Presidente Adjunto

Todos sabemos que una cosa es el diseño institucional y político que se hace sobre el papel del BOE y otra cosa es lo que sucede en realidad. En el fondo es la diferencia que hay entre el Derecho y la Politología cuando ambas disciplinas estudian el funcionamiento de las instituciones.

Desde que José Blanco fue nombrado ministro de Fomento su papel político y mediático no ha parado de crecer. El hecho de que, además de ministro del departamento con más capacidad inversora, sea el vicesecretario general del PSOE (al que se atribuye un control absoluto del ‘aparato’) le coloca en el centro de decisión, muy superior al de un simple ministro de Fomento. Ya pasó con Álvarez-Cascos en la primera legislatura de Aznar.

En estos días Blanco tiene un protagonismo absoluto, tanto por cuestiones propias de si ministerio (controladores y financiación de las infraestructuras), como por pronunciamientos sobre las Primarias del PSM o gracias al lanzamiento de globos sondas (presión tributaria). De hecho José Blanco es el miembro del gobierno que más se le ve en los medios de comunicación a pesar de que el gobierno ha suspendido sus vacaciones y todos están en sus despachos con unos medios de comunicación deseosos de cualquier noticia en pleno mes de agosto.

El actual gobierno de Rodríguez Zapatero está organizado en tres escalones: Presidente, Vicepresidentes y Ministros. Pero Blanco no está en el tercer escalón sencillamente porque él tiene otro rango mayor en el partido que sostiene al gobierno.

La función que está desarrollando últimamente Blanco es la “Presidente Adjunto”, más aún que la de cualquiera de los tres vicepresidentes. Rodríguez Zapatero vive cada vez más el ‘Síndrome de La Moncloa’ y Blanco es la persona que ha asumido la presencia de primera línea que no tienen ni el Presidente ni los Vicepresidentes. La Adjuntía le permite tomar decisiones o marcar trayectoria, cosa que nadie está haciendo en el actual momento y que los Vicepresidentes ni se les ocurre.

Esto no es nuevo en la vida política española reciente: Alfonso Guerra sí ejerció una Vicepresidencia efectiva en lo jurídico y en lo político en la primera época de los gobiernos de Felipe González (después nadie fue capaz de ello); el ya citado Álvarez-Cascos hizo lo propio en la primera legislatura de Aznar y no pudo ser sustituido en ese papel por Rodrigo Rato por más que el Vicepresidente económico lo buscara. Rubalcaba lo fue en la primera legislatura de Rodríguez Zapatero, pero demasiado cansado, el relevo lo ha tomado Blanco, al que no le faltaban precisamente ganas.

Ya se está claro que se ha resuelto la pregunta que yo mismo me hacía en septiembre del pasado año.

2 comentarios en “Presidente Adjunto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s