Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Comunitat Valenciana’ Category

A Esperanza Aguirre no le votaron 1.079.697 madrileños. 563.292 sí la votaron.

A Manuela Carmen no le votaron 1.123.688 madrileños. 519.210 sí la votaron.

A Ada Colau no le votaron 526.355 barcelonenes. 176.337 sí la votaron.

A Xavier Trias no le votaron 543.764 barceloneses. 158.928 sí lo votaron.

A Rita Barberá no le votaron 309.758 valencianos. 105.963 sí la votaron.

A Joan Ribó no le votaron 319.763 valencianos. 95.958 sí lo votaron.

A Juan Ignacio Zoido no le votaton 217.473 sevillanos. 106.258 sí lo votaron.

A Juan Espadas no le votaron 220.493 sevillanos. 103.328 sí lo votaron.

Read Full Post »

En el mundillo político 2.0 se suele pensar que un sistema más proporcional en su conjunto es un sistema más justo. No voy ahora a intentar rebatir esta identificación entre proporcionalidad y justicia, sino que vamos a intentar ver  los resultados en los diez municipios más poblados (comenzando por los cinco primeros) empleando el sistema más proporcional que no es otro que el Hare.

Realmente no hemos hecho una sola simulación sino dos. Aunque se atribuyan a la “ley D’Hondt” efectos pervesos de bloqueo de contendientes, buena parte de ellos provienen de la barrera electoral que las candidaturas habrás de superar para poder conseguir un concejal, en el caso de las municipales.

La LOREG establece para las elecciones municipales como barrera electoral el 5% de los votos válidos (suma de votos a las diversas candidaturas y de votos en blanco). Dado que es una barrera consistente en una elección en circunscripción única, he decidido simular también los resultados con una barrera mucho más pequeña, del 1% de los votos válidos.

De esta forma podemos ver la variación de cada una de los simulaciones con Hare y observar el efecto de las barreras a la hora de dar un resultado diferente al de D’Hondt.

1. Madrid

011 Madrid 5
012 Madrid 1
La primera simulación, Hare con la barrera del 5%, no muestra diferencias con el resultado en D’Hondt, aunque la simulación con la barrera del 1% sí, ya que UPyD e IU entrarían en la disputa de concejales, consiguiendo cada formación uno, mientras que PP y Ahora Madrid perderían uno igualmente.

El consistorio madrileño tendría en su seno seis partidos y en vez de los cuatros que han conseguido entrar el 25-M. La correlación de fuerzas no variaría, ya que Ahora Madrid y PSOE alcanzan la mayoría absoluta (28 concejales), aunque perdiendo el concejal de margen de la simulación anterior.

2. Barcelona

La simulación en Barcelona arroja muy pocas novedades. La primera porque solamente se mueve un concejal, que pasa de ERC al PP; el resto de los resultados permanecen inalterables. El hecho de que sean 7 de los partidos que superaron el 5% implica que en una ciudad acostumbrada a la pluralidad municipalpuede tener problemas para identificar el producto; a eso ayuda que la barrera del 1% no varíe en nada el número de partidos que llegan a la adjudicación de concejales.

La concentración de voto ha sido tal que el porcentaje de votos sin representación ha bajado porque tener siete partidos con posibilidades es una opción que desincentiva el voto en blanco. El voto no representado fue de 39.131 votos, que representa el 8,73%, mientras que hace cuatro años era de 69.270 votos y 11,42%.

021 Barcelona 5 y 1
3. Valencia

031 Valencia 5

032 Valencia 1
Éste es uno de los casos en el que la barrera al 1% presenta más variaciones respecto del 25-M, ya que entrarían en el consistorio valenciano dos partidos más y la coalición (Compromís, PSOE y Podemos) no estaría en condiciones de llegar a la mayoría absoluta sin el apoyo de IU.

4. Sevilla

041 Sevilla 5
042 Sevilla 1
Los resultados manteniendo la barrera al 5% permanecen iguales con Hare que con D’Hondt. Solamente si bajamos la barrera al 1% entraría otra candidatura, Ganemos Sevilla, que sería necesaria para que el socialista Juan Espadas tenga la mayoría absoluta necesaria para su investidura.

5. Zaragoza

051 Zaragoza 5
052 Zaragoza 1
En el Ayuntamiento de Zaragoza habría una modificación de un concejal a favor del PSOE y en detrimento del PP manteniendo la barrera al 5%. Si se bajase y se aplicase Hare habría un pequeño terremoto, porque entrarían el PAR y UPyD, con un concejal cada uno, y la Chunta pasaría a ser necesaria para elegir al líder de Zaragoza en común como alcalde.

Continuación de la entrada con Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria y Bilbao.

Read Full Post »

El 25 de mayo de 2003 se celebraron elecciones autonómicas y municipales. El PSOE fue el partido que obtuvo más votos en las elecciones municipales, lo cual era un primer toque de trompeta al final del gobierno del PP. Los socialistas, con su nuevo líder al frente, necesitaban visibilizar un mapa donde el azul popular estuviese menos presente.

Los socialistas de Cantabria decidieron hacer una oferta al que había venido siendo el apoyo parlamentario del PP, vicepresidente con los conservadores y encargado de todos los temas urbanísticos y de obras públicas de la región norteña: Miguel Ángel Revilla.

Revilla y su Partido Regionalista de Cantabria había quedado nuevamente los terceros (19,65% de los votos y 8 de 39 diputados regionales) y no tenía perspectivas de mayor crecimiento hasta la Presidencia. Parecía verse condenado a ser el eterno palmero del PP.

Dolores Gorostiaga, secretaria de los socialistas cántabros, le ofreció formar un gobierno de coalición de igual a igual y presidido por él, el líder de la minoría más pequeña del Parlamento de Cantabria. Y emergió ese personaje mediático, gran comunicador y reinventor de sí mismo que es Revilla.

En las coaliciones los socios menores son los que suelen salir perjudicados (el grado depende de algunas variables). Te condenas a ser el socio menor si aceptas entrar en un gobierno presidido por otro, aunque tu número de votos y escaño sea con largura superior. Pasaron cuatro años y ahora Miguel Ángel Revilla consiguió alzarse con la segundo posición, superando a sus socios de gobierno y fue investido nuevamente Presidente.

No tener la Presidencia, a pesar de ser el socio con más apoyos electorales en la coalición de gobierno, perjudicó al PSOE de Cantabria porque elevó a un líder regional de tercera fila. En 2011 y en 2015 Revilla y su partido se han consolidado como la mayor alternativa al PP en la región.

Quien preside un gobierno de coalición, en términos generales, capitaliza lo bueno que pueda hacer ese gobierno. Es por ello por lo que el líder de ERC en el primer tripartito catalán buscó tener un cargo destacado y ejerció un fuerte protagonismo.

Desde Podemos y desde Compromís se propugna que los terceros (o segundos en la coalición) en la Comunidad Valenciana o en Aragón deben ser quienes desempeñen la Presidencia, esto es, ellos deben capitalizar el gobierno mientras que los socialistas se limitan a dar los votos decisivos.

Además de las respectivas presidencias, buscan invisibilizar al PSOE, que es PSOE esté, porque lo necesitan, pero ni que se le note, ni mucho menos que se le vea. Quieren que el PSOE sea una presencia traslúcida al votante que si dentro de sus años está de acuerdo con la labor realizada lo confirme con la papeleta del partido de quien ha desempeñado la Presidencia.

Los neopartidos, y los menos neo-, necesitan del PSOE pero no quieren que se note que el PSOE está. Se inventan argumentos hilarantes para fundamentar sus peticiones (mayor crecimiento relativo o mayor voto en capitales de provincia), fundados en una matemática “ad hoc” o en la idea de que hay votos más valiosos que otros.

Esta planeada preterición del Partido Socialista comienza con la rápida proposición a los socialistas de condiciones duras, presentadas con inocencia pero de gran calado. Si los socialistas no aceptan estas condiciones es porque solamente quieren los cargos, de modo que los socialistas para redimir la tremenda culpa de haber vencido a los neopartidos han de ceder visibilidad y programa, entregando sus diputados y, de camino, la voluntad de sus votantes.

Los dirigentes socialistas han de reflexionar seriamente, como propone la secretaria andaluza, cada uno de los pactos que se le proponen y no actuar con el automatismo de los bloques. La ciudad de Madrid es una excepción y como tal debe ser tratada. En los demás casos han de verse las condiciones de unos y de otros (no sólo las de unos), qué funciones va a desarrollar cada cual sobre qué programa de gobierno y qué persona ha de darle visibilidad a ese gobierno. Los neopartidos se juegan mucho, necesitan éxitos para alimentar a sus sedientos y ansiosos votantes, pero el PSOE también se juega mucho, pero siempre menos que los españoles a los que ha de servir en estos tiempos.

 

 

Read Full Post »

Estamos en unas horas tranquilas: entre el primer dato de participación y el segundo. Después del dato de participación de las 18:00 todo se dispara y hasta el final escrutinio se va a toda velocidad.

Para entretenernos este rato en Geografía Subjetiva queremos compartir con vosotros unos datos que hemos ido recopilando de las últimas elecciones locales en los veinte municipios más poblados de España.

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General establece que la barrera para el Congreso es del 3% de los votos válidos, mientras que para las elecciones locales es del 5%, mucho más exigente y tendente a evitar la excesiva fragmentación de los ayuntamientos.

Lo primero que hemos inquirido es la cantidad de votos que no consiguieron entrar en la respectiva corporación local hace cuatro años, qué porcentaje representa, cuántos partidos se quedaron fuera y de estos cuáles tuvieron más del 3% y cuántos sí entraron en el ayuntamiento.

SinRepresentacion
La barrera legal es del 5%. Pero una vez superada la barrera legal es posible que algunos cocientes que dan concejal estén por debajo de la barrera legal,  algo normal en elecciones locales y en municipios grandes donde se eligen muchos concejales.

BarrerasRealesLocales20

Read Full Post »

Municipales, Ceuta y Melilla

Aragón

Asturias

Baleares

Canarias

Cantabria

Castilla y León

Castilla-La Mancha

Comunitat Valenciana

Extremadura

La Rioja

Madrid

Murcia

Navarra

Read Full Post »

La oposición municipal valenciana mostró a los ciudadanos, a través de los medios de comunicación, los gastos de representación del equipo de Rita Barberá. Las facturas las habían obtenido gracias a una petición que habían hecho de esa documentación de acuerdo con la normativa vigente.

La alcaldesa Barberá reprochó que se publicasen esas facturas, que les dejan en un lugar pésimo, porque ellos le habían proporcionado la documentación a los concejales de la oposición en un gesto de transparencia y que esa transparencia estaba siendo utilizado contra ellos.

Los populares no hicieron nada a lo que la normativa vigente no les obligue, por lo que el único mérito que pueden atribuirse es haber cumplido con la obligación, básica, de obedecer a las normas.

Lo más hiriente es el recurso a la transparencia como eximente. Su idea se resume en que “dado que hemos dado la documentación y somos transparentes, la documentación no puede ser empleada contra nosotros”.

Esto sería cierto si la transparencia fuera un valor final y no un valor instrumental. La transparencia está al servicio de la verdad, pero no es la verdad. Ni siquiera la verdad deja de ser instrumental, aunque sea un valor necesario, para alcanzar el bien.

Hacer las cosas bien y no mal es lo importante. No gastarse el dinero de contribuyente en costosos hoteles o bebidas es el bien y desde luego no se justifica, ni se anula, ni exime porque se exhiban las facturas de tamaño despiporre.

 

Read Full Post »

Carlos Fabra presidió la Diputación Provincial de Castellón de 1995 a 2011. El número de causas abiertas en los juzgados de Castellón era ingente, porque correspondía la instrucción a los juzgados de primera instancia del lugar donde presuntamente se habían cometido los delitos. Esto era así porque Carlos Fabra no estaba aforado pues ningún aforamiento corresponde a los presidentes de las diputaciones.

Las instrucciones se eternizaron y algunas investigaciones abiertas, que no se habían convertido en imputación contra él, prescribieron. La dilación de las instrucciones no solamente se debía al colapso generalizado de la Justicia española, sino a que los jueces que servían esos juzgados, solicitaban traslado. Había quien decía que hubieran pasado nueve jueces y cuatro fiscales no era debido al azar.

Si Carlos Fabra hubiera estado aforado las instrucciones y las enjuiciamientos hubieran sido más rápidos.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.014 seguidores