Onanismo bitacoril

Estas líneas no hacen en ningún momento alusión directa o indirecta a Red Progresista o a Socialdemocracia.org, ni están incluidos en esta apreciación.

Hace varias semanas mi apreciado Egócrata hizo una propuesta que metió en una categoría nueva en su blog; esa categoría era “onanismo bitacoril”. Además de hacerme mucha gracia, fue el pie para una reflexión más serena sobre cosas que nos puede pasar a los que habitualmente pululamos por esta provincia internáutica que es la Blogosfera.

Hay mucha inteligencia en los blogs, no en todos, pero sí en una buena parte. Los autores ponen sus conocimientos, su preparación y su indagación en manos de todo el que lo quiera leer, siempre que conozca su blog. No todo es generosidad, ni mucho menos. Los blogueros somos narcisistas (y el que no lo sepa es que aún no se conoce lo suficientemente bien) y este narcisismo tiene unos factores que nos ayudan y otros que no, que nos puede llevar a hacer los tontos.

Buscamos reconocimiento a nuestra labor. Lo bueno de esto, es que la búsqueda de reconocimiento se traduce en un esfuerzo mayor, en mejorar la calidad, en tener enlaces relevantes y plantear discusiones dentro de las redes, así comentar en otros blogs. Aquí se cumple uno de los dogmas del Liberalismo: la única persecución de un interés particular y egoísta (tener un blog con muchas visitas), produce un bien colectivo (más blogs interesantes, trabajados y a los que sus autores le echan tiempo).

Lo malo es que esa búsqueda denodada de reconocimiento, puede hacernos caer en las manos de los mercaderes de lo cooperativo. Hay sitios de promoción de noticias en las que todo el peso lo llevan los usuarios, pero los ingresos de la publicidad el propietario. Se puede tener la idea de que es de todos, pero los usuarios sustituyen a redactores que busquen noticias por toda la red, las propongan, y además hacen de administradores del servicio (ocupando el sitio de administradores pagados).

¿Qué reciben a cambios los usuarios? Pues unos puntillos que le permiten mayores privilegios dentro del programa, es decir, les permite trabajar más para el sistema a cambio de no recibir ninguna compensación económica. Si el usuario quiere autopromocionarse, pues que se fastidie, porque él no puede recibir nada en beneficio propio.

No quiero insinuar que haya un engaño. Las reglas están expuestas de forma clarísima. Simplemente quiero hacer constar que el entusiasmo cooperativo de muchos blogueros e internautas sí tiene consecuencias económicas o en capital relacional.

Pensemos en el propietario de Wikipedia. No quiero insinuar que haya mala gestión de las donaciones recibidas. Aceptando una gestión económica límpida, nadie puede negar que ha ganado unas relaciones sociales, empresariales y políticas estupendas por ser propietario de una enciclopedia en la que el contenido no le ha costado absolutamente nada, cuando realmente es lo más costoso en un producto de este tipo. Mientras tanto los colaboradores se quedan con su preciado orgullo de haber escrito un artículo relevante en la Wikipedia.

Todo esto me recuerdo a ciertos programas sociales gestionados por entidades sin ánimo de lucro, como entidades. Una administración da una subvención para un programa, el jefe de la entidad y los cofundadores se autocontratan para ese programa y después buscan voluntarios, generalmente voluntarios cualificados (diplomados en Trabajo Social, licenciados en Derecho o Económicas, …) con la zanahoria de que si lo hacen bien lo mismo se les contrata en el siguiente programa, programa que sólo dará naturalmente para los que ya estaban.

10 comentarios en “Onanismo bitacoril

  1. ¿Para qué…para abrir una “flame war”?…no.

    Vamos a ver, desde el punto de vista conceptual dices cosas que me gustaría debatir contigo:

    >Los blogueros somos narcisistas.

    Discrepo, por la sencilla razón de que no existen “verdades absolutas”, ni se puede generalizar. Por ejemplo, el anonimato es una manifestación de negación del Yo, desde la virtualidad. Te recomiendo la lectura de “Yo Digital” de Belinda Cannone, que está basado en el “Manifiesto Cyborg”.

    También existen tendencias de narcisísmo, no se puede negar…¡ pero es tan sumamente dificil hablar de la blogocosa desde dentro (y ni te cuento de la política) que realizar generalizaciones tan rotundas, me resultan cuanto menos exageradas !

    >Buscamos reconocimiento a nuestra labor.

    Cierto, por que una bitácora o site en la Red de comunicación personal supone (para la inmensa mayoría de los mortales) un esfuerzo, una disciplina…pero sobretodo ganas de comunicar y aportar cosas.

    Pero cuídado…no todos los blogs están escritos por quienes dicen ser sus autores. Tenlo presente. Las motivaciones (como la supuesta generalización del narcisísmo) son variadas y diversas, como somos las personas.

    >Pensemos en el propietario de Wikipedia. No quiero insinuar que haya mala gestión de las donaciones recibidas. Aceptando una gestión económica límpida, nadie puede negar que ha ganado unas relaciones sociales, empresariales y políticas estupendas por ser propietario de una enciclopedia en la que el contenido no le ha costado absolutamente nada, cuando realmente es lo más costoso en un producto de este tipo.

    Falso. Gestionar un site como ese supone unos costes mensuales descomunales. ¿ Acaso piensas que la administración de un site de estas características lo lleva una o dos personas? ¿Crées que los costes de hosting son gratuítos? ¿Piensas que la Wikipedia está alojada en un servidor? Aquí te equivocas, además por que la generación de todo tipo de contenidos en la Wikipedia son siempre moderados, precisamente para que la calidad de los mismos no esté corrompida, amén de los idiomas en los que está publicada. Y no hablemos de las polémicas que suscita, alimentadas por los medios de información tradicionales y el esfuerzo en Relaciones Públicas que tienen que hacer. Esfuerzos todos ellos con carácter profesional…si, profesional.

    >Una administración da una subvención para un programa, el jefe de la entidad y los cofundadores se autocontratan para ese programa y después buscan voluntarios, generalmente voluntarios cualificados (diplomados en Trabajo Social, licenciados en Derecho o Económicas, …) con la zanahoria de que si lo hacen bien lo mismo se les contrata en el siguiente programa, programa que sólo dará naturalmente para los que ya estaban.

    Repasa el disclaimer que encabeza este post, visita las hemerotecas y luego me lo cuentas. Vuelvo a insistirte, no existen verdades absolutas para un todo.

    En cualquier caso, ya para finalizar por mi parte… me gusta el post por un cierto sentido crítico y autocrítico por tu parte. Pero en estas cosas, siempre uno debe documentarse bien y (lo que yo haría, que no es aplicable para nadie ni para contigo) si ves prácticas que subjetivamente no te gustan, lo mejor es decir, quien, donde y cuando. Forma parte de una ley no escrita que se llama “honestidad del blogger”.

    Por que sino se podría interpretar que “tiras la piedra y escondes la mano” y al mismo tiempo se generan “flames” que en el fondo ocultan la realidad. (O por lo menos como yo la veo…la realidad es un concepto subjetivo)

    Un abrazo.

  2. Te contesto sintéticamente, agradeciéndote previamente tus dos comentarios:

    1) No pretendo ninguna “flame war”, simplemente es una observación personal. Tampoco mantengo que haya verdades absolutas, ya que todo lo que digo aquí es puramente subjetivo independientemente de lo categórico de su enunciado. No en vano el blog se llama “Geografía subjetiva”.

    2) Realmente lo del “narcisismo” va por mí primariamente. No me duele en prenda reconocerlo, así como lo reconozco en otros. ¿Por qué si no tantos contadores? En el fondo está de acuerdo ya que me das la razón en que buscamos el reconocimiento a nuestra labor. Sobre los blogs escritos por otros, pues ni la más mínima opinión me merecen.

    3) Sobre Wikipedia. No ignoro los costes que tiene un sitio como ese (sé poco pero algo sé). Sencillamente te digo que ese proyecto, pagando a los redactores, sería mucho más costoso y económicamente arriesgado, además de tener los mismos gastos de alojamiento, programación, etc… Lo cooperativo quita costes y proporciona capital relacional (como diría el bueno de Bourdieu).

    4) Sobre el tema del voluntariado. Era un ejemplo en otro terreno. Aquí tengo que mirar pocas hemerotecas, la verdad, me basta con conocer a muchas personas y organizaciones.

    5) Puedes que tenga razón en que tiro la piedra y escondo la mano, pero resulta que no estoy acusando a nadie. En todo momento he dicho que las condiciones están clarísimas, pero he querido señalar que en muchas ocasiones los colaboradores no tenemos claro que es un trabajo gratis para alguien para el cual el sitio es un negocio.

    Te reitero mi agradecimiento y tus comentarios, así como el espíritu crítico que practicas.

  3. Sólo un comentario sobre el tema del voluntariado que tocas al final de tu post. Ese ejemplo que pones, sobre autoempleo y explotación del voluntariado no dudo que pueda ser verdad pero no representa la gran generalidad del Tercer Sector. Normalmente el voluntariado no se busca para realizar un programa, viene a dejar su tiempo. Otra cosa es el voluntariado que piensa que por el mero hecho de serlo tiene asegurado un puesto de trabajo. Es un tema socialmente muy sensible para generalizar.

    Saludos y enhorabuena por tu blog que visito habitualmente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s