El derecho a saber de qué te acusan

Una acusación tiene que ser clara. De hecho en los procedimientos penales es una garantía el saber de qué eres acusado. Kafka construyó una genial obra, El proceso, precisamente sobre la imposibilidad de un hombre de saber cual era la acusación que pendía sobre él.

Lo que en el Derecho es un derecho fundamental, en la política y en la vida cotidiana deberá ser también un imperativo. Además el que acusa tiene la carga de prueba, no el acusado.

Ayer en Twitter, antes de irme al EBE09 (del que espero hablar en la próxima entrada), Cristina Cifuentes, vicepresidente de la Asamblea de Madrid, dijo sobre la Presidenta del Tribunal Constitucional:

Maria Emilia Casas lo que tendría que hacer es explicar sus oscuras relaciones con la familia del etarra carmelo landa… [sic]

Al emplear el adjetivo calificativo “oscuras” estaba formulando una acusación que no explicó y eso que nos cruzamos un montón de twitteos, con mezcla de temas incluida.

Si Cristina Cifuentes y el PP conocen esas relaciones “oscuras” deben ser ellos las que las pongan de manifiesto, que digan en qué consiste su oscuridad. Si dicen “oscuras relaciones” es porque hay algo ilegal, inmoral o inconfesable, no porque faltase iluminación.

La cosa continuó y la Vicepresidente de la Asamblea de Madrid dijo:

En el caso de la Pta de T.Constitucional no he hablado de “chanchullos y corrupción”, solo de posible mala praxis.

Una “mala praxis” basada, claro está, en la “oscuras relaciones”. Se vuelven a utilizar un nuevo calificativo negativo, apoyado en otros que ni ha sido explicado ni nada parecido. Se lanza la piedra y esconde la mano, diciendo que debería ser la Presidenta del Tribunal Constitucional quien explicase este asunto.

No es así. Primero el PP tiene que decir que entiende por “oscuras relaciones”. Luego, cuando todos tengamos claras las “oscuras relaciones”, tiene que fundamentar la “mala praxis”. No ir poniendo calificativos negativos que no prueba en absoluto y, lo que es peor, formula “acusaciones” (no en el sentido jurídico sino en el político) que no concreta.


6 comentarios en “El derecho a saber de qué te acusan

  1. Ya sabemos que aquí las relaciones oscuras son las de los demás.

    Yo después de oir a Rajoy presumir de que el PP es el partido de la unidad y de la limpieza en la vida pública ya estoy convencido de que Mariano y el PP están siendo protagonistas del rodaje de Alicia en el País de las Maravillas con Tim Burton…

    Seguro que en el montaje final lo entendemos…

  2. Intuyo que Cristina Cifuentes hace relación a esta información aparecida la pasada semana en el diario La Gaceta http://www.intereconomia.com/noticias/maria-emilia-casas-y-marido-son-intimos-del-etarra-karmelo-landa No obstante, estoy completamente de acuerdo contigo en que es intolerable exigir a alguien que se defienda de algo que únicamente se insinúa.

    Sin embargo, no creo que el PP sea, precisamente, ningún partido del que poder tomar ejemplo.

  3. Que el PP madrileño acuse a alguien de forma infundada de “mala praxis” no es nuevo… Me viene a la memoria el Dr. Luis Montes, que no sólo está absuelto de todo lo que supuestamente se le imputó sino que además en el juicio se hizo mención expresa a que no hubo tal mala praxis…
    Pero miente, que algo queda…

  4. El comentario se refería exclusivamente a las acreditadas relaciones de amistad existentes entre la presidenta del Tribunal Constitucional y la familia del ettarra Carmelo landa. María Emilia Casas presidía el órgano que revocó la decisión de la Sala Penal del Tribunal Supremo de condenar por colaboración con ETA a los miembros de la dirección de Herri Batasuna, a la cual pertenecía el etarra landa. Emlia Casas incurrió a mi juicio en mala praxis por no abstenerse en una votación que afectaba directamente a alguien con quién mantiene una estrecha amistad. Estos son los hechos y exactamente a estos hechos me refería, cualquier otra cosa constituyen elucubraciones. El resto de las afirmaciones comntenidas en los twitts a los cuales el autor alude, se referían a la imputación por prevaricación, malversaciñón y tráfico de influencias del alcalde y los concejales socialistas de un municipio madrileño, que nada tienen que ver con esta cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s