Los Países Bajos

El pasado verano estuve en los Países Bajos, país conocido normalmente con el nombre de una de sus provincias, Holanda. Lo normal es ir a Ámsterdam pero mi caso fue diferente, me dediqué a conocer buena parte del país, que tampoco es que sea inmenso.

No voy a dar la lata con mi viaje y contar lo que más me gustó, lo que menos y alguna anécdota, sino a realizar una reflexión sobre los Países Bajos. Sin duda es un país occidental, democrático y de economía liberal moderada, pero todo rezuma una tendencia a la igualdad que ha calado en la sociedad. Hay monumentos que rememora sus figuras históricas, para nada grandilocuente, sino pequeñas señas de reconocimiento público, que no pueden alimentar los delirios de grandeza de sus ciudadanos.

Los Países Bajos tendrán problemas sin dudas, pero por sus callen hay un sereno orden, una sencilla limpieza y la sensación de tranquilidad en sus ciudadanos, de culturas y etnias heterogéneas. Uno comprende porqué los Países Bajos eran el lugar de refugio de intelectuales y científicos que en los demás sitios de Europa o eran discriminados o eran juzgados. Se percibe la tolerancia y uno piensa que sería un lugar fantástico para refugiarse llegado el caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s