Barcelona, la otra cara

Barcelona se vende, o nos la venden, como una ciudad moderna, una ciudad en la vanguardia de Europa, como la capital de la Nueva Europa. Pero este verano estamos viendo la cara más atrasada de la capital catalana, apagones masivos y cortes del tráfico ferroviario. Da la impresión de que es una ciudad que lleva mucho viviendo por encima de sus posibilidades de infraestructuras y ahora comienza a vérsele las costuras. Lo mismo debería volverse hacia todo lo que no se ve, para que lo que se ve no quede más en evidencia como ha sucedido este verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s