Jornada de reflexión

jornada-de-reflexion
Hoy es la jornada de reflexión en Galicia y Euskadi. Este invento de la Transición que crea un día realmente curioso: el día antes de las elecciones no puedes hacer campaña, casi no puedes hacer política, pero realmente no se piensa en otra cosa que en las elecciones.

En el fondo la jornada de reflexión no es para tanto. Los medios de comunicación dan cuenta de los últimos mensajes lanzados en los cierres de campañas y los partidos, liberados de montar y desmontar actos, de comunicados de prensa y todo ese conjunto de acciones se reciben el nombre de precampaña y campaña.

Los partidos se dan un día para la intendencia y la preparación de la jornada estrictamente electoral. Para montar los escenarios de la derrota o de la victoria, para que interventores y apoderados recojan acreditaciones, carpetas con formularios e instrucciones y para esas charlas en las que la incertidumbre de resultados se mezcla con la ilusión o el temor, porque en la política, como en otras esferas de la vida, la alegría va por barrios.

El domingo, elecciones en Euskadi

zp-y-patxi
Termina la campaña electoral en el País Vasco. Las opciones están claras, o se vota por Ibarretxe, o por algunos de los que están deseando apoyarle para que todo siga igual, o se vota por Patxi López y el PSE para llevar el cambio a Euskadi.

No soy de los creen en que la alternancia sea buena en sí misma. Creo que, si los ciudadanos quieren que un gobernante continúen deben poder hacerlo. Pero también pienso, como ciudadano, que si un gobierno no lo está haciendo bien debe ser echado del poder con la fuerza de los votos.

El PNV y sus apoyos políticos, dentro de los nacionalistas y de la “izquierda”, están construyendo una sociedad en la que no todos están al mismo nivel, tanto por su procedencia social y sus ideas políticas. El nacionalismo vasco quiere mantener la dinámica de los de dentro y los de fuera, de los buenos y los malos, de los que me entienden y lo que me odian, para hacer de Euskadi el feudo de unos pocos.

AQUÍ CABEMOS TODOS ha sido uno de los lemas de campaña del PSE. Un lema que resume lo que es una propuesta política completa, una forma de gobernar para todos y para las necesidades, aspiraciones, alegrías y dificultades de todos los vascos y las vascas.

bilgunea

¿Lo que vale para Galicia vale para Canarias?

parlamento-de-galicia
Pues sale Núñez Feijoo (PP) diciendo básicamente la tontería de siempre, que si es elegido como Presidente de la Xunta hará una reforma electoral para que gobierne, casi seguro, el partido que más votos ha recibido.

El Partido Popular puede dar ejemplo y empezar a aplicar su doctrina, sin necesidad de reformas electorales. Puede decidir que quitarle al PSOE el gobierno canario fue una mala idea y que, como proponen en Galicia, debiera haber gobernado el partido más votado.

Es un sistema parlamentario lo que más cuenta son los apoyos que el gobierno tiene en la cámara, que a su vez traducen la voluntad de los ciudadanos. Feijoo, en particular, y el PP en general solamente valoran reformas electorales “ad hoc”, es decir, cómo gobernar sin ganar con la mayoría suficiente o incluso sin ella.

Los sistemas electorales son como la propia democracia, una vez te dan la victoria y otra la derrota, pero lo que no es de recibo es querer cambiar el sistema según hayas podido formar gobierno o no, porque en el fondo lo que se está poniendo en evidencia es que lo que realmente no gustan no son los sistemas electorales, sino el propio hecho de la democracia, que propicia cosas como que la derecha puede perder el poder.

Nueva dirección de Geografía Subjetiva

estrecho-2
Ocurrió cerca del cambio de año, pero hasta ahora no se me ha ocurrido hacer una entrada al respecto. Con la ayuda de Judas, compré el dominio geografiasubjetiva.com, de forma que la dirección URL de este humilde blog se ha modificado.

Si algunos de los que me leéis, además me tenéis enlazado en vuestros blogs, os agradecería que modificarais el enlace por las razones de onanismo bitacoril que todos conocéis u os imagináis.

Mariano Rajoy debe dimitir

rajoy-2
Mariano Rajoy Brey debe dimitir y retirarse de la vida política. Cualquier puede pensar que es lógico que alguien que se define de izquierda pida esta dimisión. Por ello mismo he querido hacer el esfuerzo mental de intentar expresar los motivos de esta petición de dimisión desde la perspectiva lo menos partidista de lo que soy capaz.

Rajoy Brey debe dimitir porque es un sinónimo de fracaso electoral. No cabe decir que Aznar perdió dos elecciones antes de ganas en 1996, porque el contexto era muy diferente, el PP no perdió el gobierno como consecuencia de ninguna de esas derrotas y era una larga marcha electoral. Quiere ganar unas elecciones por pesadez, a base de presentarse, como los que quieren aprobar un examen con la excusa de que van a agotar las convocatorias.

Rajoy debe dimitir porque los españoles le han dicho claramente que “no” en dos ocasiones. Es un candidato que nunca consigue acercarse en valoración al Presidente Zapatero y que además cosecha un fuerte rechazo. Este fuerte rechazo tiene consecuencias electorales, pues consigue galvanizar al, muchas veces, indisciplinado votante de izquierda y hacer que elección tras elección el PSOE bata el récord de votos.

Rajoy debe dimitir porque a él lo eligieron por medio de un dedazo. No tenía más apoyos entre la militancia y los votantes populares que muchos otros de los candidatos al dedazo. Su único aval para liderar el PP era la victoria en las elecciones de 2004 y que el reparto de parabienes desde La Moncloa le garantizase la fidelidad y el amor de los suyos. Hasta ahora lo único que le ha dado a los populares son dos derrotas triunfales.

Rajoy debe dimitir porque consiguió ganar el último Congreso del PP valiéndose de dudosas artimañas de aparato y apoyándose en los caciques provinciales, como Fabra. Empleó todos los medios para que los compromisarios no tuvieran otro candidato que elegir a la hora de meter la papeleta en el sobre. A pesar de ello más del 15% de los compromisarios no le votaron, todo un aviso.

Rajoy debe dimitir porque ha demostrado que no sabe mantener una línea y unas ideas, posiblemente porque más allá de conservar su puesto, no tenga otra cosa. Rajoy lleva cinco años con la pretensión ridícula de satisfacer a los ultraconservadores de la COPE y de querer dar, a la vez, dar una imagen centrista. Una cosa es ampliar la base electoral y otra cosa muy diferente es ponerle diariamente una vela a Dios y otra al diablo.

Rajoy se debe ir porque no hace nada para depurar las responsabilidades, dentro de su partido, de todos los relacionados con los escándalos de corrupción que ahora están saltando. Está premiando a las personas que se aprovechan (presuntamente) de los diversos gobiernos populares y los políticos del PP que lo permiten y se lucran (presuntamente). Ha decidido atacar al juez, al ex ministro, pero los casos siguen para adelante y muy probablemente terminen en manos del Tribunal Supremo, con imputaciones y juicios. Es la misma estrategia que siguió el PSOE en los años noventa y que tan mal resultado les reportó.

Posiblemente la mejor razón, interna, por la que Mariano Rajoy Brey debiera dimitir y volver a la vida privada es que desde el PSOE están encantados de su contradictorio liderazgo del PP, con las peleas internas que provoca y con las divisiones que no sabe restañar y, sobre todo, por la poca credibilidad y confianza que en él tienen los españoles.

Monocultivo internáutico

gmail
La caída de Gmail ayer se pareció algo a un bloqueo global de esta sub-especie de seres humanos que somos los que estamos todo el día con el ordenador delante. Todo pareció oscurecerse y Twitter se volvió loco con los gritos de desesperación.

A mí esto me recuerda mucho a eso que una estudiaba en Geografía durante el Bachillerato: que los monocultivos hacen a los países que lo aceptan enormemente dependientes de los precios en el mercado internacional, de forma que un mínima concertación entre compradores o una caída de la demanda hacen bajar el precio y, por tanto, la única fuerte de ingresos de ese país.

Poco a poco Google se ha hecho con buena parte de nuestro espacio internáutico, y lo han conseguido por sus méritos y los deméritos de sus competidores, hasta el punto que para muchos de nosotros Google y sus productos es una especie de monocultivo en nuestros ordenadores.

Hemos confiado en Google muchas cosas importantes en nuestra vida internáutica y no internáutica: el listado de correos de amigos y del trabajo, direcciones que no tenemos escritas en ningún otro lugar; muchos archivos importantes que tenemos en Gmail, porque lo empleamos muchas veces como disco duro virtual; y numerosos correos de los que nunca se nos ha ocurrido hacer copia en el ordenador. Si además empleas las aplicaciones “on line” de Google te verás imposibilitado de continuar determinados trabajos que no habías finalizado.

Google ha dado “dos ceros” en los últimos días y nos ha mostrado la labilidad de todo monocultivo, incluso el de las páginas y de las aplicaciones informáticas. Todo el que me lee sabe que de informática es de una de las muchas cosas de las que no sé y además uso un PC con nueve años que pide su reemplazo, por lo que a mí sólo se me ocurre algo de sentido común: diversificar y guardar.

Guardar en soportes que no estén “on line” todos nuestros documentos y esa inmensa lista de direcciones de correos electrónicos que todos tenemos. Diversificar nuestras cuentas de correo para que no nos quedemos bloqueados si Google u otra empresa vuelve a “dar un cero”. ¿Debería reabrirme una cuenta en Hotmail?

Por si esto vuelve a pasar y no sabemos qué hacer en el tiempo que Gmail ha salido de nuestras vidas os dejo unas cuantas ideas que he visto en el blog “Atalaya” (vía “Meneame”).

Día olímpico

bandera-olimpica
Los próximos Juegos Olímpicos se celebrarán en Londres. Durante dieciséis días nos acordaremos de deportes que solamente llegan a la mente de la mayoría con ocasión del inicio de una nueva Olimpiada. Nos saldrá el espíritu patrio transformado en contabilidad de metales y en artículos sobre la política deportiva española.

Supongo que hoy muchos deportistas españoles de los que estén allí habrán entrenado duramente sin más reconocimiento que la propia conciencia y sin más proyección mediática que la gloria efímera que otros tienen por irse de juerga nocturna antes de un partido clave.

No pretendo otra cosa que decir que competiciones como los Juegos Olímpicos se preparan todos los días, días como éste, y que tras esa fría contabilidad de medallas, de éxitos y fracasos, de estruendos y dolores de un patriotismo veraniego, están presentes muchos sacrificios cotidianos.