Monocultivo internáutico

gmail
La caída de Gmail ayer se pareció algo a un bloqueo global de esta sub-especie de seres humanos que somos los que estamos todo el día con el ordenador delante. Todo pareció oscurecerse y Twitter se volvió loco con los gritos de desesperación.

A mí esto me recuerda mucho a eso que una estudiaba en Geografía durante el Bachillerato: que los monocultivos hacen a los países que lo aceptan enormemente dependientes de los precios en el mercado internacional, de forma que un mínima concertación entre compradores o una caída de la demanda hacen bajar el precio y, por tanto, la única fuerte de ingresos de ese país.

Poco a poco Google se ha hecho con buena parte de nuestro espacio internáutico, y lo han conseguido por sus méritos y los deméritos de sus competidores, hasta el punto que para muchos de nosotros Google y sus productos es una especie de monocultivo en nuestros ordenadores.

Hemos confiado en Google muchas cosas importantes en nuestra vida internáutica y no internáutica: el listado de correos de amigos y del trabajo, direcciones que no tenemos escritas en ningún otro lugar; muchos archivos importantes que tenemos en Gmail, porque lo empleamos muchas veces como disco duro virtual; y numerosos correos de los que nunca se nos ha ocurrido hacer copia en el ordenador. Si además empleas las aplicaciones “on line” de Google te verás imposibilitado de continuar determinados trabajos que no habías finalizado.

Google ha dado “dos ceros” en los últimos días y nos ha mostrado la labilidad de todo monocultivo, incluso el de las páginas y de las aplicaciones informáticas. Todo el que me lee sabe que de informática es de una de las muchas cosas de las que no sé y además uso un PC con nueve años que pide su reemplazo, por lo que a mí sólo se me ocurre algo de sentido común: diversificar y guardar.

Guardar en soportes que no estén “on line” todos nuestros documentos y esa inmensa lista de direcciones de correos electrónicos que todos tenemos. Diversificar nuestras cuentas de correo para que no nos quedemos bloqueados si Google u otra empresa vuelve a “dar un cero”. ¿Debería reabrirme una cuenta en Hotmail?

Por si esto vuelve a pasar y no sabemos qué hacer en el tiempo que Gmail ha salido de nuestras vidas os dejo unas cuantas ideas que he visto en el blog “Atalaya” (vía “Meneame”).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s