Lo que realmente era “Charta Magna”

Hace dos días la prensa anunciaba la subasta de una de las copias más antiguas de la “Charta Magna” inglesa. El valor de esta copia reside en que es coetánea a la original. Rápidamente los periodistas empiezan a escribir de oídas y sin saber realmente lo que dice. La información periodística dice que el documento reconoció los derechos del hombre e inspiró a la Constitución de los Estados Unidos, especialmente sus diez primeras enmiendas.

La “Charta Magna” no es otra cosa que un documento en el que el Rey de Inglaterra se comprometía a reconocer y respetar una serie de derechos y privilegios de la nobleza inglesa. En definitiva, de derechos del hombre nada. Los únicos derechos que se reconocen y a los que compromete garantía eran a los de la nobleza. Es un perfecto ejemplo de la Edad Media, un documento paradigmático del Feudalismo.

La inspiración de la Constitución de los Estados Unidos no proviene directamente de la “Charta”, sino de la teoría de John Locke sobre la inmunidad de los derechos personales. Lo que probablemente haya confundido al periodista sea que en la lucha por la igualdad en Inglaterra se basó en el intento de extender los derechos recogidos en la “Charta” a todos los ciudadanos y no solamente a los miembros de la nobleza.

Un comentario en “Lo que realmente era “Charta Magna”

  1. Parece que seguimos una lógica de estigmatización de aquello antiguo, como si fuera necesariamente la base de todo. En Bolivia, mi país, estamos en una etapa de renovación del texto constitucional pues ha concluído formalmente la Asamblea Constituyente y todavía quedan temas pendientes, como el de autonomías departamentales y, fundamentalmente, la protección de prerrogativas de una pseudo oligarquia en todos los departamentos y la reivindicación de los derechos de pueblos originarios denominados naciones.

    Es cierto que la institucionalidad formada en los últimos 25 años, se fue a fojas cero. De repente es necesario. Talvez Bolivia debe dejar de ser Nación y convertirse en un conglomerado desordenado de autonomías, todas con aspirasciones reivindicatorias.

    Atte.
    Carlos Eduardo Castro Sanz
    http://www.elderechoylajusticia.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s