100% de aprobados en Selectividad

Nada más conocerse las pruebas de Selectividad en junio hay centros docentes que se lanzan a anunciar sus resultados, claro que lo hacen siempre que hayan aprobado el 100% de los alumnos presentados.
Como todo dato en bruto, indica poco. En este caso que el 100% de los alumnos presentados por un centro en la convocatoria de junio han conseguido un cinco en la nota de acceso a la Universidad (que no es exactamente la nota de Selectividad sino la suma de la nota de Selectividad, sumada a dos veces la nota media del expediente y todo ello dividido entre tres)
Cuando yo veo este dato en bruto, siempre me pregunto por el número de alumnos que estaban matriculados en 2º de Bachillerato. Porque, obviamente, no debería significar para un centro lo mismo que aprueben todos sus alumnos en junio cuando ha presentado, digamos, al 90% de los matriculados. Si el 100% de aprobados se corresponde con el 50% de los matriculados comenzamos a ver que había cierta trampa.
Y hasta ahora solamente he hablado de la convocatoria de junio de la Selectividad, porque a efectos de datos publicados y de publicidad de los centros, la convocatoria de septiembre directamente no existe. Creo yo que para medir correctamente los resultados en la Selectividad de un centro debería mirarse las dos convocatorias, porque así se evitarían tentaciones (que no digo que se den) de mandar a los seguros a junio y al resto, sin restricciones ningunas, a septiembre.
Si uno quiere ser aún más fino en el análisis de los datos, podría interesarse por cuantos alumnos que comenzaron en ese centro 1º de la ESO han aprobado la Selectividad, lo cual nos daría una visión muy interesante sobre la capacidad del centro en cuestión de “sacar adelante” a sus alumnos, siendo consciente que no todo el que empieza la ESO (obligatoria) tiene interés por hacer el Bachillerato (no obligatorio).

Selectividad
Nada más conocerse las pruebas de Selectividad en junio hay centros docentes que se lanzan a anunciar sus resultados, claro que lo hacen siempre que hayan aprobado el 100% de los alumnos presentados.

Como todo dato en bruto, indica poco. En este caso que el 100% de los alumnos presentados por un centro en la convocatoria de junio han conseguido un cinco en la nota de acceso a la Universidad (que no es exactamente la nota de Selectividad sino la suma de la nota de Selectividad, sumada a dos veces la nota media del expediente y todo ello dividido entre tres)

Cuando yo veo este dato en bruto, siempre me pregunto por el número de alumnos que estaban matriculados en 2º de Bachillerato. Porque, obviamente, no debería significar para un centro lo mismo que aprueben todos sus alumnos en junio cuando ha presentado, digamos, al 90% de los matriculados. Si el 100% de aprobados se corresponde con el 50% de los matriculados comenzamos a ver que había cierta trampa.

Y hasta ahora solamente he hablado de la convocatoria de junio de la Selectividad, porque a efectos de datos publicados y de publicidad de los centros, la convocatoria de septiembre directamente no existe. Creo yo que para medir correctamente los resultados en la Selectividad de un centro debería mirarse las dos convocatorias, porque así se evitarían tentaciones (que no digo que se den) de mandar a los seguros a junio y al resto, sin restricciones ningunas, a septiembre.

Si uno quiere ser aún más fino en el análisis de los datos, podría interesarse por cuantos alumnos que comenzaron en ese centro 1º de la ESO han aprobado la Selectividad, lo cual nos daría una visión muy interesante sobre la capacidad del centro en cuestión de “sacar adelante” a sus alumnos, siendo consciente que no todo el que empieza la ESO (obligatoria) tiene interés por hacer el Bachillerato (no obligatorio).

4 comentarios en “100% de aprobados en Selectividad

  1. Interesante reflexión…

    Mis datos, empíricos, del período 1987-1991 (desde 1º de BUP hasta COU) en un magnífico instituto público (Isabel La Católica) de un distrito nada conflictivo de Madrid, daban algo así (quizás me equivoque en una persona; y cabe precisar que según pasabas de curso los intinerarios de Ciencias, Letras y Mixtas te iban juntando con otros/as compañeros/as a quienes no tengo en cuenta para este resumen; sí a los 36 que empezamos, porque da la casualidad de que un pequeño grupo hablamos del asunto en septiembre del 91, acabada la segunda prueba de selectividad de algunos…):

    1º BUP: Éramos 36 alumnos/as, de los cuales 21 pasamos limpios a 2º, dos repitieron y otros 13 pasaron a 2º con alguna asignatura suspendida.

    2º BUP: De los 34 que quedábamos, 16 pasaron limpios a 3º, 3 repitieron curso y otros 15 hicimos 3º con alguna asignatura -en mi caso, mi afortunado encuentro con los canutos y mi incapacidad para entender la Física y la Química tuvieron parte de culpa-.

    3º BUP: De los 31, 25 titulamos como Bachiller, pero sólo 22 hicimos COU, porque un compañero lo dejó para ponerse a trabajar y dos prefirieron hacer lo que entonces eran novedosos módulos de FP…

    COU: De los 22, 12 hicimos selectividad en junio y 6 en septiembre, mientras 4 tuvieron que repetir, aprobando la selectividad 13 de los de junio y los 2 de septiembre que se examinaron -los otros 4 de septiembre no se examinaron de selectividad, quizás porque no esperaban aprobar o por otros motivos-. No sé qué pasó al año siguiente con quienes repitieron, ni con quienes podían examinarse al junio siguiente de selectividad, que quizás estuvieron un año en alguna academia o aprovecharon para hacer la mili, que entonces se estilaba.

    Resumen: no sé qué sucedió con quienes habiendo repetido o suspendiendo asignaturas en 1º, 2º, 3º y COU tuvieron posteriores opciones (porque seguro que alguno/a alcanzó la Universidad), pero de los 36 que empezamos 1º de BUP sólo 13 (33,3%) aprobamos selectividad en junio y sólo 15 en total accedieron a la universidad (41,6%) en el plazo esperado de 4 años posteriores a la EGB…

    ¿Eso es mucho? ¿Poco? Ni idea. Sí es importante saber que empezamos al año siguiente de las manifestaciones del “Cojo Manteca”, que había sido un año terrible porque las huelgas dejaron por el camino a mucha gente, y en ese 1º de BUP los profesores se encargaron de motivar al alumnado y de hacerles ver que los chavales del año anterior habían salido escaldados.

    A ver qué puedes contarnos sobre la actualidad: ¿titula la mayoría de quienes empiezan Bachiller? ¿Se nota tanto que la extensión de la enseñanza obligatoria hasta los 16 provoca que gente que no quiere o no sirve para estudiar entorpezcan las clases? ¿Consideran en todo caso importante los chavales de hoy lo de acabar sus estudios? ¿Es verdad que salen tan mal formados? ¿Las grandes ciudades son una isla?

    Prestaré atención a lo que comentes, porque asumo que tu pregunta sobre el “número de alumnos que estaban matriculados en 2º de Bachillerato” es retórica. ¿Hay bastante más detrás de los datos oficiales, ¿no?

    Saludos, amigo.

  2. Si el infierno existe, seguro que está en los colegios de curas.

    Para conseguir buenas ratios, suspenden a buenos alumnos, expulsan a los malos alumnos, que luego suelen ser “de los buenos” en otros sitios, y al tener más demanda que oferta, sus candidatos obtienen mejor porcentaje, dejando para septiembre los que ellos consideran dudosos.

    Presentarse al examen de selectividad, debería ser posible para cualquier persona, de cualquier edad. Me parece idiota que para “tardíos”, se tenga que esperar a ser mayor de 25 años, ¿Porqué no “tardíos” de 20 ó 22?, y

    ¿Para qué profesores de bachillerato?

    Los que enseñen que tengan clientela, pero para más del 50% de personas que acceden a la universidad, los conocimientos necesarios para superar el examen de selectivo pueden ser adquiridos al 100% estudiando por su cuenta.

    Es más, creo que más del 50% de las personas que acceden a la universidad, podrían hacerlo a la edad de 16 años o antes, estudiando el selectivo incluso desde los 12 a los 14 años, y no desde los 16 a los 18.

    Cuatro años que implicaría que la incorporación de los universitarios al mercado laboral no distara tanto en edad de los formados en formación profesional, abarataría los costes de mantenimiento de los estudiantes de las familias, evitaría el porcentaje de fracaso escolar debido a la pubertad, trasladándolo a los estudios universitarios, vale, pero ya nadie dudará de su valía personal, y en la universidad, se puede estudiar y “hacer el ganso” a la vez mejor que en bachiller.

    Acceso a la selectividad universal, cuando se quiera.

    Eso si, como una oposición, sin media con el bachiller. Así los enseñantes de bachiller, valdrán por lo que enseñan, liberados de la tiranía de la evaluación.

  3. Una vez que se sabe leer todos los conocimientos pueden ser adquiridos fuera de un aula ¿por qué entonces profesores de otros ámbitos? Además, teniendo en cuenta cómo está el patio, por qué adelantar la edad, lo siento pero ese razonamiento se me escapa. Y eso sin tener en cuenta el hecho de que la universidad es mucho más que una fábrica de trabajadores.

    Volviendo a la entrada, sí, se hacen muchas trampas, pero no necesariamente en el sentido que señalas. Donde yo trabajaba hace dos años se montó, y gorda, en la junta de evaluación de 2º, el centro, laico, es una máquina de quemar profesores pero es un colegio con buen nivel (dejamos para otro día los que se quedan en el camino) así que, en general, sus alumnos están bien preparados para pasar selectividad incluso suspendiendo durante el curso. Ese año mandaron a selectividad (yo daba en bachillerato, pero no en 2º) al 80% de los matriculados; ahora bien, la cuestión es que el porcentaje de aprobados no era tan alto, incluso hubo una alumna que milagrosamente aprobó cuatro asignaturas, entre ellas lengua, para la que la nota máxima de un examen en todo el curso era de 4,6, historia, que sólo había aprobado un examen durante el curso, matemáticas, no llegaba al 3 y la otra no recuerdo. Aprobaron todos, como las medias no eran para echar cohetes no se pusieron las notas a la vista como se hacía todos los años.

    Ahora bien, sí que es cierto que se hizo porque se pensaba que iban a aprobar selectividad, de no ser así no se les hubiera pasado. Lo que no se hace, o yo no he visto, es suspender al que se cree que no va a aprobar selectividad, la “trampa” está en que un alumno que tiene alguna suspensa es “ayudado” o no en función de lo que se espera que haga en selectividad y es lamentable que por una materia se pueda reventar un año de la vida a un chico de 18 años tanto como ayudar a otro para que el colegio mande a más matriculados y quede mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s