán forzosamente millones) también y así pasaremos buena parte de la canícula del octavo mes.

2 comentarios en “Breves líneas de regreso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s