¿Un salario merecido?

Cuando se publica el sueldo de alguien y ese sueldo parece ser sustancioso, hay en Internet un montón de personas dispuestas a cuestionar si se merece o no se merece los euros que cobra. Esto tiene sentido cuando se trata de un sueldo público, pero no cuando es un sueldo privado. En todo caso, siempre habrá un escándalo para toda remuneración que no sea ‘no mileurista’ o ‘submileurista’ (como ha sugerido un comentarista de GS).

Teddy Bautista, presidente de la SGAE, reveló que esta sociedad le paga anualmente 250000 euros por presidirla. Si yo tuviera capacidad de decisión en la SGAE no le rebajaría el sueldo a Bautista, sino que lo destituiría fulminantemente, no ya por el sueldo sino porque el fruto de su trabajo parece que no guarda relación con la cuantía.

El problema que tienen los autores con la violación constante de sus derechos del autor y los perjuicios económicos que esto causa no ha encontrado en la SGAE una solución viable. El fracaso de la ‘Ley Sinde’ es una prueba de que nada han conseguido y, de camino, de que quien está llevando la voz cantante y la iniciativa es Álex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine.

El segundo punto donde ha fallado estrepitosamente la SGAE es en su política de comunicación. Es muy difícil convencer a la gente que debe pagar por algo que ahora consiguen de forma gratuita y violando la propiedad intelectual. Es difícil pero la SGAE ha conseguido empeorar la situación todo lo que puede mandando a sus ‘inspectores’ a bodas (y recibiendo una reprimenda judicial) o con el caso de los aparatos de radio en las peluquerías.

Y finalmente parece que se ha seguido una estrategia legal bastante desastrosa. Buscando una condena penal como escarmiento y con unos procesos preparados de una forma cutre se ha llegado a perder juicios que se deberían haber ganado o que habrían de haberse llevado por la vía civil.

Teddy Bautista no merece ganar niel sueldo que gana ni el salario que gana no en sí mismo, sino porque los puntos más importantes de la agenda de la SGAE están naufragando una y otra vez.

Un comentario en “¿Un salario merecido?

  1. Todos sabemos que toda riqueza que supere unos parámetros relativamente moderados no es, ni puede ser, fruto del trabajo honrado.

    No sé si el Sr. Bautista hace o no bien su trabajo, solo diré que he conocido a cantantes y artistas de renombre como Julio Iglesias, Sara Montiel, el Dúo Dinámico, Massiel, Serrat, Donna Hitghtower y otros muchos haciendo “bolos” siendo ya muy famosos en pequeñas salas de fiestas pueblerinas a cargo del empresario artístico local (hablo de los años 70 y primeros 80 y de Navarra), mientras que ahora solo trabajan en sus estudios y como mucho hacen giras de “macroconciertos” subvencionadas en muchos casos por el erario público.

    Quiero decir con esto que en aquellos años los artistas tenían que trabajar y sudar mucho, sin que les bastase esperar ha recibir los derechos de autor, siendo que ahora no necesitan para vivir (mucho mejhor que antes) hacer giras pueblerinas. Esto no quita para que haya que encontrar una solución aceptable al problema de los derechos de autor, pero puede habrir una reflexión entre la cada vez mayor distancia entre los supermillonarios (categoría a la que ahora pertenecen no solamente algunos empresarios y dictadores “sin escrúpulos”, sino artistas, deportistas, políticos democráticos y hasta jueces estrella) y el común de los mortales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s