¿Cómo evitar una dictadura militar? (Apuntes asistemáticos)

Citoyen ha propuesto un reto consistente en contestar la siguiente pregunta: ¿por qué no somos una dictadura militar?. Una parte del reto de Citoyen es explicitar la metodología que aplicamos, pero yo no lo voy a hacer, sencillamente porque mi respuesta va a ser asistemática. No pretendo dar una teoría ni una explicación apodíctica, ya que en cada país habría que matizar mucho. Lo que sí quiero es ofrecer algunos factores que considero fundamentales para no tener una dictadura militar.

Las Fuerzas Armadas que forman parte de la sociedad a la cual defienden, creo que son las que menos tentaciones golpistas tienen.

1) Ayudará que las Fuerzas Armadas no sean existenciales.

2) Las Fuerzas Armadas no deben ser propiedad de una casta, es decir, éstas deben ofrecer una salida profesional para todo ciudadano que quiera pertenecer a ella y que dentro de las Fuerzas Armadas pueda tener una carrera hacia lo más alto. Cuando unas cuantas familias son las que siempre controlan las altas jerarquías militares, asumen que tienen un papel político marcado por la tradición.

3) Al igual que hay que facilitar la entrada en las Fuerzas Armadas a todos los ciudadanos (y no solamente a ser un simple soldado que mucho puede llegar a suboficial) hay que posibilitar las salidas de las Fuerzas Armadas. Cuando un militar de carrera desee abandonar su profesión debería tener una formación que le permitiese reciclarse e incorporarse al mercado laboral.

Las Fuerzas Armadas deben ser profesionales.

1) Entiendo que las Fuerzas Armadas menos golpistas son las tienen unos mejores militares, que dedican el día a su trabajo, a sus prácticas, a aprender el manejo de los nuevos equipos que tienen y a intentar mejorar continuamente.

2) Cuanta menos burocracia militar haya, mejor, porque esas labores pueden ser realizadas perfectamente por civiles y no por militares que no ejercen su profesión y están estancados en oficinas y hundidos entre papeles.

3) Que las Fuerzas Armadas no estén acantonadas como “ocupadoras del territorio” y que participen en misiones exteriores de todo tipo, hace que el entrenamiento y la preparación tenga un sentido más allá del que teóricamente posee. Si las Fuerzas Armadas ejercen de militares, tendrán menos tiempo para meterse a políticos.

4) Los militares deben estar bien pagados en dinero y no por compensaciones en especie o por medio de privilegios. Hábitos como restringir el uso del uniforme al tiempo de trabajo, ayudan a que los militares se sientan parte de la sociedad y no un anexo a ésta.

5) La formación de los militares deben insistir en qué es su profesión y qué no es su profesión. Quien quiera dedicarse a la política y llegar a ser Ministro de Educación tiene que saber que lo mejor es dejar el uniforme, unirse a un partido o crear uno, presentarse a las elecciones, ganarlas y formar gobierno.

19 comentarios en “¿Cómo evitar una dictadura militar? (Apuntes asistemáticos)

  1. Cierto emperador romano descubrió que los soldados eran menos revoltosos cuando eran dedicados a realizar obras públicas (como la construcción de canales) y en tanto no había guerra a eso les dedicaba. Ocurrió que, sin embargo, los legionarios terminaron por cansarse de cavar y un buen día fueron a la tienda del emperador y le mataron a palazos. El emperador se llamaba Probo y fue enterrado con todos los honores por sus propios asesinos: los cuales, arrepentidos como niños inocentes, pusieron en su tumba:

    “Probo, verdaderamente probo. Vencedor de todos los tiranos y conquistador de todos los bárbaros”.

    Los soldados son peligrosos pero lo son más los pacifistas.

  2. A ver, que yo no soy como tú, ni intento provocar, pero hablando en serio, cuantas mujeres a lo largo de la historia han sido golpistas? Y ya sé que no hay generalas, ni las hay en el Poder Judicial. Pero no crees que el hecho de admitir a las mujeres en el ejército es una manera de democratizar algo que siempre nos dió yuyu, y te lo dice alguien que ha vivido en Ceuta y sabe del poder de los militares.

    Y espero que me traduzca esa frase en latín porque yo anduve a caballo del bub y la eso.

  3. Para evitar una hipotética dictadura militar, me parece indispensable que no se utilicen previamente los ejércitos patrios para invadir territorios que se pretenden esquilmar y que, además, sus métodos de combate sean “humanos” (que no cosifiquen al enemigo), porque “quien a hierro mata, a hierro muere”. De hecho, la actuación del Ejército Africanista durante la Guerra Civil sería impensable sin la previa ocupación española del Rif y lo que allí hicieron nuestros antepasados, porque casi nadie hace nada en casa que no haya hecho antes fuera.

    Además, como sostiene IRACUNDO, cuidado con tener un Ejército entrenado que de pronto deja de tener quehacer: “Cuando la vaca no tiene que hacer, con el rabo mata moscas”.

  4. El problema no es el entrenamiento. El Ejército de África no es que fuera una unidad de primera línea, sino un simple ejército colonial que estaba demasiado cercano de la metrópoli.

    La conspiración tiene lugar en la Península y con generales bastante desocupados de lo suyo. Evidentemente el ejército siempre tiene que tener algo que hacer: las misiones de paz son estupendas.

  5. Por eso yo fui partidario de que España permaneciera en la OTAN, así el ejercito estaría ocupado en integrarse en misiones que nada tenían que ver con los asuntos internos, políticos.

    Otro aspecto de la profesionalización tiene que ver con que muchos de sus componentes sean extranjeros. Ellos cobran por hacer su trabajo sin implicarse en patrioterismos, con lo que quedaba para nosotros el cachondeo del “¡Viva Honduras!” de Trillo. Y a ninguno se le ocurrió sacar las armas para defender su concepto de patria.

  6. Quizá, la causa principal de que no seamos una dictadura militar, sea que los poderes económicos tienen más fuerza que los castrenses. No olvidemos que en la mayoría de los casos, cuando ha intervenido el ejército ha sido para preservar derechos de clase y no por puro afan de poder de los propios militares. En todo caso, ayudaría tener unas fuerzas de seguridad ciudadana que pudieran plantar cara a unos generales locos.

    Respecto a África Puente, no recuerdo dictadoras, pero sí crueles esposas de dictadores como Imelda Marcos, la reina de los zapatos. La maldad existe en ambos sexos y se manifiesta de distinta manera porque los roles son diferentes. Basta ya de este fasciofeminismo que quiere demonizar todo lo masculino a base de razonamientos simples e interesados. Ojola vuelva ese viejo feminismo que luchaba por la verdadera igualdad.

  7. El viejo y el nuevo feminismo es el mismo Juan Carlos, y si ha habido mujeres crueles, eso no lo pongo en duda, pero dictadoras? Creo que en el fondo tu comentario está lleno de machismo atávico y prejuicios de siempre.

  8. Para África. Sin ánimo de desviar el tema y en contestación a insultos recibidos. Me insultas, pero, ¿Puedes decir por qué? El feminismo de hoy no tiene nada que ver con el de Empar Pineda y otras, aquellas que lo eran cuando no estaba de moda, aquellas que sabían sostener sus afirmaciones sin recurrir a insultos vacios y no motivados. Las de ahora os comportáis como racistas sexuales que solo defendéis intereses y negáis la palabra a los que no estan de acuerdo con vosotras recurriendo a insultos como machista que quizá os merezcáis más ¿Sabes que hay mujeres machistas? Las feministas de antes querían cambiar este sistema machista que aún vivimos, queriendo cambiar a hombres y mujeres machistas para construir una sociedad mejor. Las de ahora no quereis cambiar nada, solo sacar el mejor provecho dentro de este sistema. Siempre he sido muy radical con la igual entre hombre y mujer, con el machismo perdemos todos.

  9. En ningún momento te insultado, tú has empezado diciendo que mi actitud es fasciofeminista, y yo he acusado de machista tu comentario no a ti,. Si te he ofendido, disculpa. No era mi intención, ni este es el lugar para debatir de feminismo. Y menos con alguien que escribe”las de ahora no quereis cambiar nada sólo sacar el mejor provecho de este sistema” Y eso lo ha escrito tú que eres un compañero de izquierdas.
    Generalizar no es bueno Juan Carlos.

  10. Amigo Geógrafo:

    El Ejército de África no era una unidad de primera línea, pero tampoco un “simple ejército colonial”. Eran auténticos salvajes, muy entrenados en la rudeza del combate cuerpo a cuerpo. Los muchachos que se las tuvieron que ver con aquellos animales podrían explicárnoslo (alguno que aún vive relató en mi Agrupación algunos detalles que no son para este blog…).

    Entre otras cosas, ese cuerpo del Ejército atravesó media España en un mes (el puente aéreo franquista no se hizo hasta los primeros días de agosto), pasó a cuchillo a civiles y combatientes y a mediados de septiembre estaba a las puertas de Madrid. Si luego Franco prefirió hacer política, aparecer por el Alcázar, someter a la retaguardia y robarle el protagonismo a generales como Mola, que, efectivamente como dices bien, conspiraban en la Península, es otra cuestión.

    No sé si será cierto, pero mis abuelos, que vivieron el asedio de Madrid, cuentan que quizás fue precisamente el pánico a la entrada “de los moros” lo que les permitió resistir aquella increíble semana de noviembre. Y es que se había sabido lo de los 6.000 muertos de Badajoz sobre una población de 40.000 (15%) y se creía que de entrar Franco los fusilados serían más de 100.000. La propaganda también puso de su parte, por no hablar de las Brigadas Internacionales (más en las batallas posteriores, como en el Jarama) pero que no se nos olvide nunca (a los comunistas no se les ha olvidado, y así nos va…) que el lema del propio Gobierno republicano era “EVACUAD MADRID”.

    Cuando hoy día la gente parece no entender la masacre de Paracuellos se olvida de que en la antigua Cárcel Modelo había cerca de 5.000 hombres, muchos de ellos oficiales del Ejército y falangistas (de los de entonces, no de los de boquilla), y que la cárcel estaba en Moncloa, a tiro de piedra de la Casa de Campo.

    En fin, corto porque si no te acaparo el blog…

    Un abrazo.

  11. Bueno, por donde trabajo muchas veces creo que algo del ejército de África conozco. Eran salvajes, pero no por ello dieron un golpe. Lo dieron sus mandos, acaudillados por un general Mola que no sabía lo que era dedicarse a ser militar. El avance se debió básicamente a que hubo un vacío de tropas tremendo en la sub-meseta sur y un ejército medio en condiciones lo hubiera parado.

    Tienes todo mi permiso y mi invitación a acapararme el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s