Semana del Libro Prohibido

Yattarouze me ha invitado en su blog a que me una a la “Semana del Libro Prohibido”. Consiste en elegir un libro que arrojarías a la hoguera y otro que salvarías a toda costa, y transmitir la invitación a tres blogueros más.

Como ya hace la misma Yattarouze lo de tirar libros a la hoguera da escalofríos y yo soy de los que piensa aquello de que quien quema libros, termina quemando personas. Lo de prohibir un libro tampoco me excita demasiado, por lo que yo hablaré de un libro que nunca debió ser escrito y que su mera impresión fue un atentado contra los árboles cortado para hacer el papel. También indicaré un libro que salvaría siempre.

Dado que pasé cinco años de mi vida estudiando Filosofía, con éxito de crítica y público, he decidido incluir en este “meme” dos libros de Filosofía, concretamente dos libros de Metafísica.

Empiezo con el que salvaría siempre. Xavier Zubiri: Sobre la esencia. Sé que algunos se echarán las manos a la cabeza cuando lea esto y pensará que me estoy metiendo un pegote de los buenos, dado que el lenguaje de Zubiri y este libro en especial tiene la mala fama de ser sumamente hermético. No comparto esa consideración y creo que es una de las obras más importantes de la Metafísica desde que Kant le diese ese palo (casi) mortal. Es vivir la Metafísica en estado puro, con todo funcionando a la vez en un intento de sistematicidad realmente sublime.

El que no se debió escribir (ésta es la parte interesante). José Luis LÓPEZ LÓPEZ: Introducción a la Metafísica. Tremendo pastiche post-neo-escolástico-opusino que me tuve que estudiar en cuarto de carrera, porque mi profesor era “discípulo” de este señor. No tiene ni pies ni cabeza, no parte de ningún sitio ni pretende llegar a ningún otro. Solamente es detritus académico para salvar el despropósito de optar a una cátedra universitaria sin haber publicado una sola monografía (porque la tesis doctoral no cuenta).

¿A quién le traslado el “meme”? A Altavoz Magenta, a Citoyen y a Franesco.

Plan de rescate: no comprendo tanta alegría


Hablaré de Economía y de la situación que estamos viviendo, a pesar de que me he resistido todo lo que he podido. Lo he hecho porque esto es demasiado complejo para que alguien, sin mucha formación económica como yo, venga a decir algo que iba a ser un digesto de cosas leídas.

Lo que voy a hacer no se diferenciará mucho de lo que temo, pero sí creo que tiene la ventaja de haber intentado distanciarme un poco. Voy a escribir por punto, que es lo que más me sirve para ordenarme cuando demasiadas ideas me fluyen.

1) La decisión de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos me ha hecho recordar la diferencia que Max Weber hace entre la ética de la convicción y la ética de la responsabilidad. La primera es la ética del investigador, del predicador o del activista que se mueve únicamente con sus convicciones y mira la coherencia del mundo con ésta. La segunda debería ser la ética del político, que al tomar decisiones tiene que mirar por las consecuencias de lo que decide. Ha habido representantes que se han guiado únicamente por la convicción, por votar de acuerdo con sus principios últimos, asumiendo incluso que la responsabilidad no va con ellos.

2) Lo peor no es que haya habido representantes que hayan votado guiados únicamente de una ética de la convicción, lo peor es que hay, sin duda, muchos representantes que solamente se han guiado por el hecho de que las elecciones están a la vuelta de la esquina y quieren permanecer un bienio más en Washington. Ellos han hecho campaña y carrera política sobre la idea de que el Estado es algo muy malo y ahora ellos están encerrados en sus propias exageraciones (y nosotros con ellos) ya que sus electores se las han creído y por ellas les han votado.

3) Me hace gracia que se “sobreinterprete” una decisión de la Cámara de Representantes de los EEUU. Es una cámara que está continuamente de elecciones, por el mandato dura solamente dos años. Es sumamente volátil y tiene una dinámica diferente al Senado desde tiempos inmemoriales [véase Alexis de Tocqueville: La democracia en América] Es una cámara en la que sus miembros están normalmente ocupados recaudando fondos para su propia campaña (excepto algunos pocos que son clásicos y que no tiene rival en su distrito) y no están como para leerse ciento y pico páginas de legislación engorrosa, cuando los “think tanks” te dan una hojita con los argumentos que puedes defender [vid. John Micklethwait: Una nación conservadora]. Ni son sensatos, ni se han estudiado profundamente los intereses a devengar en la operación de rescate. Están atrapados en su propia encerrona.

4) A mí, como a otros muchos nos da asco que se tenga que ir al rescate de determinados sectores con el dinero de todos, especialmente cuando esos sectores han sido irresponsables, se han vuelto loco con las ganancias y los resultados a corto plazo y han ganado una barbaridad. Llevo semanas intentando que el asco no me nuble el entendimiento. Mantener a flote el sistema financiero es necesario, es la base de nuestra economía y sin crédito y sin seguridad en los depósitos todo se irá al “carajo” (con perdón), porque detrás de ellos nos vamos todos nosotros. Tampoco nos olvidemos que en España y en otros países los bancos están sujetos a unas regulaciones más estrictas que otros sectores, lo cual lleva aparejada la garantía del Estado.

5) No me atrevería a calificar de bueno el “plan de rescate”, pero tampoco de malo. Puede que sea una especie de tratamiento paliativo que no terapéutico, pero sí estoy convencido de que en las actuales circunstancias hay que ganar tiempo para intentar reformar las cosas. Intentar diferir la hecatombe no sólo no es mala idea sino que es una obligación.

6) Los papeles se han cambiado indudablemente. Los liberales ahora son intervencionistas y los intervencionista (o más allá) son ahora de lo más liberal. Yo que antes y ahora soy socialdemócrata creo que hay que intervenir, al igual que antes también pensaba que había que intervenir, especialmente en los sectores fundamentales de la Economía. No me vale socializar las pérdidas, pues lo que ahora se gaste la sociedad tiene que recuperarlo por la vía que sea (ganancias en sociedad o por los impuestos), ni desear el colapso del Capitalismo que un buen grupo de paleo-marxistas ven cada día más cerca.

7) Hay sectores que habrá que dejar a su suerte, no se puede con todo, pero el motor debe seguir funcionando, aunque tengamos agujeros en la carrocería. En el futuro, que nadie se olvide de lo que está pasando y que no nos dejemos llevar nuevamente por los cantos de sirena de la segunda gran utopía del siglo XX.

8) La situación necesita de liderazgo y el Presidente George W. Bush ha demostrado que no lo posee (no es un descubrimiento nuevo). Pero la situación también requiere de saber generar confianza, de “mover ficha” y tomar medidas para que contener la caída. Quedarse quieto no genera mucha confianza que digamos.

Marcar la agenda política (crisis blogosférica)

Los que nacimos en los primeros años setenta (y los que nacieron antes también) nos hemos criado en un sistema de acceso a la información en el que la oferta, aunque pasaba el aprobado en pluralidad, era escasa.

Dos cadenas de televisión, con informativos en los que daban la noticia y nada más; grandes periódicos que representaban las tendencias ideológicas más relevantes y en la radio, lo mismo, con la nota colorista de las emisoras exclusivamente musicales. Algunas revistas semanales daban algo de color con la publicación de reportajes más amplios y algo de investigación periodística.

El resultado era que la mayoría de los españoles teníamos una información muy parecida, ya que los criterios de redacción eran similares en casi todos los medios.

Hoy día las cosas van cambiando: las licencias TDT han multiplicado el número de canales, ha nacido la televisión temática, han proliferación los medios escritos especialmente en el ámbito local y regional, así como las nuevas licencias de radio. Todo ello por no hablar de la irrupción de medios de información que tienen Internet como soporte.

El resultado es que el panorama informativo español se ha fragmentado. Pensé esto mientras releía, a propósito de la crisis en la Blogosfera, dos entradas de Egócrata en las que hablaba de la terrible fragmentación de los medios de comunicación estadounidenses (I y II).

Nuestra fragmentación no es comparable a la norteamericana por muchos motivos, pero ello no quiere decir que cada día la temática es más diversa dependiendo de los medios de los que te nutras. Habrá cada día grupos de ciudadanos que consideren que las informaciones principales son diferentes, según los medios de los que se sirvan.

Dice Egócrata que en los Estados Unidos muchos medios (esos que todos conocemos) tienen una gran relevancia no por el número de lectores, oyentes y telespectadores que tienen, sino porque son capaces de marcar la agenda, es decir, los temas que ellos eligen son seguidores por los editores de muchos medios locales y regionales que no cuentan con las fuentes de información y el acceso que ellos sí poseen.

Las espectaculares audiencia de la TVE de los tiempos del monopolio son ya imposibles y la misma sociedad tiene una variedad de intereses que hace que, de momento, esto sea irreproducible. Comenzarán a nacer medios, que junto a los grandes y tradicionales, sean capaces de marcar la agenda, de decidir qué es lo informativamente relevante para una multitud de otros medios que no pueden o no quieren asumir ese liderazgo.

La pregunta que me planteo es si algunos de los miembros de la Blogosfera podrán estar entre esos “marcadores de la agenda”. No es fácil pero tampoco es imposible. De entrada dependerá mucho de la aceptación que la figura del bloguero termine teniendo dentro del mundo de la información, de que lo que proporcione ese bloguero en su página y de los recursos de todo tipo, así como el acceso a las fuentes, con los que cuente. Es muy difícil que alguien reúna este elenco de condiciones, pero creo que con el tiempo los blogs que quieran tener peso dejarán de estar escritos por una sola persona para formar un equipo (y a mí me encantaría que siguiese siendo tan amateur como ahora: soy un romántico), aunque pueden dejar de ser blogs en su sentido material.

La solución de los cobardes


Tomás Gómez fue el único candidato que hace un año se presentó a la elección como secretario general del PSM-PSOE, entre otras cosas porque acumuló tantos avales que a los restantes aspirantes les era imposible llegar al mínimo exigido. Hoy esto no sería posible, ya que después del 37 Congreso el número máximo de avales que se pueden recoger es del 30% y el 20% es el mínimo.

Fue un común denominador de aquel Congreso que Tomás Gómez, el alcalde más votado de España, fuera capaz de ejercer un liderazgo que vertebrase a los socialistas madrileños, les infundiera ilusión y que el PSOE se convirtiera de una vez en la alternativa al PP de Aguirre y Gallardón.

¿Qué ha pasado desde entonces? Repitiendo algunas cosas que ya he publicado y algunos elementos nuevos, ésta es mi respuesta.

1) Tomás Gómez sigue siendo un desconocido para la mayoría de los habitantes de la Comunidad de Madrid. Lo es porque no sale en los medios de comunicación, se prodiga en pocas declaraciones y lo que ha tenido más repercusión lo dijo desde un coche patrulla de la Policía Local de Parla. Algunos se preguntan por dónde está Tomás Gómez.

2) Las pocas posturas que el secretario general ha manifestado han encontrado una crítico interna de bastante intensidad, como ha sido el apoyo a la enseñanza concertada. Unos hablarán de “giro al centro”, otros de sintonizar más con la sociedad madrileña y otros de traición al Socialismo. Yo digo que este tipo de afirmaciones hay que hacerlas con cuidado, porque se corre el peligro de convertir al Partido Socialista en la segunda marca de la derecha. A la hora de votar, dado que el precio es el mismo, el ciudadano compra la primera marca de la derecha, que siempre será una derecha de más calidad. Los votantes de izquierda se irán a la abstención o a IU.

3) Sé poco que lo está pasando en Móstoles. La idea que tengo es que unos señores, que hay quien dice que son poco recomendables, tienen el apoyo de la militancia frente a la portavoz municipal, que tiene el respaldo de la dirección regional. Yo en lo que no sé, procuro no meterme, pero si es cierto que los líderes que tienen más fuerza en la militancia son unas personas poco recomendables, lo que hay que hacer es abrirles expediente disciplinario y echarles del Partido, y no proponer la disolución de la agrupación, aplicando de este modo un castigo colectivo. Compañero Tomás Gómez, la disolución es la solución de los cobardes y de los ineptos.

4) Como el secretario general no es líder político, se ha dedicado a “degradar” a todo el que dice algo que no le gusta. Se podrán citar muchos ejemplos pero yo me quedo con la expulsión del agregador de blogs del PSM (Madrisfera) de Alberto Ginel Saúl.

5) A Tomás Gómez le quedan dos años y medio de pruebas. Para mayo de 2011 se examinará y veremos qué vale él como líder regional. Mientras tanto será posible que consiga implantar el “silencio de los corderos”, pero el día después de las elecciones tendrá que decir algo y esperemos que no sea desde una patrulla de la Policía Local de Parla.

6) Decía Maquiavelo es bueno que al príncipe se le tema y se le ame, y si no son posibles las dos cosas que al menos se le tema. Tomás Gómez podrá asentarse internamente por el temor, pero unas elecciones autonómicas no es la vida interna de un partido. No vale que te teman, más bien es contraproducente. Los ciudadanos tienen que querer para votar y hasta ahora ni lo conocen.

Enroque estratégico


El Partido Popular de Cataluña se ha adherido a una manifestación convocada por Ciutadans a favor del bilingüismo en la educación catalana. Los populares estuvieron representados por la presidenta del partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, que fue la única cabeza de lista por populares al Congreso que no consiguió acta (todo un mérito político).

La derrota sin paliativos del PP de Cataluña en las pasadas elecciones generales ha hecho que este partido dé Cataluña por perdida en su estrategia nacional y que, con los datos de 1996 y de 2000, en las manos intenten alzarse al Gobierno de España sin tener opciones en la segunda región más poblada del país.

Esta estrategia se basa en el hecho de que se mantenga la actual distribución de voto para el PP y esperar una pérdida de votos en el lado del PSOE, votos que deberían irse a la abstención o a los partidos regionales o nacionalistas, pero no a IU, para que la estrategia sea exitosa.

Esperar a que el Gobierno caiga como fruta madura es una buena opción, especialmente cuando estamos en una crisis económica de grandes dimensiones y que supera la capacidad de actuación de cualquier país. Lo que tienen es que vigilar su retaguardia, porque se pueden llevar sorpresas en algunos sitios con subidas inesperadas del PSOE en regiones de voto patrimonial del PP.

¿Crisis en la Blogosfera?


Llevo leídas tres entradas seguidas sobre la crisis de la Blogosfera (I, II y III). De estas tres entradas saco una sensación de estancamiento y que la tierra prometida o no era como se prometió, o está más lejos de que se pensaba.

Desde luego sé poco de este mundo, por más que participe en él y lo que voy a decir, como otras muchas cosas, no son más que simples ocurrencias para las que espero vuestra comprensión e indulgencia.

Sobre los blogs en general.

1) La atención en general y en Internet en especial se fija extraordinariamente sobre lo novedoso. La continua novedad, la necesidad de adquirir usuarios con alguna variación de ideas que han funcionado y el gusto que hay por probarlo todo, tan propio de personas que buscan nuevas formas de comunicación.

2) No soy el primero que dice que llevar un blog adelante, mantenerlo actualizado e intentar hacerlo atractivo. Muchas personas piensan que tienen muchas cosas que decir, pero en siete entradas se han quedado sin nada más que decir y abandonan el blog a su suerte.

3) De lo anterior viene lo siguiente. Muchas personas entraron en la Blogosfera para hablar de sí mismas, de lo que hacen, para mantenerse en contacto con amigos, compañeros de trabajo y algunos a los que le interese las mismas cosas que a ellos. En primera instancia se fueron a los blogs pero rápidamente vieron que los blogs no servían exactamente para cumplir con lo que buscaban y que nuevas herramientas que iban apareciendo sí lo hacían.

Sobre los blogs políticos.

1) Los blogs políticos son, somos, una parte de la Blogosfera y ni siquiera la más importante. Han nacido muchos blogs políticos en el pasado año, especialmente en época de elecciones. Han sido blogs de propaganda en los no había precisamente mucho esfuerzo de redacción, pensamiento y de ofrecer una opinión propia con cierto fundamento. Casi todos se encuentran abandonados mostrando triste viñetas ocasionales y un montón de enlaces a “Youtube”.

2) La mayoría de los blogs políticos, de todas las tendencias, que continúan son los mismos que existían antes de las elecciones. El sector de los blogs políticos, y el de los blogs en general, se han ido llenando y consolidando, proceso que se irá consolidando a lo largo de los próximos años. Cuando se avecinen las próximas elecciones generales habrá otra inflación de blogs propagandísticos, pero que serán como una chirigota en comparación con los blogs políticos consolidados o en proceso de consolidación (algo así como una revista de campaña frente a la prensa convencional).

4) Los blogs de los políticos solamente tendrán sentido si cumplen con algunos tres objetivos: conocer al político en algunos aspectos personales, ser una fuente de información de primera mano sobre el político y poner de manifiesto sus posiciones sin caer en la propaganda barata.

¿Hay crisis también en la Blogosfera? No sé si hay crisis o no, pero que lo sí podemos estar seguros es que hay un intenso reajuste tanto del número de blogueros, de la utilidad que se le otorgan a los blogs y una mejor adecuación de las herramientas a la finalidad que se busca.

La pervivencia del actor cinematográfico

Paul Newman ha muerto. Ha dejado en el mundo de los vivos, ha dejado de ser actor y hasta persona para convertirse en un mito y como tal seguirá habitando este mundo. Algunos artistas, no todos, tienen la posibilidad de la inmortalidad transformando su existencia humana en existencia mítica. Y de esto quiero hablar un poco.

Esta forma de pervivencia que tendrá Newman y que ya tienen otros (con más o menos merecimiento) no es el simple recuerdo. Newman ha quedado reducido a su profesión, a ser actor y las obras de un actor cinematográfico tienen la incomparable ventaja de que su obra se actualización cada vez que se proyecta, de que no es un recuerdo sino que es un presente. Lo mismo hacemos con los que escriben cada vez que leemos sus escritos.

Para un actor cinematográfico el mejor homenaje no es un recuerdo, una plaza ni una estatua, sino ver lo que ha hecho y verlo como el primer día, porque la obra cinematográfica vive en un continuo presente. Puede que nosotros cambiemos, pero no una actuación en una película (para algunos esto no es tan positivo y querrían borrar algunas de sus actuaciones).

Paul Newman es ya un mito. Un mito que habita en sus actuaciones que no son recuerdo, sino puro presente.