Amigas y amadas

Las relaciones personas son tan diferentes que nuestro lenguaje cotidiano muchas veces nos traiciona o al menos es inconveniente para hablar correctamente de éstas. Muchas veces se sitúa al odio en un extremo de una misma relación, cuyo extremo contrario es el amor. Evidentemente hay puntos intermedios. Voy a centrarme en la relación entre amistad y amor.

Cuyas veces consideramos que el amor es una intensificación de la relación de amistad. Esto es falso, porque no son la misma relación con diferentes grados de intensidad, sino dos relaciones diferentes, con dos sentimientos correlativos también diferentes.

Ésta es la causa por la que los varones entendemos que la propuesta de amistad por parte de una mujer es realmente la negación de la posibilidad de amor. Caer en la tentación de querer ser amigo de una mujer con vista a un proceso de enamoramiento, es perder el tiempo y hacer el tonto. No se puede ser amigo de a quien se ama, sólo se puede ser su amante, nunca tener amistad con ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s