¿Pedirán perdón en el siglo XXVI?

Juan Pablo II le pidió perdón a Galileo. En el fondo pedir perdón por lo que hicieron antecesores renacentistas tiene poco peso moral, por más que se recalcase su alcance “histórico” en los medios de comunicación. Una petición de perdón que nada cambió, una petición de perdón absolutamente intrascendente.

Benedicto XVI, sucesor de Juan Pablo II, va a por el mismo camino de las intrascendentes peticiones de perdón, pero con la diferencia de que los hechos sobre los que se implora el perdón son recientes y sus víctimas, la mayoría, viven y sufren las consecuencias.

Benedicto XVI quiere cerrar los casos de pederastia, que están siendo denunciados en Europa, por medio de cartas pastorales, actos de contrición y todo tipo de gestos simbólicos. Un perdón vacío.

Es el momento de asumir responsabilidades. Hans Küng ha indicado, muy certeramente, que el actual Papa es responsable directo de la ocultación y de la no persecución penal de estos delitos infames ya que él recibía todos los informes durante el Papado de Juan Pablo II (no en vano era el “número dos” del Vaticano). Benedicto XVI tendría que asumir su responsabilidad.

Pero hay más. Benedicto XVI debería eliminar todas las trabas que la Iglesia pone a la investigación penal de las denuncias. Debería obligar a los obispos, junto al informe al Vaticano, a denunciar a las autoridades los casos que le hayan llegado a su conocimiento; el Papa debería cesar a todo el que ocultase, a todo el que obstaculizase, a todo el que encubriese.

Si nada cambia y los que responsables siguen en sus puestos y ejerciendo su sacerdocio, las cartitas pastorales del Romano Pontífice estarían demostrando que sólo sirven para gastar papel y salir en los medios de comunicación. Si nada cambia, la responsabilidad aumenta y puede que llegue el día que a los jerarcas no sólo se les pida responsabilidad civil, sino también responsabilidad penal. ¿Tendrá que llegar un Papa en el siglo XXVI a pedir perdón por la pederastia de estas nuestros tiempos?

3 comentarios en “¿Pedirán perdón en el siglo XXVI?

  1. Por supuesto. Nunca en los momentos vividos, entonces las culpas podrían ser tachadas de infames. Es mejor, unos cuantos añitos más tarde. Nadie piensa en esos pobres “Santos inocentes” a los que se les rompió la vida antes de vivirla. Y luego se permiten el lujo de opinar y adoctrinar sobre el aborto…¡Malditos filibusteros!

  2. No creo que en el S XXVI quede iglesia para pedir perdón. No creo que llegue siquiera al siglo XXII. la ICAR tiene cada vez menos fieles; los que van quedando no son fieles exactamente, son forofos. Cada vez más encerrada en sí misma y más sectaria.

    Sus defensores, por otra parte, parece que están perdiendo el oremus. He aquí esta perla de Jon Juaristi:

    http://cordoba.abc.es/20100321/opinion-firmas/perversiones-20100321.html

    Pa mear y no echar gota, como se dice coloquialmente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s