Tabaco, impuesto, disuasión y recaudación

Hace varias semanas el Gobierno subió los impuestos del tabaco. Como soy fumador no me hizo demasiada gracia pero agradecí sumamente que se dijera la verdad, que se subía el tabaco para ingresar más dinero en las arcas públicas, a las que la crisis están dejando bastante tocadas.
Nunca me he creído que las subidas del tabaco, de veinte en veinte céntimos, sea para evitar que fumemos, esto es, para desincentivarnos por medio del precio. Si eso se hubiera querido hacer (algo que yo hubiera deseado en su momento) el precio medio de la cajetilla debería estar, vía impositiva, más allá de los nueve euros.
Esta medida sí bien hubiera tenido efecto desincentivador, hubiera sido mala para Hacienda, ya que a pesar de la subida de impuestos el menor consumo hubiera hecho recaudar menos que antes.
Agradezco a la Vicepresidenta Salgado su sinceridad y le pido, cuando la crisis haya pasado, que se suban los impuestos del tabaco más allá de lo decente a ver si me animo a quitarme de este vicio.

ColillaHace varias semanas el Gobierno subió los impuestos del tabaco. Como soy fumador no me hizo demasiada gracia pero agradecí sumamente que se dijera la verdad, que se subía el tabaco para ingresar más dinero en las arcas públicas, a las que la crisis están dejando bastante tocadas.

Nunca me he creído que las subidas del tabaco, de veinte en veinte céntimos, sea para evitar que fumemos, esto es, para desincentivarnos por medio del precio. Si eso se hubiera querido hacer (algo que yo hubiera deseado en su momento) el precio medio de la cajetilla debería estar, vía impositiva, más allá de los nueve euros.

Esta medida sí bien hubiera tenido efecto desincentivador, hubiera sido mala para Hacienda, ya que a pesar de la subida de impuestos el menor consumo hubiera hecho recaudar menos que antes.

Agradezco a la Vicepresidenta Salgado su sinceridad y le pido, cuando la crisis haya pasado, que se suban los impuestos del tabaco más allá de lo decente a ver si me animo a quitarme de este vicio.

5 comentarios en “Tabaco, impuesto, disuasión y recaudación

  1. El tabaco es una sustencia adictiva, fuértemente adictiva, así que el Estado adopta aquí la misma lógica de los traficantes de heroína: estimular la adicción fidelizando así al cliente.

  2. No. Niet. Nain. Niente. Si subes a ese nivel el precio del tabaco simplemente aumentará el contrabando. Este tipo de vicios tiene una demanda bastante inflexible, así que responden mal al precio. Además del hecho de que cada uno debe tener la libertad de quemarse los pulmones a su gusto, que ya somos mayorcitos. Eso sí, pagando mediante impuestos incluídos en el precio las externalidades producidas (coste sanitario). Ah, y jodiendo vivo al que provea de cigarrillos a menores de 18.

    Eso de querer corregir los vicios privados desde el poder se ha demostrado erróneo y estúpido desde siempre. Partiendo de Capone, pasando por las leyes franquistas de defensa de la moral y aterrizando en la actual represión del comercio de drogas.

  3. Reciente ex-fumador llevo sólo dos meses en esta tanda de no fumar ( después de 10 años fumando, que empezaron en una dieta tras 7 años sin fumar).

    Personalmente en esto del tabaco veo mucha hipocresía.
    Son los CIGARRILLOS los ma´s adictivos, sobre todo porque llevan muchas más sustancias que el propio tabaco.

    Cuando estuve 7 años seguidos sin fumar cigarrillos, fumarme un puro no me llevaba al fía siguiente a tener mono, es más en estos dos meses que llevo, me fumé un puro en una fiesta, a los 15 días sin fumar, y tampoco.

    No todos los cuerpos son iguales, pero estoy seguro que si se PROHIBIESEN LAS MARCAS DE CIGARRILLOS, se solucionaría buena parte del problema sanitario.

    El tabaco se podría vender, para liar, o puro, pero nunca liado. Además de la reducción de consumo ante la pereza de liarse un cigarrillo, y muchos se han pasado al tabaco de liar por precio – y menuda socialistada les han hecho a estos pobres doblándoles el precio, como para no volverlos a votar jamás, los PPros se atrerían a tocar esos pobres bolsillos – .

    Sin marcas de cigarrillos, con tabaco PURO a granel mezclado, como antiguamente el café, según procedencia, la adicción bajaría, y los consumidores, lo harían menos, así como los recién llegados, podrían tener mas fácil su escapada de esta droga.

    Por otra parte no es nada atractivo sexualmente fumar tabaco de liar, del otro tampoco, pero ya lo han vendido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s