Septuaginta. Hermenéutica en estado puro

Natalio FERNÁNDEZ MARCOS: Septuaginta. La Biblia griega de judíos y cristianos. Sígueme. Salamanca. 2008. 157 páginas.

Este pequeño libro es una interesante introducción a lo que ha sido una de las traducciones más importantes de la Historia: la que se hizo de la Biblia en lengua hebrea al griego. Esta traducción recibe el nombre de sus setenta traductores (‘septuaginta’ es setenta en latín).

La obra recorre las fuentes más antiguas sobre el modo en el que se realizó la traducción, las revisiones semitizantes a la que la traducción griega fue sometida, las diferencias textuales entre el texto griego y el hebreo y el modo en el que los manuscritos de Qumran han supuesto un respaldo al texto griego sobre el masorético, así como al hecho de que fuera el texto que los autores cristianos de la Patrística manejaron y las consecuencias hermenéuticas que esto tiene.

La Hermenéutica tiene dos fuentes originarias: los estudios bíblicos y los estudios jurídicos. Este libro le da un referente, muchas veces no explicitado, a numerosas cuestiones hermenéuticas tales como la conexión de cosmovisiones, la relación entre pensamiento y semántica, la independencia del texto del autor e, incluso, la independencia del texto del soporte. Recomendable para los interesados en la interpretación.

Celda 211

Anoche fui a ver “Celda 211”. Sé que voy a reiterarme en lo que otros muchos han dicho: Tosar hace una actuación absolutamente impresionante. Esta película, con un buen ritmo impropio del cine español, te mantiene en la butaca totalmente entregado a la trama y a la narración.

Es una película carcelaria que no imita a las películas norteamericanas sobre el mismo tema. Cuida los detalles hasta el extremos que cualquiera que haya entrado alguna vez en una prisión puede reconocer en ella muchos elementos comunes a los establecimientos penitenciarios españoles de antigua factura. No me parece una película maniquea, ya que las debilidades y fortalezas de cada grupo se muestran en toda su crueldad.

Como dice mi buen amigo Javier Sakona debería haber un “Goya al mejor casting” para dárselo al director o directora de casting de esta película, ya que la figuración y los actores secundarios le dan una credibilidad absoluta.

La segunda generación ya está aquí

Hoy “El País” nos contaba que el candidato oficialista había sido seriamente derrotado en el Congreso Provincial del PP de Ourense. Cosa rara de no haber sido que la candidatura no oficialista era la que se encontraba en ejercicio y que la presidencia pasaba al hijo del hasta ahora presidente. Todo un ejemplo de oligarquía política.

Este fenómeno no es ni privativo de Ourense ni del Partido Popular. Los hijos de la primera generación de dirigentes políticos de la democracia ya están en edad de merecer y, poco a poco, van tomando posiciones dentro de los partidos de sus progenitores, actividad para la que cuentan con la guía de estos.

Los papás y las mamás preparan el curriculum de sus vástagos procurándoles cargos en organizaciones paralelas al partido en cuestión, acumulando una gran “experiencia”. Después de saltar de cargo vacío en cargo vacío (pero que lucen enormemente), llega el momento de pasar a algo serio por primera vez, para lo que emplean todos sus “conocimientos” (por no hablar de influencias y artes de todo tipo).

De esta manera, y cuando llega el momento cumbre, el hijo/a del dirigente de primera generación, tiene un curriculum político que ha sido absolutamente imposible para cualquier otro aspirante. Algo parecido a lo que ocurre en la Universidad.

Todo esto es acompañado de todo tipo de justificaciones propias de la más rancia aristocracia: “ha aprendido la política en casa”, “conoce el partido desde el día que nació” o “lleva la política en la sangre”.

Gran parte del éxito de esta estrategia depende de la colaboración de otros cargos internos de ese mismo partido. Lo que está sucediendo es la colusión entre todos ellos para intentar que los respectivos hijos entren a competir y que los elementos extraños (los ‘homines noui’) lo tengan lo suficientemente difícil como para desistir.

Replicando a una carta no publicada

Sé que los temas locales, en un blog de política general, no suelen ser de interés fuera de la localidad de residencia del que suscribe, pero no puedo evitar compartir con vosotros una práctica que se ha producido en algunos medios de comunicación ceutíes y que hoy se ha repetido.

La práctica es tan simple como manipuladora y cobarde. Consiste en no dar una noticia o no publicar algo, y sí la contestación a esa noticia o publicación. Con ocasión de un artículo firmado el 24 de enero de un columnista de “El Pueblo Ceuta” en que decía, sobre una profesional de los medios locales, lindezas del tipo que era tan fea que habría que ponerle un burka, varias decenas de periodistas, columnistas, blogueros y otros ciudadanos, que se sumaron, enviamos a “El Pueblo de Ceuta” (y a otros medios) una carta al director mostrando nuestra repulsa a ese tipo de ejercicio de la columna de opinión.

El periódico “El Pueblo de Ceuta”, donde el autor tiene su columna en el privilegiado espacio de la contraportada, no ha tenido a bien publicar la carta al director firmada, con nombres, apellidos y números del DNI, por cerca de setenta persona.

Pero eso no ha sido problema para que el mismo columnista conteste a una carta al director que su medio no ha publicado. “El Pueblo de Ceuta”, de esta forma, publica contestaciones a noticias o cartas que no ha dado. Un ejercicio impecable del periodismo, sin duda.

Estampas (2). Aceras gerontocidas

El Ayuntamiento de Ceuta (o la Ciudad Autónoma de Ceuta) está colocando mármol en determinadas aceras del centro de la ciudad. En mi opinión es una horterada, pero parece que a los vecinos de la zona que más vota al PP le encanta.

Pero claro, el problema es que en Ceuta llueve mucho, si lo comparamos con otros lugares del sur de España. Esto hace que los “preciosos” mármoles se conviertan en verdaderas pistas de patinaje, donde te resbalas varias veces en un centenar de metros.

El rocorró de esta imprudencia marmólea se encuentra en una calle (Fructuoso Miaja) donde además del acerar en mármol lo han hecho en las cuestas. Una genialidad si la verdadera intención de esta intervención municipal no es otra que la de provocar un gerontocidio.

La foto no es buena, pero da una idea

Jugar fuera. Perder al utilizar el discurso del adversario

Roger Senserrich ha escrito una magnífica entrada sobre el cambio de discurso de Obama que supone la congelación del gasto público, una congelación que realmente sólo alcanza al 3% del Presupuesto. Él considera, con razón, que los demócratas norteamericanos, con el Presidente Obama a la cabeza están enterrando la agenda izquierdista (liberal dirían en los EEUU), en parte gracias a su incapacidad para mantener cierta disciplina de partido.

El exhibir como fin de la crisis la paralización del plan de estímulo y la congelación del gasto público, por mínimas que sean estas medidas en la realidad, suponen ceder al marco de compresión de los republicanos, si utilizamos la terminología de Lakoff.

Los marcos de comprensión son muy importantes dentro de la política, ya que crean una visión de la realidad, una jerarquía de valores y un sentido de la política adecuados a la ideología o tendencia de los que nacen. Emplear el marco de comprensión de los republicanos es cederles la victoria, por más que se pueda ganar la reelección, pues es considerar que la única política es la que se desprende de esta forma de comprender la vida social, económica y política.

Como dicen Adrian Wooldridge y John Micklethwait, autores de Una nación conservadora, los conservadores norteamericanos se han tomado muchos años, interés y han invertido dinero tanto en formular su ideario a todos los niveles como en difundirlo. Los liberales o izquierdistas no pueden pretender que todo ese edificio de mensajes sencillo pero que calan, de pensamiento generado en el miedo a lo otro o de exaltación de un individualismo tan radical como antropológicamente incierto ha desaparecido por el simple que hecho de que hayan ganado la Presidencia y las dos Cámaras del Congreso. Si al primer revés, lo que se hace es cambiar de marco de comprensión o es por incapacidad, cobardía o inoperancia, o porque se está donde en determinado espectro por cuestiones coyunturales o por puro oportunismo.

Revisando la revisibilidad

El PP, en su estrategia de vuelta al pasado, ha sacado el tema de lo liviano que según ellos es nuestro sistema punitivo, para sacar el tema de la “cadena perpetua revisable”, tema que no piensan llevar en su programa electoral, por cierto. No voy a entrar en el encaje constitucional de la “cadena perpetua” (imposible), sino en el adjetivo “revisable” que es instrumento con el que intentan hacerla pasar por constitucional.

1) Toda pena es revisable. Cualquier pena que se imponga (salgo la pena de muerte ejecutada) es susceptible de ser revisada, tanto en su forma de cumplimiento, como por medio del ejercicio del indulto. Si toda pena es revisable, entonces ¿por qué se habla de “cadena perpetua revisable”? Realmente es introducir simple y llanamente la cadena perpetua.

2) ¿Quién la revisaría? Sea un órgano administrativo, un órgano administrativo-político o un órgano judicial los problemas serían los mismos que actualmente se dan cuando se concede el tercer grado. Todos los que están siempre dispuestos a hacer demagogia con la política penitenciaria, la harían con más ganas al ver en la calle a alguien condenado no a una pila de años, sino a cadena perpetua, con lo que el siguiente paso sería pedir la abolición de la reversibilidad de la cadena perpetua.