Reforma religiosa e irracionalismo

savonarolaManuel RÍOS MAZCARELLE: Savonarola. Una tragedia del Renacimiento. Ediciones Merino. Madrid, 2000. 286 páginas.

Savonarola es considerado como uno de los protorreformadores del Cristianismo. Se adelantó unas décadas al movimiento que sería conocido como la “Reforma”, iniciada y liderada por Lutero. Las convergencias entre Lutero y Savonarola existen, pero también sus divergencias, que no son pocas.

Quisiera centrarme en una convergencia de dos características que normalmente se pasa por alto. No es otra que el “medievalismo” de estos dos reformadores religiosos. La ruptura de la Edad Media conllevó una quiebra de las normas sociales establecidas, porque nada cambia gratuitamente. La crisis en todos los sentidos que el Renacimiento supuso y los problemas, especialmente dentro del Cristianismo, no son ajenos a la Revolución Científica y al desarrollo del pensamiento humanístico.

Normalmente se dice que los reformadores, especialmente Savonarola, se dirigieron contra la corrupción de las costumbres dentro de la Iglesia. Puede que ello sea cierto, pero eran personas listas y sabían que todo guardaba relación. Sabían que ese furor lascivo era la fiebre que provocaba los primeros de la emancipación de la conciencia humana, de lo que Kant siglos después llamaría la “salida de la autoculpable minoría de edad” (aunque refiriéndose a la Ilustración).

Tenían fuertes tendencia fideístas, esto es, la consideración de que la fe es una esfera al que la razón no tiene acceso y que tiene sus propias reglas, contenidas en un texto sagrado. La fe, para ellos, era el primer conocimiento, pero al ser un conocimiento no racional, podemos decir que eran irracionalistas. El irracionalismo era más patente en Lutero que en Savonarola, ya que éste último mantenía su tradición tomista como dominico que era.

Sobre el libro que me sirve de excusa para esta digresión, quiero indicar que el subtítulo debería ser el título. El autor dedica la mayor parte de las páginas a la ambientación, esto es, muchísimo más “Zeit” que “Leben” y algunas veces sin vincular una cosa con otra. El esfuerzo divulgativo es apreciable siempre, pero el autor debería haber tenido en cuento que alguien que compra o lee un libro sobre Savoranola ya tiene los suficientes rudimentos sobre el Renacimiento como para demandar cuestiones más específicas sobre el biografiado y sobre algunos aspectos del contexto.

Un comentario en “Reforma religiosa e irracionalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s