El no-mileurista como modelo

Una de las consecuencias de la crisis de los controladores ha sido la confusión, creo que intencionada, entre los trabajadores que tienen una situación privilegiada y los trabajadores que tienen una buena situación laboral.

Esta confusión ayuda a los intentos de destrucción de los derechos sociales y laborales que estamos viviendo, ya que cualquier derecho que un trabajador tenga y que sea efectivo, y no una mera ficción legal, es reconvertido inmediatamente a privilegio y como tal a objeto de eliminación rápida y sin contemplaciones.

Se está creando, interesadamente, la imagen de que el verdadero y modélico trabajador debe ser aquel que no llega a los mil euros de percepción salarial neta al mes, que padece una hipoteca tremenda y que está totalmente desprotegido en su puesto de trabajo. Se está creando un modelo, un ideal, para hacer reformas hacia abajo.

La idealización de este ‘no mileurista’ y su consiguiente elevación a ideal justifica la eliminación de cualquier derecho que se tenga (porque un derecho es un privilegio) ya que habiendo personas que están en la situación descrita anteriormente, se argumenta informalmente pero en todos sitios, no es de recibo que haya trabajadores que gocen de condiciones buenas de trabajo o, al menos, de condiciones decentes de trabajo.

Me preocupa que el espíritu de las reformas que habrás de llegar sea el de realizar una igualación hacia abajo, una igualación hacia un modelo que realmente es un antimodelo. En el fondo no es más que el empleo del resentimiento social e individual para que los que estén en peor situación no mejoren la suya pero se sientan contentos empeorando la de otros.

10 comentarios en “El no-mileurista como modelo

  1. Peor aún: el mileurismo corroe de tal manera a aquél que lo padece que cualquiera que no está en sus situación parece convertirse para algunos en su enemigo. Es casi percibido en algunos casos como una virtud que confiere una superioridad moral que permite tirar contra todo y contra todos, y que justifica cualquier picardía, desobediencia o intento de minar lo poco que nos queda del estado social, o incluso el odio a cualquiera que todavía se gana bien la vida y en un trabajo que le gusta. Si yo estoy jodido, al menos que lo estén todos.

  2. Como dice un amigo, “se” no hace nada. El uso de la impersonal es un error: ¿quién está idealizando al no-mileurista?

    Estoy ahora leyendo “La doctrina del shock” y la respuesta parece clara. Esta campaña tiene nombres y apellidos, lo que aquí llamamos neoliberales. Y los motivos están claros: que una minoría también con nombres y apellidos sigan forrándose. ¿Cómo explicar si no que las empresas del Ibex 35 estuvieron casi sin excepción en números negros incluso en lo peor de la crisis?

    Quizá me he desviado un poco del tema, pero ya dijo aquel de la barba que “las ideas dominantes de una época son las ideas de la clase dominante”. Y parece que la clase dominante han decidido que ya está bien de mimar a la clase media.

  3. “Esta campaña tiene nombres y apellidos, lo que aquí llamamos neoliberales.”

    No estoy, en modo alguno, de acuerdo. Los neoliberales se han apuntado a una operación de acoso y derribo al trabajador ‘privilegiado’ (el consolador aéreo, pero no, el futbolista u otros.) que, en mi opinión, ha abierto, por diversas razones, el propio gobierno: Blanco, Rubalcaba, pero no sólo ellos.

    Mauricio Patapalo

  4. Es el eterno tema entre los “instalados” y los no instalados, pero creo que las cosas van por otro camino. Hoy podemos distinguir dos grupos: Los que viven “del presupuesto” y los que sostienen el presupuesto. Y así a tirar de la cuerda hasta que se rompa, que ya está cerca.

  5. Será que no estoy muy al tanto de la actualidad, pero yo no he visto esa confusión por ninguna parte. Muy al contrario.

    El de los controladores ha sido un gremio privilegiado gracias a disponer de medios de presión infrecuentes (paralizar el espacio aéreo). No habría estado mal que se extendiera la cosa y se exigiera eliminar los privilegios de otros gremios privilegiados: los altos directivos de empresas cotizadas y los cargos políticos, cuyo poder consiste en ambos casos en que ellos se ponen el sueldo y las condiciones. Desgraciadamente no ha sido así en absoluto, y lo de los controladores se quedó en caso aislado.

    Mucho menos, por tanto, habrá producido resentimiento hacia los trabajadores que gozan de buenas condiciones laborales por su formación, o sus cualidades, o porque han tenido suerte. Por supuesto, el resentimiento nunca será excesivo cuando esas condiciones ventajosas se deban a ser hijos del dueño o a ser unos arribistas, tiranos con los de abajo, traidores con los de al lado y zalameros con los de arriba.

    Por otra parte, está claro que las reformas actuales y futuras van a consistir todas ellas en empeorar la situación de los trabajadores (eliminar derechos y reducir salarios). La mercadocracia lo exige sin remisión. Aunque cabe pensar varios modelos.

    1) La “igualación por abajo”, es decir, mantener unos mínimos de base similares a los actuales (en lo posible) y perjudicar más al que más tiene.

    2) El “descenso homogéneo”, en el que se empeora más o menos proporcionalmente la situación de todos, y si los 10.000 euristas pasan a ser 8.000 euristas, los mileuristas pasan a ser 800 euristas.

    3) El “efecto Mateo”: “al que tiene se le dará más, pero al que no tiene se le quitará aún lo poco que tiene” (Mt 25, 29). Los mileuristas pasan a ser 600 euristas y los 10.000 euristas pasan a ser 12.000 euristas.

    ¿Cuál de los tres modelos de reforma social os parece más aceptable? ¿Son igual de viables o el mercado exige uno concreto?

  6. ESto de “no mileurista” me recuerda a cuando leia libros de fantastico-medieavales mal traducidos, que en vez de traducir “undead” por muertos vivientes, lo traducian por “no muerto”…eran unas pesimas traducciones , ya que traducir el morfena, fue un autentica chapuza, cuando he leido “no mileurista” pensaba que te referias a alguien de 1500 euros por ejemplo. Como consejo, creo que tal vez hubiera sido mejor coger el morfena SUB, que quiere decir debajo de..

    Submileurista, debajo de mileurista, osea que cobra menos, es mas facil y entendible y de hecho ya he visto escritores que lo han usado y es mas habitual en foros.

    Nada solo eso un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s