Personas de orden

Una categoría que oigo utilizar con cierta frecuencia es la de ser una “persona de orden”. Como todas las categorías intuitivas es fácil saber a qué se refiere, pero su definición tiene obstáculos. Hagamos un intento.

Una “persona de orden” es aquélla que está totalmente de acuerdo, al menos explícitamente, con el orden conservador, que no es necesariamente el orden establecido. Esto es así porque el orden conservador se basa en la idea de que la verdadera esencia de las cosas corresponde a un tiempo anterior.

La  innovación en esas esencias no es necesaria e incluso es nociva. Nosotros sólo hemos de mantener actuales estas esencias. El paso del tiempo hace impracticable mantener el pasadote forma incólume, por lo que se pasa a la añoranza y a intentar salvar los elementos más beneficiosos de lo pasado.

Las “personas de orden” consideran que todo tiene, y el nombre no es vano, un orden. Ese orden es jerárquico, sin movilidad o movilidad simbólica, y, claro, ellos siempre deben estar en las posiciones superiores de ese orden jerárquico.

Las “personas de orden” se sienten seguras cuando el poder está de su lado, pero se convierten en seres casi paranoicos cuando consideran que el poder no garantiza su orden, ya que consideran ilegítimo e inmoral cualquier orden que no sea el suyo.

Las “personas de orden” están tan convencidas de que su orden es el único verdadero y bueno. Precisamente, por esta consideración, sostienen que los otros órdenes posibles no sólo son falsos, sino que son consecuencia de alguna patología, ya que una mente ordenada únicamente podría aceptar su orden. Si se cree, se piensa o se mantiene otro orden no es por error en el conocimiento, pues el orden es evidente, sino porque hay una tara mental.

Para las “personas de orden” su orden es lo normal, o debería serlo, lo que se sale de ese orden es anormal o raro. Tienen una fuerte tendencia a confundir la realidad y el deseo. Siempre piensan que la mayoría como ello o tiene su misma escala de valores. Si la realidad les desmiente reducen el espectro de la realidad y sólo pasan a ser considerados como reales lo que sí coinciden, los otros son subproductos de la realidad.

La única flexibilidad que admiten es la referente a ellos mismos o su círculo: la consabida doble moral que en este caso llega ser una doble ontología. Son pocos los casos en los que la cercanía existencial del hecho no altera lo que antes se considera normal, aunque ello no implica a ningún replanteamiento, sino que pasado el hecho se vuelve a la situación anterior.

John Rawls no hubiera pensado formular su célebre “velo de ignorancia” si hubiese tratado con “personas de orden” tan habitualmente como lo he hecho yo. Como yo indiqué anteriormente el orden de estas personas es un orden jerárquico y realmente interesante como se reconoce la propia inferioridad dentro la jerarquía.

Las “personas de orden” siempre consideran que hay gente por debajo, despreciando cualquier criterio cualitativo a la hora de establecer grupos y estratificación para asumir únicamente los cualitativos del propio orden. De hecho admitir la inferioridad es una forma de incorporar un elenco de criterios que les permita a esos “inferiores” considerarse superiores a otros.

5 comentarios en “Personas de orden

  1. ¿Alguna vez has oído que alguien llame a otro “persona de orden”? …Sinceramente yo nunca. Me llama la atención que adaptes algo de manera artificial para tratar de hablar mal de los que tu denominas conservadores.

    Lo que sí que he oído alguna vez ha sido que alguien llame a otro “persona ordenada”. No lo he oído con mucha frecuencia, pero cuando lo he oído me ha provocado admiración la persona a quien va dirigido. Ser ordenado es una virtud.

    “Tranquilidad que procede del orden, unidad de voluntades”
    “Los buenos resultados son hijos del orden y de la asiduidad”

    P.D.: Sigo esperando la entrada en la que analizas a través de todos aquellos puntos si los socialistas son o no liberales.

  2. Pues sí, Miguel, yo lo he oído mucho y por eso lo pongo. Efectivamente es un sinónimo de conservador. Creo que en ningún momento hablo de “persona ordenada” (también lo considero loable).

    Está en marcha la comparación entre Socialdemocracia y Liberalismo, aunque lo mismo lo comparo con otra ideología.

  3. Quiero pensar, después de la lectura de este texto, que rechaza aquellas sociedades jerarquizadas que estratifican a sus poblaciones según sus características. ¿Preferiría un modelo de sociedad en el que nadie estuviera por encima de nadie, aun a pesar de poseer capacidades para ello?. La igualdad total no es, en absoluto, posible, desde mi punto de vista, dado que los individuos son la suma de sus genes y de su entorno (esto es, su educación, sus bienes, su trabajo, etc). Por tanto, las personas que abogan por una jerarquización de la sociedad están optando por un modelo bastante justo, pienso yo.

    Ahora bien, mi opinión puede ser equivocada y no tendría reparo en admitirlo ante un argumento razonado, cosa que las personas de orden de las que habla no son capaces de ofrecer. Tenemos el panorama político y social lleno de ejemplos.

  4. Benton, evidentemente este post pretende describir y caricaturizar a tantas personas de orden como me encuentro. Rechazo la jerarquización como clasificación en la que el resultado implica superioridad e inferioridad.

    La estratificación no puede ni quererla ni rechazarla, porque se da. Otra cosa es que yo considere que la estratificación es justa o no. En todo caso no hay que confundir jerarquización con estratificación, porque el primero es un caso del segundo.

    El hecho de que el punto de partida es diferente para cada persona es también evidente. Hay personas que nacen casi en lo que a otros será la meta. Considero que hay que intentar compensar las desigualdades no voluntarias, mientras que hay que inhibirse con las voluntarias

    Por ejemplo, creo en que hay que proporcionar a todos una buena educación independientemente de los ingresos, familiares; en cambio rechazo que haya que igualar los ingresos económicos de todas las personas independientemente del riesgo y del esfuerzo invertido en lograrlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s