¿Lo que vale para Galicia vale para Canarias?

parlamento-de-galicia
Pues sale Núñez Feijoo (PP) diciendo básicamente la tontería de siempre, que si es elegido como Presidente de la Xunta hará una reforma electoral para que gobierne, casi seguro, el partido que más votos ha recibido.

El Partido Popular puede dar ejemplo y empezar a aplicar su doctrina, sin necesidad de reformas electorales. Puede decidir que quitarle al PSOE el gobierno canario fue una mala idea y que, como proponen en Galicia, debiera haber gobernado el partido más votado.

Es un sistema parlamentario lo que más cuenta son los apoyos que el gobierno tiene en la cámara, que a su vez traducen la voluntad de los ciudadanos. Feijoo, en particular, y el PP en general solamente valoran reformas electorales “ad hoc”, es decir, cómo gobernar sin ganar con la mayoría suficiente o incluso sin ella.

Los sistemas electorales son como la propia democracia, una vez te dan la victoria y otra la derrota, pero lo que no es de recibo es querer cambiar el sistema según hayas podido formar gobierno o no, porque en el fondo lo que se está poniendo en evidencia es que lo que realmente no gustan no son los sistemas electorales, sino el propio hecho de la democracia, que propicia cosas como que la derecha puede perder el poder.

12 comentarios en “¿Lo que vale para Galicia vale para Canarias?

  1. En efecto, de todas las salidas demagógicas y aún peor, manifiestamente imposibles, ninguna peor que esta de que este burdo sofisma de que “debe gobernar el más votado”, al que por cierto ha recurrido también el inefable Ibarretxe.

    No es así por dos motivos: el primero es que lo que cuenta es la voluntad del pueblo; y da igual si al más votado le respalda un 40% si los dos siguientes reúnen el 60% y coinciden en no aguantarle. Sencillamente, la mayoría del pueblo lo rechaza.

    ¡Porque “el más votado” y “el que tiene el apoyo de la mayoría” no tienen por qué ser la misma persona!

    El segundo es más simple: sencillamente es imposible que gobierne el más votado si no tiene mayoría parlamentaria, y eso no hay reforma que pueda impedirlo. Incluso la más rígida camisa de fuerza legal solo conseguiría que a las elecciones se presentaran exclusivamente dos formaciones o coaliciones, la azul y la roja.

    La democracia quedaría tremendamente empobrecida y el PP… seguiría quedándose en la oposición cuando no tiene la mayoría.

  2. “el más votado” no , debe gobernar el que consigua aunar más respaldo…ese es el escozor del PP y cuando estas peregrinas ideas se le agot5án entonces sacan a Baltar….

  3. Hay por ahí regímenes en los que el presidente ha tenido que gobernar sin tener la mayoría parlamentaria. Pasó en Francia con la famosa cohabitación y les pasa a cada rato a los estadounidenses. También pasó en Chile con Allende.

    Por estas y otras experiencias, la cosa puede funcionar si:

    -Ocurre en un país con gran tradición democrática e instituciones fuertes.

    -El sistema es presidencialista (el presidente de los USA tiene más poder que el del Gobierno español -dentro de su país, se entiende-)

    -El sistema de elección del presidente es independiente de la elección de los representantes.

    -Los representantes se eligen por mayoría en su distrito.

    Esto último parece especialmente interesante. Al estar ligados los representantes a un distrito no tienen sólo la lealtad al partido, sino también a sus votantes. Los presidentes de los USA negocian independientemente con cada representante para atraerse su voto y consiguen sacar adelante sus proyectos -o no-.

    Por la manera de elegir representantes y por ser el sistema más parlamentario que presidencialista (en ayuntamientos, autonomías y Estado central), en España no cabe otra que la elección por mayorías parlamentarias. Si se quiere instituir la regla de que la lista más votada forme gobierno, habría que cambiar muchas cosas antes.

  4. Pues yo creo que debe gobernar el más votado. No me vale que la suma de dos proyectos políticos diferentes sume el 51% frente al 49% de un tercero. Si el sistema continúa así, se fomenta el “anti-voto”: votar “en contra de” sin importar el “a favor de”.

  5. Pablo:

    No entiendo lo del anti-voto. En cualquier sistema electoral votar a uno es no votar a los demás. El votante del PSG o del BNG preferirá como presidente a uno de su partido, no al del otro, aunque se coaliguen. Si el sistema electoral dicta que el más votado forme gobierno, podrán pasar varias cosas (en Galicia):

    1. Que el PSG y el BNG formen una coalición electoral, y entonces sí que no sabremos a favor de quién es el voto (justo lo contrario de lo que quieres).

    2. Que el voto útil haga que muchos votantes del BNG acaben votando al PSG (otra vez votar “en contra de” sin importar “a favor de” quien, cosa que no quieres.

    3. (Esta puede darse con 2.) Que gobierne el PP en minoría en un sistema parlamentarista. O gobierna por decreto y sin control parlametario o sale un churro. Este es el precio que hay que pagar por cumplir lo que a ti te vale (y no te valdrá del todo porque se podrá dar el caso 2.)

    De nuevo, si el sistema fuera presidencialista con representantes elegidos por mayoría en sus distritos, podría ser. Pero todavía no es así.

  6. Estoy de acuerdo con el PP, sin que sirva de precedente, pero, tendrá que haber algún pero, hagámoslo bien, HAY QUE SEPARAR EJECUTIVO DE LEGISLATIVO, así, en todos los comicios, tanto para el total del Estado, las CC.AA., los ayuntamientos, y las diputaciones de elección directa, como las forales, se debería VOTAR A DOBLE VUELTA, al estilo francés, al presidente del ejecutivo en cuestión, no delegarlo en los diputados electos.

    Yo propongo un sistema en el que las elecciones al parlamento sean primero, y sólo puedan presentar candidatos en primera vuelta los 3 partidos más votados, en las parlamentarias y/o partidos o coaliciones postelectorales o preelectorales que representen, al menos un 20% del voto válido.

    Añadiría a este sistema, que las candidaturas fuesen TRIUNVIRATOS, Presidente y dos vicepresidentes, para en el caso de fallecimiento, accidente, atentado, escándalo personal que fuerce dimisión o cualquier otra circunstancia pueda recomponerse la candidatura a partir de los candidatos restantes. Pudiéndose ganar en primera vuelta si se obtuviese el 50% de los sufragios, y en segunda entre las dos candidaturas más votadas de la primera vuelta la que más sufragios obtuviese.

    La izquierda, en Comunidades como Madrid Canarias Murcia o Valencia podría ir realmente unida frente a la derecha y claro esto al PP no creo que le conviniese. Tampoco a PNV y CiU que parece que quieren gobernar con a gobernar con 1/3 del electorado porque sus adversarios están más segmentados.

    Creo que hubiese sido imposible que Aznar gobernara si hubiésemos votado de esta manera. Pero si yo fuese dirigente del PSOE contestaría con esta propuesta, que tanto a corto, como a medio plazo a buen seguro beneficiaría a este partido.

  7. Canarias, como buena región ultraperiférica, tiene peculiaridades más allá de la horaria:
    – Tengo entendido que su sistema electoral es el más desproporcional del mundo. El voto de un herreño (unos 8.000 habitantes) vale como el de 15 grancanarios (unos 800.000 habitantes). Además, el tope insular para entrar en el parlamente es del 30%, lo que deja fuera a fuerzas con decenas de miles de votos (Nueva Canarias), mientras otras con un puñado de cientos consiguen diputado (AHI).

    – Lo que vale para Bermejo no vale para Soria. El vicepresidente del Gobierno de Canarias y Presidente del PP canario (y clon lindo de Aznar), se fue a pescar salmón a Noruega en el avión del propietario de Anfi-Tauro. Luego tomó decisiones en el cabildo y en el parlamento canario que beneficiaron a dicho empresario. A la jueza le dijo que el no participó en el debate paralmenteario en torno a estas decisiones, pero en las imágenes recogidas por el parlamento canario se le ve votando a favor del empresario. Eso sin contar sus otras muchas corruptelas y la de su partido en las islas (casos Góndola, Faycan, La Favorita, Europa, Eólico, canódromo…).

    Pero nada, como aquello está lejos, en la metrópoli no se habla de estos seres y estares…

  8. Pablo, creo la sublimación de la democracia es el dialogo, la capacidad de negociar y llegar a acuerdos desde posiciones que pueden acercarse me parece más acertado que “el rodillo” de una mayoría

  9. Jose Luis:

    La verdad es que último párrafo es el sistema que me gustaría.

    Xiabre:

    Tanto con lista más votada como con “unión de listas con mayoría” el rodillo es inevitable. Es por eso que creo que un parlamento debe controlar a un ejecutivo.

  10. Pablo:

    Acabo de darme cuenta de que eres el mismo Pablo de la visita a mi blog. Gracias (ya me estoy paseando por el tuyo).

    ¿Estamos de acuerdo, entonces, que requerir que gobierne el más votado, sin hacer antes el sistema presidencialista y con elección de representantes por distrito no es buena idea?

    A mí personalmente tampoco me desagradaría esa alternativa a la anglosajona o a la francesa (curioso que en esto coincidan).

Responder a mitcoes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s