Aduana comercial

Lo de las manifestaciones (de risa, creedme) que se están dando en la frontera entre España y Marruecos en Melilla ponen de manifiesto una diferencia fundamental entre las dos ciudades autónomas españolas.

En la frontera de Melilla existe una aduana comercial, es decir, pueden circular legalmente mercancías entre España y Marruecos por este paso. Las mercancías pagan los aranceles correspondientes y el camión sigue adelante.

Por el contrario en la frontera hispano-marroquí en Ceuta no hay aduana comercial, lo cual quiere decir que las mercancías que pasan diariamente desde el polígono de naves aledaño a la frontera hacia Marruecos y desde los mercados de Castillejos (ciudad marroquí fronteriza) hacia España lo hace de forma ilegal: contrabando. Es por ello por lo que los marroquíes han elegido hacer el numerito en Melilla y no en Ceuta, donde todos los comerciantes tienen proveedores en la Península.

Desde hace muchos años la sociedad civil ceutí (lo que queda de ella) viene reclamando que el Gobierno de España (se le reclamaba a Aznar y también a Rodríguez Zapatero) haga todas las gestiones conducentes para que se establezca una aduana comercial en la frontera ceutí. Sabemos que esto no depende exclusivamente del Gobierno español y que el marroquí no está demasiado dispuesto a ceder en algo que sería beneficioso (ingresos fiscales para ambos y desmantelamiento de las ‘mafias’ fronterizas).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s