Apuntes sueltos sobre el debate

Deben ser ya cientos las páginas dedicadas en periódicos y en blogs al primer “debate presidencial”. Analistas más capacitados que yo han escrito sobre todo: quién ganó, cómo lo hizo y muchos intentan ahora maquillar la situación. Yo me voy a conformar con algunas consideraciones sin ningún afán sistemático:

1) Rajoy insistió hasta la saciedad en la cifra del paro y Zapatero en los empleos creados. Realmente los dos tenían razón y cada cual empleaba el dato que mejor les venía. La pregunta es la siguiente: ¿Es preferible tener 17 millones de trabajadores y 2 millones de parados (Rajoy) o 20 millones de trabajadores y 2,2 millones de parados (Zapatero)?

2) El candidato del Partido Popular quiso hacer una ventaja del hecho de hablar primero y marcar los temas de los que deberían hablarse. Insistía en la inmigración y, claro, la regularización con el “bonobús” le dio fuerte a Rajoy, que parecía que no sabía ni qué era eso. Los bloques de discusión me parecieron demasiado amplios y más cuando hay dos debates; los partidos podían haber concretado mucho más los bloques, aunque si no lo hicieron es porque no quisieron.

3) Lo que más gracia me hizo fue el intento de Rajoy de decir de qué se puede hablar y de qué no se puede hablar. Él se remontaba a 1996 cada vez que le apetecía, pero quería que Zapatero no hablase más allá de 2004. Evidentemente cuando uno ha sido Vicepresidente del Gobierno y ministro de varios departamentos tiene que someterse a la crítica; cuando uno se presenta como el más capacitado, ha de asumir que se examine a fondo la capacidad demostrada cuando tenía responsabilidades. Rajoy tiene pasado más que le pese.

4) Rajoy ha decepcionado por enésima vez a sus fieles. El hecho de haber ridiculizado continuamente a Zapatero hace la derrota mucho más humillante: cosas del juego de expectativas. Si durante toda la legislatura les ha dicho de todo a Zapatero, es difícil subir el tono en una “cara a cara”, salvo que mientes a su familia: cosas de gastar artillería antes de tiempo. De todas formas no creo que Rajoy vaya a perder ni a un solo fiel por el debate, al igual que Zapatero.

5) Los del Partido Popular deben echar a la calle inmediatamente al genio que se le ocurrió el cuentecito de la niña para acabar. Nadie se considera tan tonto como para necesitar que le hagan las propuestas por medio de una narración. Además Rajoy la leyó, cosas de tener las ideas poco claras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s