Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Comunitat Valenciana’ Category

Estamos en unas horas tranquilas: entre el primer dato de participación y el segundo. Después del dato de participación de las 18:00 todo se dispara y hasta el final escrutinio se va a toda velocidad.

Para entretenernos este rato en Geografía Subjetiva queremos compartir con vosotros unos datos que hemos ido recopilando de las últimas elecciones locales en los veinte municipios más poblados de España.

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General establece que la barrera para el Congreso es del 3% de los votos válidos, mientras que para las elecciones locales es del 5%, mucho más exigente y tendente a evitar la excesiva fragmentación de los ayuntamientos.

Lo primero que hemos inquirido es la cantidad de votos que no consiguieron entrar en la respectiva corporación local hace cuatro años, qué porcentaje representa, cuántos partidos se quedaron fuera y de estos cuáles tuvieron más del 3% y cuántos sí entraron en el ayuntamiento.

SinRepresentacion
La barrera legal es del 5%. Pero una vez superada la barrera legal es posible que algunos cocientes que dan concejal estén por debajo de la barrera legal,  algo normal en elecciones locales y en municipios grandes donde se eligen muchos concejales.

BarrerasRealesLocales20

Read Full Post »

Municipales, Ceuta y Melilla

Aragón

Asturias

Baleares

Canarias

Cantabria

Castilla y León

Castilla-La Mancha

Comunitat Valenciana

Extremadura

La Rioja

Madrid

Murcia

Navarra

Read Full Post »

La oposición municipal valenciana mostró a los ciudadanos, a través de los medios de comunicación, los gastos de representación del equipo de Rita Barberá. Las facturas las habían obtenido gracias a una petición que habían hecho de esa documentación de acuerdo con la normativa vigente.

La alcaldesa Barberá reprochó que se publicasen esas facturas, que les dejan en un lugar pésimo, porque ellos le habían proporcionado la documentación a los concejales de la oposición en un gesto de transparencia y que esa transparencia estaba siendo utilizado contra ellos.

Los populares no hicieron nada a lo que la normativa vigente no les obligue, por lo que el único mérito que pueden atribuirse es haber cumplido con la obligación, básica, de obedecer a las normas.

Lo más hiriente es el recurso a la transparencia como eximente. Su idea se resume en que “dado que hemos dado la documentación y somos transparentes, la documentación no puede ser empleada contra nosotros”.

Esto sería cierto si la transparencia fuera un valor final y no un valor instrumental. La transparencia está al servicio de la verdad, pero no es la verdad. Ni siquiera la verdad deja de ser instrumental, aunque sea un valor necesario, para alcanzar el bien.

Hacer las cosas bien y no mal es lo importante. No gastarse el dinero de contribuyente en costosos hoteles o bebidas es el bien y desde luego no se justifica, ni se anula, ni exime porque se exhiban las facturas de tamaño despiporre.

 

Read Full Post »

Carlos Fabra presidió la Diputación Provincial de Castellón de 1995 a 2011. El número de causas abiertas en los juzgados de Castellón era ingente, porque correspondía la instrucción a los juzgados de primera instancia del lugar donde presuntamente se habían cometido los delitos. Esto era así porque Carlos Fabra no estaba aforado pues ningún aforamiento corresponde a los presidentes de las diputaciones.

Las instrucciones se eternizaron y algunas investigaciones abiertas, que no se habían convertido en imputación contra él, prescribieron. La dilación de las instrucciones no solamente se debía al colapso generalizado de la Justicia española, sino a que los jueces que servían esos juzgados, solicitaban traslado. Había quien decía que hubieran pasado nueve jueces y cuatro fiscales no era debido al azar.

Si Carlos Fabra hubiera estado aforado las instrucciones y las enjuiciamientos hubieran sido más rápidos.

Read Full Post »

“Nada une más que un enemigo común” (Kurt Lewin).

Si un partido político se convierte en el representante de una colectividad frente a otra colectividad que ésta percibe como amenazante, tiene fuerza electoral y está razonablemente organizado, es prácticamente imparable. El sentimiento de amenaza puede ser real, imaginado o inoculado. Es irrelevante si su gestión de gobierno es buena o mala, lo importante es que nos libra de las hordas depredadoras del enemigo exterior (o interior).

Es de todos conocidos que una de las bases de la hegemonía política del PP de la Comunitat Valenciana, junto a la especulación urbanística y a la corrupción, ha sido la oposición de la identidad valenciana frente a un supuesto imperialismo pancatalanista (que algunos grupos minoritarios efectivamente intentaron enarbolar hace décadas). Se creó el cleavage valenciano.

La lengua ha sido y es el principal campo de batalla para los que quieren desconectar de todo lo que tenga relación con Cataluña. Los dos estatutos de autonomía que ha tenido la Comunitat Valenciana han determinado que la lengua propia era el valenciano y esto ha servido de base para intentar desconectar el valenciano del catalán como si no compartieran el mismo “continuum”.

La Academia de la Lengua Valenciana, como todos los reguladores lingüísticos, realizó y realiza su labor sobre la base de las normas de Castellón, que establecen las especificidades del valenciano pero no toma como norma las variantes más lejanas del estándar y de las variedades catalanas, como sí hacen las normas de Puig.

Las autoridades lingüísticas catalanas y valencianas llegaron al acuerdo de definir el valenciano como un estándar de la lengua catalana, aunque cada cual ha puesto siempre algún matiz de cosecha propia.

Pero el gobierno de la Generalitat Valenciana quiere tener abierto este tema para hablar de identidad en vez de hablar de corrupción, quiebra de la hacienda autonómica o pobreza en las tres provincias valencianas.

Hace unos meses llevó la definición del valenciano al Consejo Consultivo para que este órgano jurídico determinase consultivamente si una definición lingüística se adecuada al ordenamiento estatutario y legal.

El Consejo Consultivo emitió un dictamen realmente simpático y que dejó inoperativa la campaña judicial que debería seguir a su dictamen. El argumento es el siguiente:

Según el Estatuto de Autonomía, el valenciano es la lengua de la Comunitat Valenciana. La que desarrolla este precepto establece que lo que sea el valenciano es competencia de la Academia de la Lengua Valenciana (ALV). Y la ALV ha dado esta definición del valenciano según la cual es un estándar de una lengua compartida con otros territorios más allá de los límites de la Comunitat.

Dado que el dictamen cerró el paso a un estúpida judicialización de la actividad de la Academia como autoridad lingüística, el Partido Popular, en los estertores de su mayoría absoluta, recupera el tema de la identidad, potenciando a una entidad paralela a la ALV, como medidor del “valencianismo”, que no es otra cosa que una tapadera para ejercer el clientelismo político a través de las subvenciones culturales.

Junto a ello, perdida la batalla en el ámbito académico para desgajar valenciano y catalán, se retoma la batalla en el ámbito educativo. Hasta ahora cuando se ha enseñado valenciano o se ha enseñado en valenciano se ha hecho con la variedad estándar y hasta ahora oficial del valencia de la AVL. Ahora plantean introducir en las aulas la enseñanza del valenciano y en valenciano del estándar no oficial basado en las normas de Puig.

El prestigio social lo tiene la variedad de la ALV, por lo que parecería una pretensión vana, pero si nos fijamos en las cuestiones relativas a la organización escolar, entonces reconocemos la bomba de relojería que han diseñado.

Estableciendo que el valenciano de Puig debe ser ofertado obligatoriamente en todos los centros, ya tenemos hecha la cuña. Porque debería haber una clase de este perfil lingüístico y profesores para enseñar en él y para enseñarlo (¿quién certifica la capacidad?), quitándolo al otro estándar valenciano. De modo que una parte de los padres que opten por la enseñanza en valenciano tendrá que verse obligados a elegir la enseñanza en el estándar de Puig porque no quedan plazas libres en las aulas del estándar de la AVL. A los que estudien en castellano aún le es más fácil “colarse” la variedad del valenciano menos prestigiosa socialmente.

En estos treinta años hemos asistido a la revitalización de muchas lenguas en España. El caso de la lengua vasca es paradigmático y los líderes sociales y políticos se lo han tomado en serio. Cada día ellos mismos utilizan más el vasco para los debates y las declaraciones en prensa, porque son conscientes de sus papel social y porque también hay más personas que son bilingües castellano/vasco.

En cambio en la Comunitat Valenciana asistimos hace varias semanas al tristísimo espectáculo del “Caloret” de la alcaldesa de Valencia. La principal autoridad pública de la Comunitat, solamente por detrás del Presidente de la Generalitat, no es que hable mal el valenciano, no es que sea más de las normas de Puig, sino que hace un uso del valenciano que lo desprecia tanto que nos parece ridículo hasta a los que no lo hablamos.

Read Full Post »

Circula un meme, inspirando en este artículo, en el que se mantiene que construir dos hospitales cuesta lo mismo que un Eurofighter. Y es cierto, un hospital como el de Cáceres costó construirlo, solamente construirlo, 48 millones de euros en 2002, lo que actualizado con la inflación (27,7%) son 61,3 millones.

Equipar y mantener un hospital cuesta mucho dinero y lo cuesta cad año. A título informativo os detallo los presupuestos anuales de los diez primeros hospitales públicos, de los setenta y días estudiados, en el índice de reputación que se presentó hace unos meses:

Hospitales

Y no quiero negar que un Eurofighter sea caro, que lo es y mucho, pero sí quiero combatir la idea de la Sanidad es barato y que con pequeñas inversiones se tienen hospitales, ambulatorios, centros de diagnóstico o cirugía de alto nivel. La Sanidad es cara, se gestiona bien y este país hace un esfuerzo del que sentirse orgulloso en el campo de la salud.

Read Full Post »

El lunes, al conocerse el nombramiento del nuevo ministro de Sanidad, publiqué una entrada que era un cuadro con todos los ministro de Sanidad desde 1977, su titulación académica y su profesión. La volvemos a reproducir a continuación.

Ministros constitucionales de Sanidad
Pero soy consciente que esto no sirve para dar un panorama completo de quiénes son los máximos dirigentes de la sanidad en España, dado que el grande de descentralización en esta materia es altísimo.

Por ello he realizado con nuevo cuadro, con casi los mismos parámetros que hace dos días, pero centrándome únicamente en los diecinueve consejeros autonómicos con competencias que antes eran propias del Ministerio de Sanidad (en Ceuta y Melilla, que tienen algunas competencias sanitarias, la atención sanitaria dependen del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria que sí depende del Ministerio de Sanidad).

El perfil técnico está mucho más presente que en los últimos años del Ministerio, dado que doce de los consejeros/as tienen titulación sanitaria.

Consejeros de Sanidad

 

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.392 seguidores