Sistema mayoritario. Ventajas y desventajas

Los defensores de un sistema electoral mayoritario suelen argüir como un valor de este sistema el hecho de que incentiva la relación entre el representante y las personas que lo han elegido. Hay una persona en concreto que nos representa y a él le podemos exigir el cumplimiento de los compromisos, independientemente de los partidos.

Los intereses de la circunscripción son defendidos directamente en la cámara representativa correspondiente,  sin subordinarse a otros intereses, ya que si esto no se produce, el representante perderá su escaño a la primera oportunidad.

De esta forma el representante solamente se debe a sus electores y no a una estructura política, el partido, que decide quien coloca en una lista y en qué posición, forzando a los ciudadanos a elegir entre candidaturas con personas a las que no votaría en su vida, no garantizándose la permanencia en la lista necesariamente por su trabajo parlamentario.

Los detractores de este sistema consideran que algunas de sus virtudes son defectos si se les estudia detalladamente. Es probable que haya una mayor relación con los electores y una menos dependencia del partido político de turno, pero eso puede alimentar relaciones clientelares, el ejercicio de “lobby” en la capital a cambio de apoyo para las campañas electorales o a cambio de presencia en los medios de comunicación.

Los proyectos colectivos, como las infraestructuras, se vuelven sumamente costosos, porque todo aquel representante que no vea su circunscripción directamente beneficiada (y directamente es directamente) ofrecerá su voto a cambio de compensaciones en inversiones. De este modo, todo termina saliendo sumamente más caro.

Además hay un problema con las minorías políticas. Los que no consiguen que su opción política gane en su circunscripción no obtienen representación alguna, siendo en un sistema mayoritario más probable que en uno proporcional que una minoría electoral sea mayoría parlamentaria y que demasiados electores no estén representados en la cámara (o sobredimensionamientos).

8 comentarios en “Sistema mayoritario. Ventajas y desventajas

  1. Realmente tengo la impresión, Geógrafo, de que hablas de circunscripciones uninominales más que de sistemas electorales mayoritarios en general. Es evidente que una circunscripción uninominal es evidentemente mayoritaria, sin embargo, cabe la posibilidad teórica (no sé si práctica, no tengo bibliografía a mano ni ganas de buscar) de encontrar circunscripciones plurinominales combinadas con un modelo de elección mayoritaria… ¿O me equivoco?

    Es que, por ejemplo, yo empatizo mucho con la idea de curcunscripciones uninominales para según qué cargos, pero no aguantaría la idea de un sistema plurinominal mayoritario. De ahí que el título de tu post y su contenido me choquen un poco, aunque quizá el equivocado soy yo.

  2. No me convencen los argumentos en contra.

    El argumento de que “puede alimentar relaciones clientelares” no me sirve, porque eso ya sucede hoy. Alrededor de todos los partidos hay clientelismo más o menos encubierto. De hecho, los casos de corrupción que todos conocemos no son más que esas mismas relaciones llevadas al terreno de la ilegalidad.

    Lo de que los representantes ofrecerán su voto a cambio de compensaciones en inversiones, también sucede hoy con los partidos nacionalistas, es una de sus monedas de cambio por aprobar leyes y presupuestos.

    El problema de las minorías políticas, sí sería un tema a estudiar, pero creo que sería posible técnicamente alguna solución.

  3. ¿Qué te parece un sistema mixto como el alemán, sobre todo para permitir la existencia de partidos minoritarios? Las circunscripciones de un sólo representante evitan algo tan horrible como los diputados ‘cuneros’, que sólo pisan por su circunscripción cuando tocan elecciones. Un ejemplo: JM Aznar, que encima consiguió que haya gente que piensa que es de Valladolid…

  4. Me parece buena idea exponer argumentos a favor y en contra de cada sistema, y no incidir en esa versión maniquea que siempre pone por las nubes uno de los dos.
    Aun así en mi opinión, la preferencia sigue estando clara, el sistema mayoritario es más eficiente.

    Saludos.

  5. Estoy totalmente deacuerdo en el sistema de votación mayoritario,es más democratico,en cuanto a la corrupción eso se cura con el sistema que tengo patentado yó,que no es tan cruel como el mahometano,pero igual de efectivo y es el siguiente: MARCAR CON UN HIERRO AL ROJO,UNA MEJILLA, !!!SE CORREGIRIA AL INSTANTE!!!!

  6. Lo único que ocurriria con mi sistema es que con el tiempo,terminariamos todos marcados,bueno….casi todos,para que nó proteste ese que esta señalando con el dedo…

  7. “Los proyectos colectivos, como las infraestructuras, se vuelven sumamente costosos, porque todo aquel representante que no vea su circunscripción directamente beneficiada (y directamente es directamente) ofrecerá su voto a cambio de compensaciones en inversiones. De este modo, todo termina saliendo sumamente más caro.”

    -> Coño…. como el sistema autonómico, que el partido regional le pide al otro ciertas compentencias a cambio de su voto. Si fuera a cambio de inversiones ni tan mal. Con el sistema actual se negocia el modelo territorial – largo plazo – a cambio de apoyos puntuales (sesión de investidura)

    “Es probable que haya una mayor relación con los electores y una menos dependencia del partido político de turno, pero eso puede alimentar relaciones clientelares”

    -> ¿Ejemplos de relaciones clientelares? Yo no las veo. Lo que si genera relaciones clientelares son las listas cerradas y bloqueadas.

    “Los que no consiguen que su opción política gane en su circunscripción no obtienen representación alguna,”

    -> Los diferentes candidatos para acaparar votos incluiran en sus programas planteamientos de otros candidatos.

    EEUU, Inglaterra y Francia funcionan con distritos electorales y les va bastante mejor a nosotros. ¿No crees?

    En EEUU cada vez que el presidente de la república quiere llevar un proyecto adelante tiene que convencer a diputado a diputado. Aquí dos señores se meten en un despacho y lo deciden. ¿Que es mejor?

    Y otro tema que no mencionas, la elección directa del jefe del ejecutivo en voto directo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s